Sur de la Florida

Acusan a trío de esquema de fraude en documentos de inmigración

Dos hombres y una mujer que cobraban a ciudadanos latinoamericanos por el trámite de documentos con información falsa para obtener empleos en Estados Unidos fueron acusados de un esquema de fraude y falsedad por la Fiscalía federal del sur de laFlorida.

Néstor Romero, uno de los acusados, fue además sindicado de robo agravado de identidad, fraude en giros y usurpación de funciones por presentarse como oficial de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ante personas que requerían sus servicios.

Romero, de 56 años, Ada Calveiro de 59 y Rafael Díaz de la Rocha, de 52, ofrecían asistencia ante los organismos de inmigración y tramitaban vía internet formularios de solicitud de autorización de empleo (I-765) suministrando al gobierno datos que correspondían a inmigrantes legales, afirma la acusación.

En uno de los casos los acusados tramitaron la petición a favor de un ciudadano venezolano con información que correspondía a un inmigrante polaco en Estados Unidos.

En otra solicitud, fechada el 10 de agosto del 2004, suministraron el número de inmigrante de una persona nacida en Etiopía aunque el verdadero solicitante era natural de Guatemala.

La acusación registra pagos en cheques en cantidades que van de $120 a $2,000.

La mayoría de los trámites se radicaron en el 2004 y algunas de las reuniones con las personas que solicitaban asistencia para obtener el formulario, requisito para obtener un empleo, se realizaron en Nueva York.

Además de Venezuela y Guatemala, el pliego de cargos menciona casos de ciudadanos cubanos y colombianos, estos últimos tanto como solicitantes o como víctimas del robo de identidad.

A través de este esquema, los acusados recaudaron de sus clientes unos $426,700.

Los tres se presentaron en la Corte Federal ayer para ser notificados de los cargos yfueron liberados bajo fianza. Romero pagó $150,000. De ser hallado culpable, Romero afronta 34 años de prisión. Calveiro y Díaz de la Rocha podrían ser condenados a 20 años.

  Comentarios