Sur de la Florida

Barrio Art Deco de Miami Beach celebra 30 años de su renacimiento

El Hotel Webster, en 1120 Collins Avenue, es una edificación emblemática del estilo Art Deco en Miami Beach.
El Hotel Webster, en 1120 Collins Avenue, es una edificación emblemática del estilo Art Deco en Miami Beach. THE MIAMI HERALD

El barrio Art Deco de Miami Beach, la más grande concentración de ese estilo arquitectónico en el mundo, estaba invadido por el crímen y amenazado por planes de demolición cuando 30 años atrás salió de la ruina, declarado sitio histórico por el gobierno estadounidense.

Activistas liderados por la diseñadora Bárbara Baer Capitman (Chicago, 1921-1990) lograron en mayo de 1979 que las construcciones fueran protegidas y declaradas de interés federal, un hito histórico que hizo renacer a Miami Beach y que la ciudad celebra este mes.

Cientos de hoteles, casas y edificios de apartamentos construidos entre principios de 1930 y mediados de 1940 constituyen una colección única en el mundo. Se trata de un conjunto de más de 700 edificaciones de estilo art deco al que la fama de South Beach quedaría desde entonces asociada.

"¿Como sería South Beach hoy, 30 años más tarde, si todos estos edificios hubieran sido demolidos?", se preguntó Barry Chase, presidente de la Liga de Preservación de Diseño de Miami (MDPL, en inglés).

"La protección del distrito Art Deco llevó a que South Beach se convirtiera en una meca para el turismo, el arte, la moda, la vida nocturna y la cultura'', subrayó.

El distrito Art Deco se construyó como una muestra de la pujanza de Miami para hacer frente a los años posteriores a la 'Gran Depresión' en el país.

A tono con ese momento económico, el diseño arquitectónico tuvo una línea más simple y menos angulosa y decorativa que el art deco clásico que surgió en Francia a mediados de los años 20.

El barrio conocido inicialmente como "Old Miami Beach'' estaba en plena decadencia y se hacía temible en las noches porque en muchos de sus viejos edificios se encondían los peores pandilleros de la ciudad.

Pocos imaginaban que su renacimiento tendría un impacto tan decisivo en el futuro de Miami Beach.

"Todos los elementos que llevaron a la historia de éxito de South Beach tienen que ver con esa preservación'', consideró Marie Hernández, directiva de la MDPL.

Entre las primeras celebridades que llegaron atraídas por las raras formas que simulaban proas de barcos o enormes máquinas industriales estuvo el artista Andy Warhol, que en marzo de 1981 viajó desde Nueva York para estudiar cada detalle del distrito Art Deco de Miami.

Los viejos y abandonados edificios llamaron la atención de todo el mundo y se convirtieron poco a poco en propiedades de enorme valor. Modelos, artistas, fotógrafos y directores de cine se mudaron a la zona. Se inició la tendencia de hoteles "boutique'' y bares y cafés inundaron la avenida Collins y la remozada Ocean Drive, frente a la playa.

Convertido en un museo arquitectónico al aire libre, el barrio le dio su propio estilo a South Beach y lo convirtió en un símbolo mundial estadounidense, reflejado en películas que se ambientaron en sus calles y en millones de turistas atraídos por las antiguas fachadas y las luces de neón.

La serie "Miami Vice'' con el popularísimo Sonny Crocket (Don Johnson) en los años 1980, más la predilección que mostraban por el lugar estrellas como Madonna y una larguísima lista de celebridades hispanas dieron más fuerza al atractivo.

"El distrito Art Deco es el corazón y el alma de South Beach'', afirma la alcaldesa de Miami Beach, la cubano-estadounidense Matty Herrera Bower, que al igual que otros residentes hoy no puede creer que hace tres décadas manifestaciones callejeras pedían con pancartas la demolición de las "horribles'' construcciones para levantar modernos rascacielos frente al mar.

  Comentarios