Sur de la Florida

Encuesta: la mayoría apoya liberar viajes y remesas a Cuba

La mayoría de los cubanos y cubanoamericanos apoya la forma en que el presidente Barack Obama lidia con el gobierno de la isla, según una nueva encuesta que sugiere que el tradicional apoyo de la comunidad a una política de línea dura hacia Cuba pudiera estar perdiendo fuerza.

La encuesta halló que 64 por ciento de los encuestados estaba de acuerdo con el levantamiento de todas las restricciones a las remesas y visitas de los cubanoamericanos a sus familiares en Cuba. El 27 por ciento dijo estar en contra.

La encuesta telefónica entre 400 cubanos y cubanoamericanos adultos en la Florida, Nueva Jersey y otros estados se hizo en inglés y español entre el 15 y el 16 de abril, días después de que Obama anunciara el relajamiento de las sanciones contra La Habana. El margen de error es de 5 puntos porcentuales.

"Diez años atrás no hubiera habido nada parecido a estas cifras. Ahora es la realidad de la comunidad'', dijo Fernand Amandi, encuestador de Bendixen & Associates, una firma demócrata que hizo la encuesta. "No tiene precedentes sugerir que, por primera vez, la comunidad está alineada con un presidente demócrata en la política hacia Cuba''.

Aunque Obama no autorizó los viajes de los estadounidenses a Cuba, la encuesta sugiere que también encontraría respaldo para esa medida. Según la encuesta, 67 por ciento de los cubanos y cubanomericanos apoyan levantar todas las restricciones para que los estadounidenses puedan viajar a la isla.

Obama ha dicho que apoya el embargo económico contra Cuba. Según la encuesta, la comunidad está dividida sobre el tema. El 42 por ciento de los encuestados opina que debe seguir mientras que 43 por ciento considera que debe eliminarse.

Amandi dijo que la encuesta refleja que los cubanos llegados recientemente y los cubanoamericanos de segunda y tercera generación "no necesariamente comparten la línea dura de sus predecesores'' y que algunos exiliados más viejos "también pudieran estar cambiando de opinión'', afirmó.

"Hace seis o diez años hubiera habido tremenda oposición a cualquier relajamiento de las sanciones'', dijo Amandi. "Esto representa un cambio de 180 grados, una toma de conciencia de que tras 50 años no se ha hecho nada por impulsar la libertad en Cuba''.

Sin embargo, Mauricio Claver Carone, destacado cabildero a favor del embargo, observó que los tres legisladores republicanos por Miami que respaldan las sanciones de línea dura --y que han criticado a Obama por eliminar los límites a las remesas-- se reeligieron fácilmente en noviembre, aunque Obama hubiera conseguido alrededor de 35 por ciento del voto cubanoamericano en el sur de la Florida.

"Los legisladores cubanoamericanos considerados de línea dura superaron a ambos candidatos presidenciales en el sur de la Florida en todos los colegios electorales'', dijo Claver Carone. ‘‘Eso quiere decir que hubo personas que votaron por Barack Obama y por estos puntales del embargo. Esas encuestas casi carecen de sentido''.

Pero la encuesta determinó que Obama tiene "un nivel de simpatía sorprendentemente alto entre los cubanoamericanos'', un bloque electoral que tradicionalmente favorece a los republicanos. Dos tercios de los cubanos adultos que participaron en la encuesta --67 por ciento-- lo considera favorablemente, mientras que sólo 20 por ciento lo considera de manera desfavorable.

"Si yo fuera un estratega republicano miraría estas cifras con cierto nerviosismo'', dijo Amandi. "Son cifras tipo Charlie Crist''.

La encuesta sugiere que el número de cubanos que envía dinero a sus familiares en Cuba no ha aumentado significativamente --44 por ciento-- pero que la cantidad de las remesas aumentará.

lclark@MiamiHerald.com

  Comentarios