Sur de la Florida

Aumentan las ejecuciones hipotecarias en la Florida

La debilidad de la economía y el descenso en los precios de las casas arrastraron a otros 99,000 prestatarios de la Florida al embargo hipotecario en los tres primeros meses del año, llevando el total de hipotecas en alguna etapa de ejecución a 374,134.

Con 11 por ciento de sus hipotecas de casas en liquidación, la Florida quedó primera en el país en moras y fue el único estado en los dobles dígitos. El índice subió aproximadamente 2 por ciento con relación al último trimestrre, según las cifras publicadas el jueves por la Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA).

El índice nacional era de 3.85 por ciento, un aumento de medio punto porcentual en comparación con el trimestre anterior, que representó un máximo sin precedentes.

En la medida en que las pérdidas de empleo subían y los ingresos bajaban, más y más personas se retrasaban en el pago de sus hipotecas, y los problemas de pago han estado afectando a un número creciente de prestatarios de buen crédito con hipotecas tradicionales.

El índice de pagos atrasados 30 días o más era de 10.67 por ciento en la Florida, o alrededor de 378,000 entre unos 3.54 millones de préstamos.

El índice bajó ligeramente con relación al trimestre anterior pero eso siempre sucede a inicios del año, dijo Jay Brinkmann, principal economista de la MBA. Nacionalmente, el índice era de 9.12 por ciento. La crisis de la Florida es particularmente aguda debido al extraordnario aumento de los valores inmobiliarios durante la explosión de la vivienda. La gente se apresuró a comprar propiedades que, en muchos casos, no podían permitirse. Cuando los precios colapsaron, los propietarios se vieron atrapados, incapaces de vender o refinanciar. Otros se vieron prisioneros de hipotecas de tasa ajustable con pagos que crecían verticalmente.

Con los precios de las casas de la Florida en continuo descenso, Brinkman pronosticó que los embargos seguirían aumentando durante el resto del año. Un exceso de propiedades nuevas hace de la estabilización de los precios una posibilidad todavía lejana.

"Va a hacer falta que la demanda se empate con la oferta sólo para detener la caída de los precios. Y, aún así, pudiera no subir hasta poder atraer compradores'', dijo Brinkman. A fines de marzo, aproximadamente 71 por ciento de los propietarios que habían comprado en Miami-Dade y Broward en los últimos cinco años estaba bajo el agua, o debían más de lo que valían sus casas, el llamado valor adquirido negativo, según Zillow.com, un servicio de bienes raíces en la internet.

Los analistas han dicho que el valor adquirido negativo es una una de las principales razones por las que los prestatarios caen en embargo. Si necesitan vender, no pueden o, al menos, no pueden vender por lo suficiente para cubrir la deuda. O pueden decidir tirar la toalla, pensando que es mejor aceptar sus pérdidas y alquilar.

Aunque la mayoría de los prestamistas ha establecido programas de modificación de préstamos y está ayudando a los prestatarios a reducir sus pagos mensuales a través de recursos como reducciones en las tasas de interés y extensión de términos, muchos propietarios están cayendo en mora. Un reciente estudio de Fitch Ratings proyectó que hasta 75 por ciento de las modificaciones de las hipotecas de alto riesgo se retrasarían en 60 días o más en un año. Brinkman dijo que las llamadas re-moras pudieran aparecer en las nuevas estadísticas de embargos: "Pudieran incluir en las cifras a personas que han caído en mora más de una vez''.

  Comentarios