Sur de la Florida

Nuevo plan médico trae esperanza a miles

PENNY SHAFFER, presidenta de Blue Cross Market, dijo que la mayoría de los médicos generales de la red aceptaron cobrar 
unos $50 por las consultas normales, que el plan cubrirá. La foto fue tomada en el 2008.
PENNY SHAFFER, presidenta de Blue Cross Market, dijo que la mayoría de los médicos generales de la red aceptaron cobrar unos $50 por las consultas normales, que el plan cubrirá. La foto fue tomada en el 2008. The Miami Herald

Ofreciendo lo que sus creadores consideran que podría ser un modelo de seguro médico asequible para todo el país, una sociedad público-privada anunció el martes un plan para ayudar a las aproximadamente 600,000 personas que se cree que no tienen seguro médico en Miami-Dade.

Llamado Miami-Dade Blue, el gobierno condal trabajó con Blue Cross Blue Shield of Florida para crear un plan que a un hombre saludable de 35 años le podría costar unos $100 mensuales.

"Este plan será no sólo es muy avanzado, sino un verdadero modelo nacional'', dijo Janet Perkins, de la Oficina de Planeación de Servicios Médicos de Miami-Dade. "No es la única solución a las necesidades de todos, pero hemos hecho nuestro mejor esfuerzo para que funcione'', agregó.

Algunos corredores de seguros dijeron que les preocupa que los beneficios del plan son menos que los de la mayoría de otros planes populares, como la falta de cobertura de medicamentos por receta de marca. "El plan tiene su parte débil'', dijo Sandra Foertsch, de South Florida Health Insurance Services.

Para los que tienen seguro médico en su empleo, el nuevo plan tal vez no resulte gran cosa, pero las autoridades locales dicen que es una enorme mejora para los que no tienen nada.

El concepto del nuevo plan lo concibió originalmente el comisionado Joe Martínez hace unos cinco años cuando recordó que cuando era policía veía con frecuencia las salas de emergencia llenas de gente sin seguro porque no podían pagar servicios preventivos de salud.

Martínez dijo el martes que se sentía como si estuviera de parto. "No sé cuántas negociaciones fracasaron y tuvimos que empezar otra vez'', dijo el comisionado en una entrevista. "Ha sido una larga jornada y difícil, pero estoy muy entusiasmado''.

Después de un deducible de $250, el plan paga 90 por ciento de los costos de hospital y 100 por ciento de los exámenes de laboratorio en la red. El plan contempla ofrecer medicinas por receta genéricas con un copago de $10.

Uno de los mayores problemas fue lograr que las compañías participantes aceptaran tarifas con descuento. Cerca de 1,500 médicos accedieron a formar parte de la red de Miami-Dade Blue.

Penny Shaffer, presidenta de Blue Cross Market, dijo que la mayoría de los médicos generales de la red aceptaron cobrar unos $50 por las consultas normales, que el plan cubrirá. Las consultas con los especialistas costarán más a los pacientes.

Veinte clínicas comunitarias forman parte de la red, como CHI, Borinquen y Miami Beach Community Health Center. Siete hospitales también pertenecen a la red: las tres instalaciones del Jackson Memorial, Palmetto General, de Tenet, así como el Hialeah Hospital y Coral Gables Hospital, además del Homestead Hospital, del sistema Baptist.

Martínez bromeó el martes con un ejecutivo del Baptist en la conferencia de prensa donde se dio a conocer el plan: "Tal vez podamos hacer que usted firme por otros hospitales de Baptist''. Baptist Health South Florida también administra los hospitales Baptist, South Miami y Doctors.

El condado ayudó a dar forma al plan, que Blue Cross ganó en una licitación, pero no le costará nada a los contribuyentes. Miami-Dade Blue se ofrecerá a personas con un máximo de 65 años y a pequeñas compañías con un máximo de 50 empleados.

El plan fue creado como un proveedor tradicional de servicios preferenciales, sin aprobación previa para prestar servicios.

Shaffer enfatizó que espera que el plan pueda reducir notablemente la cantidad de personas sin seguro médico en el condado pero que "no es una panacea''.

El asegurador tiene derecho a rechazar a las personas que según el plan pudieran costarle mucho dinero en servicios.

Es probable que las personas sin seguro con enfermedades complicadas sean rechazadas, aunque a los negocios se les garantizará la cobertura si participa 70 por ciento de los empleados y el propietario paga por lo menos 50 por ciento de las primas.

Para que Miami-Dade Blue fuese asequible, Perkins y Shaffer dijeron que el plan se formuló con primas y copagos bajos, con un límite anual de $2,500 que los asegurados pagarían de su bolsillo y prestaciones de por vida por valor de $5 millones.

"Esto podría permitir a muchos conseguir su primer seguro médico, de modo que podrían tener numerosas reclamaciones'', dijo Shaffer.

Un producto similar, Blue Select, se estudia en Broward, pero sin la participación del gobierno condal, agregó Shaffer. El plan de Broward es para beneficio de la pequeña empresa.

Foertsch, la corrredora de seguros, dijo que el plan de Miami-Dade tiene algunas deficiencias: no cubre medicinas por receta de marca, aunque los pacientes pueden pagar un precio negociado con Blue. Las visitas a la sala de emergencia cuestan $500, además de 10 por ciento por una visita que no incluya operaciones, en la red. Para los tratamientos no quirúrgicos en una sala de emergencia fuera de la red el costo es $1,000 cada una, además de un deducible anual de $750 y el 40 por ciento de todos los costos.

Shaffer dijo que los cargos se basaron en las mejores ofertas que pudieron negociarse con los hospitales y que Miami-Dade Blue no pretende competir con los planes normales de cobertura. "El 80 por ciento de los que no tienen seguro sí tienen algún tipo de empleo --a menudo dos empleos a tiempo parcial-- pero en el trabajo no les ofrecen seguro médico''.

  Comentarios