Sur de la Florida

Las agencias de viajes a Cuba se anotan victoria

Cerca de 30 pasajeros esperaban chequear en la mesa de Gulfstream para viajar a Cuba.
Cerca de 30 pasajeros esperaban chequear en la mesa de Gulfstream para viajar a Cuba. MIAMI HERALD STAFF

Una ley estatal que pretendía hacer obligatorio el pago de altos depósitos en garantía a las agencias que operan viajes a Cuba no será implementada, luego que un juez federal de Miami sentenció que la normativa es inconstitucional e interfiere en asuntos de política exterior.

En su resolución dictada el martes, el juez Alan S. Gold mencionó que el aparato estatal no puede dar luz verde a leyes cuyos alcances son materia exclusiva del gobierno federal. El dictamen coincide con un informe del Departamento de Justicia de marzo que señaló que la ley afecta las normas federales de viajes a Cuba.

"El estado de Florida no tiene el derecho de aprobar una política exterior bajo nuestra Constitución ni interferir con el derecho exclusivo de Estados Unidos de establecer un enfoque cuidadosamente equilibrado para las relaciones con países extranjeros, incluido Cuba'', anotó Gold.

La medida conocida como "Ley de Vendedores de Viajes'' había sido aprobada por Tallahassee en el 2008 a instancias del representante estatal cubanoamericano David Rivera.

Tal como había sido propuesta, los operadores estaban obligados a pagar primas adicionales como requisito operativo hasta de $250,000 y cuotas anuales de registro de $2,500.

El fallo judicial fue recibido con satisfacción por los dueños de las agencias de viajes involucradas en el proceso de apelación, que comenzó el pasado 30 de junio.

"Es una gran victoria que ilustra el equilibrio con que ha obrado el sistema judicial. Rivera auspició esta ley siguiendo una agenda política determinada y en beneficio propio. Ojalá la Legislatura (estatal) no permita que vuelva a ocurrir algo así'', subrayó Armando García, presidente de la empresa Marazul.

El veredicto de Gold se dio a conocer un día después del anuncio hecho por la administración Obama de echar abajo las restricciones adicionales a los viajes familiares, liberar los despachos de remesas a Cuba y facilitar las comunicaciones con la isla.

Gold --un juez de amplia experiencia que fue nominado al cargo por el presidente Bill Clinton-- comentó en su veredicto final las nuevas acciones del gobierno de Obama hacia la isla y dijo que ‘‘en efecto, sucesos recientes indican cambios en los objetivos de política exterior de nuestra nación con respecto a Cuba, un argumento más contra la entrada en vigor de las enmiendas a la ley de viajes''.

La ley, que fue patrocinada por Rivera como un tema de seguridad territorial, se transformó en un enfrentamiento de largo aliento entre Tallahassee y una coalición de agencias estatales que operan viajes a países que el Departamento de Estado considera patrocinadores del terrorismo.

Ira J. Kurzban, abogado que defiende los intereses de los operadores de vuelos, precisó que el veredicto de Gold no hizo más que confirmar la naturaleza inconstitucional de la ley, y adelantó que exigiría al Estado de la Florida la "devolución'' de todos los gastos económicos en los que incurrieron sus clientes para defenderse contra la ley.

El abogado no quiso especificar el monto, pero sostuvo que se trataba de "cientos de miles de dólares''.

Sin embargo el representante Rivera, un opositor de línea dura que rechaza cualquier acercamiento con la isla, dijo que volvería a la carga y anunció a El Nuevo Herald que considerará ‘‘todas las opciones legislativas a mi disposición, incluyendo la posibilidad de una nueva ley en esta sesión legislativa o la próxima''.

Además, el legislador estatal promueve actualmente una cláusula pendiente de votación que prohíbe el uso de fondos estatales para viajes universitarios a Cuba.

Los requerimientos contenidos en la "Ley de Vendedores de Viajes'' son 10 veces más estrictos que los exigidos a las agencias que no venden boletos aéreos a Cuba o a cualquiera de las otras cuatro naciones "terroristas''.

Rivera declaró que el veredicto de Gold no lo tomó por sorpresa.

"Especialmente cuando sabemos que el nuevo abogado de la casa blanca, Greg Craig, sirvió como abogado para el gobierno cubano durante el caso de Elián González. Los hermanos Castro tienen aliados en esta nueva administración y estoy seguro que este mensaje le llegó al juez federal'', acotó.

jcchavez@elnuevoherald.com

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios