Sur de la Florida

Florida se prepara para la mayor movilización de guardias nacionales

Soldados de EEUU, luego de una ceremonia de corazones purpuras en la base Marez en Mosul, 360 km al noroeste de Bagdad, Iraq.
Soldados de EEUU, luego de una ceremonia de corazones purpuras en la base Marez en Mosul, 360 km al noroeste de Bagdad, Iraq.

Más de 4,000 guardias nacionales de la Florida, incluyendo unos 600 del sur de la Florida, van a ser llamados a servicio activo en los próximos meses en lo que será la mayor movilización en la historia del estado.

La mayor parte se desplegará en las guerras de Irak y Afganistán, según el portavoz de la Guardia Tte. Col. Ron Tittle. Otros pudieran ser asignados a misiones de seguridad federal en Estados Unidos.

"No estoy seguro qué esperar'', dijo Ernest Mason, 20, residente de Coral Springs, que dejará a Camilla, su esposa de cuatro meses, cuando parta para su misión de combate de un año en Irak con el Primer Batallón del 124 Regimiento de Infantería. "Es una preocupación. Pero he pensando en estar en el ejército desde que tenía 14 años. Y estoy entrenando lo más que puedo''.

Los guardias de la Florida también serán enviados a Afganistán como parte de los planes del gobierno de Obama de duplicar el número de tropas allí. En Irak, de donde se siguen retirando efectivos, quedan unos 142,000 solados.

El presidente Barack Obama anunció que la misión de combate de EEUU en Irak terminaría para septiembre del 2010, pero no ha establecido ninguna cronología para la participación norteamericana en Afganistán.

Los llamamientos de la Guardia tendrán lugar al inicio de la temporada ciclónica. Un tercio de todas las tropas de la Guardia pudieran estar fuera del estado para enero del 2010.

Oficiales de la Guardia insistieron en que la Florida seguirá preparada para cualquier emergencia, incluyendo múltiples golpes de un huracán de categoría 5. Dijeron que quedarán 8,000 tropas de la Guardia Nacional y de la Guardia Nacional Aérea con nuevos equipos y acuerdos de ayuda recípocra con otros estados.

El estado afrontó una situación similar en 2004 y 2005, cuando la Florida fue azotada por una serie de huracanes mientras las Guardia Nacional estaba profundamente comprometida en las primeras etapas de la guerra de Irak.

"Estamos en mejor forma que entonces'', dijo Tittle, que recientemente habló de la preparación para la temporada ciclónica durante una reunión en la Cámara de Comercio de Homestead/Florida City.

Los camiones y Humvees que la Guardia dejó en Irak han sido reemplazados, y las tropas se han reforzado con nuevos equipos, dijo Tittle. Incluidos en esos equipos hay cuatro helicópteros Chinook CH-47, varios vehículos todoterreno y mejoradas unidades de comunicaciones móviles.

A principios del año pasado, el comandante de la Guardia dijo que los almacenes de equipos habían bajado a un tercio de los niveles de antes del 11 de septiembre del 2001. En cierto momento, la escasez se hizo tan crítica que el comandante Gen. Doug Burnett consideró denegar cualquier solicitud de otros equipos por parte del ejército.

Mike Stone, un portavoz de la División de Administradión de Emergencia de la Florida, dijo que el despliegue de la Guardia no debía de ser preocupante. "Siempre han podido responder al llamamiento cuando han hecho falta'', dijo. "Hemos pasado por estos despliegues anteriormente''.

Desde los ataques del 9/11, más de 10,500 guardias de la Florida han sido movilizados para guerras de ultramar y funciones nacionales, según funcionarios de la Guardia.

Esos despliegues han tenido un precio: 16 guardias de la Florida han muerto en servicio activo desde el 2003. Centenares han sido heridos por bombas y ataques de morteros.

Siguiendo las orientaciones del Pentágono, recientemente la Guardia ha iniciado un programa de prevención de suicidio entre los soldados que regresan. Por los menos dos guardias se han suicidado tras regresar de misiones de combate, dijo Tittle.

Entre los soldados que vieron los combates más intensos en los primeros días de la guerra de Irak hubo miembros del Primer Batallón del 124 Regimiento de Infantería. Aunque no se reportaron muertes, la unidad se vio bajo feroces ataques en Bagdad y Ramadi y regresaron en 2004 con más de 50 Corazones de Púpura.

"No espero que sea tan caótico como fue entonces, pero pudiera volverse igualmente violento en un segundo'', dijo el Sgt. Christopher Backmann, 34, de Boynton Beach, que se estaba preparando para servicio activo junto con otros soldados del Primer Batallón en un arsenal de West Pam Beach. "Hemos estado en esto desde hace cuánto ¿cinco, seis años? Uno esperaría que las cosas estuvieran más organizadas por allá''.

En realidad, los funcionarios del Pentágono reportan que el nivel de violencia contra los efectivos nnorteamericanos ha disminuido sustancialmente aunque la violencia continúe.

Por lo menos 75 personas murieron, 120 fueron heridas recientemente en dos explosiones en Bagdad y en una ciudad al norte de la capital.

"Ir por la calle allí no es simplemente ir por la calle'', dijo Mason, que se graduó de la Escuela Secundaria de Coconut Creek en 2007 y piensa hacerse un paramédico civil.

"Uno tiene que cuidar a sus amigos'', dijo. "Y es bueno saber que la mayoría de mi pelotón tiene experiencia de combate''.

  Comentarios