Sur de la Florida

Encausadas 4 personas por asesinato de guardia en el Dadeland Mall

Testigos y cuentas de teléfonos celulares ayudaron a capturar a cuatro personas acusadas de asaltar en pleno día a un camión blindado de la empresa Dunbar y asesinar a un guardia dentro del Dadeland Mall el año pasado.

Las cuatro comparecieron ayer ante una corte federal, y fueron formalmente acusadas en la muerte de Carlos Alvarado, de 57 años, que trabajaba en dos empleos como guardia de seguridad para mantener a su familia y enviar a sus hijos a la universidad. El hombre de Hialeah Gardens trabajaba para Dunbar desde 1999.

Las cuatro fueron acusadas del uso de un arma de fuego para cometer un robo y provocar una muerte.

Los acusados son Dwight Carter, de 23 años; Emmanuel Maxime, de 23 años; Erskaneshia Ritchie, de 21 años; y Nikkia Ashanti Thomas, de 21 años.

Cada uno se enfrenta a cadena perpetua de ser hallado culpable. Los familiares de los sospechosos estaban en el tribunal, y se veían visiblemente consternados en la audiencia de ayer ante el juez magistrado Ted E. Bandstra, pero no quisieron hablar con la prensa.

Agentes de la policía de Miami-Dade junto a efectivos del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos se encargaron el miércoles de efectuar los arrestos. Las autoridades no dijeron cómo los detectives pudieron identificar a la pandilla de malhechores.

El documento procesal, preparado por Robert Christie, detective de la policía de Miami-Dade, detalla los pasos del grupo durante la mañana del 1ro. de diciembre del 2008.

Según el documento, Carter y Maxime se encontraban dentro del centro comercial, mientras Thomas y Ritchie estaban afuera en un auto separado, siendo Ritchie, la única mujer del grupo, quien actuaba como vigilante.

Los hombres esperaron adentro nerviosamente cerca de 20 minutos para que Alvarado llegara con la recogida diaria de dinero.

Algunos testigos se percataron de que Maxime escogió algunas ropas y miraba a través de la ventana. Los dos hombres hablaban entre sí por los celulares. Ritchie los llamó para decirles que el camión había llegado.

Cuando Alvarado caminó por la tienda Express con dos bolsas de dinero en las manos, los hombres lo emboscaron.

Los dos estaban armados. Carter le disparó a Alvarado más de 12 veces con una pistola de 9 mm, alcanzándolo cuatro veces. Carter se apoderó de las bolsas con dinero.

Los dos hombres escaparon a través de una puerta de un costado de la tienda con $63,000 en efectivo y en cheques.

Varias llamadas de los teléfonos celulares de los sospechosos fueron detectadas por torres del área cerca del mall dos días antes del robo, lo que sugiere que la banda estaba vigilando la tienda.

De igual modo, cuatro testigos que dijeron haber visto a los hombres antes y durante la balacera, ayudaron en la identificación de ellos, según el documento presentado en la corte.

Se cree que la fiscalía estatal podría también buscar la pena de muerte. Carter y Maxime tienen antecedentes penales en la Florida.

  Comentarios