Sur de la Florida

Derriban histórica iglesia episcopal de St. Stephen

LAS CUADRILLAS iniciaron el lunes la demolición de capilla episcopal de St. Stephen, en Coconut Grove, 
que era la iglesia más antigua en la ciudad de Miami.
LAS CUADRILLAS iniciaron el lunes la demolición de capilla episcopal de St. Stephen, en Coconut Grove, que era la iglesia más antigua en la ciudad de Miami. The Miami Herald

Los desesperados esfuerzos de los historiadores para salvar una iglesia construida hace 97 años en terrenos que pertenecieron al pionero de Coconut Grove, el comodoro Ralph Munroe, fracasaron el lunes cuando los equipos de demolición derrumbaron la fachada y bajaron la campana.

Un grupo encabezado por la preservacionista Arva Parks Moore se reunió con líderes de la Iglesia Episcopal St. Stephen el domingo por la tarde y se fueron de la reunión con la idea de que habían logrado suspender la demolición.

Sin embargo, el domingo por la noche se les dijo que la escuela presionaría para seguir adelante con su plan de construir aulas y un edificio comercial donde estaba la estructura, frente al Main Highway en el principal distrito financiero de Coconut Grove.

Wilifred Allen Faiella, pastora de St. Stephen, dijo que los planes datan de hace dos años y que la iglesia recibió el permiso de demolición en enero. Agregó que se encontró moho en las paredes.

En cuanto a la solicitud para demorar la demolición y preservar la edificación, Allen Faiella dijo: "Ya exploramos esa posibilidad''.

Se cree que este era el edificio religioso más antiguo de Miami y la capilla original, construida en 1912 al estilo de las misiones españolas, no se ha usado desde hace varias décadas y se utilizado sobre todo como aula.

Las críticas comenzaron durante el fin de semana, cuando un vecino informó a Moore y a otros que alguien estaba derrumbando una sección del edificio. Los activistas se aparecieron en masa en el lugar, protestaron y en un principio pudieron detener la demolición después de llamar a la policía y preguntar si la escuela tenía permiso para demoler la estructura.

Fue entonces que las partes interesadas se reunieron.

"Fue una reunión civil y razonable'', dijo Moore. "Les pedí que nos dieran una semana más para detener la demolición, para poder reunirnos con el arquitecto y sugerirle que se podrían salvar algunas partes importantes de la histórica iglesia y claustros, así como satisfacer las necesidades de la otra parte''.

Sin embargo, el lunes a las 7 a.m. una niveladora llegó al lugar para continuar la demolición. Como el arco de la entrada principal estaba cerrado, había que mirar por encima de la pared de cinco pies de alto para ver los montones de escombros y una pequeña fuente que estaba parcialmente rota.

"Lo que resulta triste es que no sabía que existía esta iglesia'', dijo Ellen Uguccioni, funcionaria municipal de la Junta de Preservación Histórica. "Realmente nos hace falta que la comunidad nos diga qué hay en la ciudad y qué es importante para ellos''.

Allen-Faiella dijo que el edificio --que solía llamarse Sopher Hall, y que estaba en desuso desde los años 50-- es inadecuado para usarlo como aula. Allen Faiella prometió que el nuevo edificio será una réplica de la fachada, con la cruz y la campana originales.

"Están en buenas manos'', dijo la pastora.

No obstante, los que critican el plan dicen que la imitación de la entrada de la iglesia que se piensa añadir al moderno edificio comercial sólo es una caricatura del original, que no tiene el mismo tamaño ni las mismas proporciones que la estructura original de 1912.

Aunque los preservacionistas conocían el plan de ampliación de la escuela, dijeron que no se percataron de que los planos incluían la demolición de la iglesia hasta que un miembro de la congregación que trabajaba en el proyecto se los informó.

El arquitecto Jorge Hernández, que también pertenece al Fideicomiso Nacional, estaba el lunes en el lugar después de las primeras obras de demolición. Hernández regresó después y dijo que incluso con la destrucción había partes que valía la pena salvar, como las ventanas y la armazón de la iglesia.

"Ya el daño está hecho'', dijo. "Pero hay partes que pueden salvarse si se tratan con cuidado''.

El comisionado Marc Sarnoff, en cuyo distrito está el lugar, dijo que creía que la demolición se había pospuesto hasta el jueves por lo menos, cuando tenía pla-neado discutir el problema en una reunión del municipio.

En cuanto a la demolición de la estructura, Sarnoff señaló que nunca se declaró monumento histórico. "Debían haberlo hecho'', agregó.

  Comentarios