Sur de la Florida

Revelan nombres de sobrevivientes del naufragio

Rescatistas transportan a la morgue los restos mortales de una de las víctimas del bote de inmigrantes volcado hoy, 13 de mayo de 2009. El bote se volcó a quince millas de la playa Rivera, en Boynton Beach, Florida (EEUU). Según reportes en el bote se encontraban entre 24 y 27 extranjeros de los cuales ocho murieron y fueron enviados al área de Riviera Beach, Florida.
Rescatistas transportan a la morgue los restos mortales de una de las víctimas del bote de inmigrantes volcado hoy, 13 de mayo de 2009. El bote se volcó a quince millas de la playa Rivera, en Boynton Beach, Florida (EEUU). Según reportes en el bote se encontraban entre 24 y 27 extranjeros de los cuales ocho murieron y fueron enviados al área de Riviera Beach, Florida. EFE

El viernes el Servicio Guardacostas de Estados Unidos reveló los nombres de 16 personas rescatadas de un bote que se hundió en la mañana del miércoles frente a la costa de Palm Beach, dándoles mucha alegría a los familiares, que habían estado esperando tensos durante dos días por saber cuál había sido el destino de sus seres queridos.

Mientras tanto, las autoridades federales de inmigración continuaron su investigación penal sobre quién es responsable de la muerte de otras nueve personas cuyos cadáveres fueron recuperados después de una operación de búsqueda y rescate de lo que se sospecha fue una operación de contrabando humano que salió mal. Los nombres de los muertos no se han revelado.

La fiscalía estatal de Miami ha dicho que es demasiado temprano en la investigación para determinar si se van a plantear cargos penales contra alguien.

Pero una fuente familiarizada con el caso le dijo ayer al Herald que los investigadores han escuchado relatos contradictorios de los sobrevivientes sobre lo que ocurrió el miércoles en la mañana cuando el bote confrontó problemas en alta mar. Algunos de los sobrevivientes dicen que se vieron forzados a saltar al mar.

Algo que se suma al misterio es que los agentes del Servicio Guardacostas y otros no han podido localizar el bote, que se les dijo se hundió unas 15 millas al este de Boynton Beach.

El Servicio Guardacostas le puso fin a los esfuerzos de búsqueda el jueves por la noche, no sin antes peinar las aguas desde Boynton Beach a Cabo Cañaveral. No encontraron restos ni señales de la embarcación, que según se reportó salió de las Bahamas el domingo con más de dos docenas de personas a bordo.

José Castellano, de la Protección de Fronteras (CBP), dijo ayer que se iban a trasladar 11 de los sobrevivivientes de un escampavías de los guardacostas en el Atlántico, pero no quiso discutir el alcance de la investigación penal.

"Los va a procesar la CBP'', dijo. "Hasta ahí puedo llegar solamente debido al número de agencias involucradas''.

Otros cinco sobrevivientes ya estaban en tierra desde principios de semana. Tres están hospitalizados en el Condado Palm Beach, los otros dos están bajo custodia federal.

Las autoridades federales de inmigración dicen que no se han tomado decisiones de inmediate en cuanto a la posible repatriación de sobrevivientes a su tierra.

Los defensores de la inmigración aplaudieron la acción por parte de funcionarios federales de sacar a los inmigrantes del escampavías, diciendo que eso podría darles acceso a abogados y establecer reclamaciones de asilo para quedarse en EEUU.

"Se ha tomado la decisión apropiada'', dice Cheryl Little, directora ejecutiva del Florida Immigrant Advocacy Center.

Little y el representante federal Kendrick Meek, demócrata de Miami, ha escrito cartas a las autoridades federales de inmigración ejerciendo presión para que se traiga a tierra a los potenciales inmigrantes.

"El Servicio Guardacostas ha insinuado que esto puede haber sido una operación de contrabando de inmigrantes. Es importantes que se lleva a la justicia a los contrabandistas. El único modo en que se puede realizar una investigación factible es que las víctimas estén en tierra'', dijo Little.

Para los familiares de personas que sobrevivieron el abortado viaje, la revelación de las identidades fue un gran alivio y puso fin a una terrible espera.

Algunos miembros de la comunidad haitiana se han prestado para ayudar a los familiares de las víctimas. El dueño de Emmanuel Funeral Home dijo que les dará sepultura a los muertos del viaje, gratis.

  Comentarios