Sur de la Florida

Cubanoamericano secuestrado admite pago por su rescate

Cecilio Padrón, el empresario cubanoamericano de Miami secuestrado en Panamá y liberado el pasado febrero, reconoció a autoridades del Istmo que pagó por su liberación, según lo reveló el diario La Prensa de ese país basándose en una declaración del empresario ante la fiscalía.

Padrón afirmó que no está convencido de que sus captores fueran miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como se informó tras su secuestro en abril del 2008.

Sin embargo, señaló que todo el tiempo estuvo en poder de personas con acento colombiano que lo trasladaban cada semana a diferentes refugios en una zona selvática.

Padrón, quien no reveló la cantidad pagada por su rescate, relató que tras su liberación fue recibido por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en una localidad de la costa pacífica de Panamá.

De acuerdo con La Prensa, Padrón tomó un autobús en la población de Pacora al que se subieron dos sujetos altos, fornidos y de aspecto extranjero.

"Tras una rápida mirada a los pocos pasajeros, los dos hombres identificaron al que buscaban. Se le sentaron al lado y en voz baja le dijeron: "Señor Cecilio Padrón, no se asuste, somos del FBI'', afirma el diario.

Eric Padrón, hijo del empresario y quien ejerce la abogacía en Miami, dijo a El Nuevo Herald que no puede comentar el artículo por cuanto no lo ha leído aunque sabía de su publicación. Agregó que su padre no se encontraba en Miami.

Padrón vivía desde hacía 15 años en Panamá donde estaba al frente de un próspero negocio inmobiliario. Fue miembro directivo de la Fundación Nacional Cubano Americana.

Según el relato de Padrón y documentos consultados por el diario, el secuestro ocurrió en la zona de Juan Díaz, ubicada en el este del área metropolitana de la Ciudad de Panamá, casi al mediodía del 4 de abril del 2008.

El automóvil en el que se desplazaba fue inmovilizado por una patrulla de la Policía Nacional y por un Toyota Yaris que se estacionó en la parte trasera.

Dos hombres vestidos de civil subieron a Padrón al Yaris mientras que otro tomó su automóvil. Los tres carros a los que se unió una segunda patrulla de la policía tomaron una ruta hacia la costa pacífica.

Padrón, de 66 años, fue obligado a abordar un bote con sus ojos vendados y al cabo de ocho horas de navegación fue entregado a otro grupo de captores que presuntamente le pagó al primero una cantidad indeterminada de dinero.

Afirma La Prensa que Padrón fue llevado hacia un sector montañoso, supuestamente en el Chocó colombiano, fronterizo con Panamá.

"Durante su largo cautiverio, el rehén era cambiado de lugar de manera periódica. Algunas veces dormía dentro de ranchos hechos con pencas, otras en hamacas, y la mayoría de las veces en el suelo. Solo ingería agua, arroz y frutas silvestres'', afirma la publicación.

Los investigadores lograron identificar a los sospechosos del secuestro basándose en videos que captaron algunas cámaras de vigilancia instaladas en en el recorrido de la caravana.

Por el secuestro fueron arrestados un subteniente, un cabo, un agente y un ex agente de la desaparecida Policía Técnica Judicial (PTJ).

La Prensa citó como uno de los supuestos autores intelectuales del secuestro a Luis Orobio Lobón, a quien identifica como enlace para el narcotráfico y el secuestro de las FARC.

  Comentarios