Sur de la Florida

Restauran antiguo mural de la Torre de la Libertad

CON ENORMES mapas del Viejo y el Nuevo Mundo en cada extremo, el elaborado mural ubicado en el 
mezzanine de la torre describe la llegada de los españoles a la Florida.
CON ENORMES mapas del Viejo y el Nuevo Mundo en cada extremo, el elaborado mural ubicado en el mezzanine de la torre describe la llegada de los españoles a la Florida. MDC

Bajo el techo en bóveda de la Torre de la Libertad, en una magnífica escena panorámica que cubre 40 pies de pared, el Viejo Mundo se encuentra otra vez con el Nuevo Mundo.

En el gran mural recientemente restaurado, los galeones españoles surcan las estilizadas olas; las sirenas juegan y, como siempre, el valiente Tequesta saluda a Ponce de León en la costa de la Florida.

Y por primera vez en muchos años, los personajes lucen como cuando la torre, que originalmente fuera la sede de The Miami Daily News, abrió sus grandes puertas en 1925.

El restaurado mural, pintado sobre una lona en la pared por un artista cuyo nombre se ha perdido, es la última pieza terminada en la gradual renovación emprendida por el Miami Dade College y en la revelación del interior de la torre, oculto por años de propiedad privada y abandono intermitente.

"Ahora luce hermoso y brillante'', dijo Vivian Rodríguez, directora de Asuntos Culturales del MDC, que en el 2008 recibió la torre, un Monumento Histórico Nacional, como un regalo del constructor Pedro Martín.

El mural del Nuevo Mundo, en el mezzanine, fue una escena familiar durante décadas para miles de personas --clientes del periódico primero y refugiados cubanos después-- que acudieron al edificio para poner anuncios o solicitar ayuda gubernamental, respectivamente.

La restauración del mural será presentada formalmente mañana. La ceremonia será sólo por invitación. Pero los funcionarios del MDC prometieron que pronto habrá oportunidad de verlo en futuras exhibiciones y eventos.

El mural está en el mayor piso de la torre, un gran espacio con columnas que sostienen un techo parecido al de una catedral. Originalmente, el espacio se utilizó para los departamentos de anuncios y circulación del periódico.

Aunque carece de la fina calidad de otro mural cercano con un tema similar --la descripción de la historia de la Florida de Denman Fink en el antiguo tribunal federal del downtown-- el ubicado en la Torre de la Libertad es importante porque se funde con el estilo de inspiración española de la edificación, de moda en Miami en la década de 1920.

Es también uno de los pocos interiores sobrevivientes del salón, que una vez tuvo amplios mostradores cubiertos de losas. Muchos otros elementos arquitectónico se removieron durante una incompleta renovación ordenada por sus propietarios sauditas en los años 80, o fueron destrozados por vándalos cuando la torre quedó vacante.

"‘Ese salón era el espacio más importante del edificio'', dijo el arquitecto Raúl Rodríguez, que supervisó la última gran renovación de la torre a principios de esta década, cuando era propiedad de la familia del difunto líder cubano Jorge Mas Canosa.

"Aparte de los arcos y las columnas, es todo lo que queda del original. Todo lo demás ha sido destruido''.

aviglucci@MiamiHerald.com

  Comentarios