Sur de la Florida

Infracciones del Sunpass congestionan los tribunales

El peaje de Gratigny Parkway en North Miami el 17 de abril del 2009.
El peaje de Gratigny Parkway en North Miami el 17 de abril del 2009.

Un empresario de Doral pasó por las sendas del Miami SunPass por lo menos 284 veces sin pagar. Un técnico de Miami, con 100 multas, perdió su licencia y acabó en la cárcel. Y un hombre de Homestead acumula 700 infracciones a las leyes de peaje, aunque falleció hace dos años.

Todos son parte de un enorme aumento en la cantidad de conductores de Miami-Dade cuyas multas de infracciones de peaje drenan un sistema de tribunales de tránsito ya abrumado, y que está obligado a tratar a estos infractores con tanta seriedad como los que no respetan la luz roja o exceden el límite de velocidad.

No hace mucho, los conductores podían solucionar estas infracciones sin tener que ver a un juez y sin que su historial de conducción sufriera las consecuencias. Sólo tenían que pagar la multa. Ahora los infractores tienen que comparecer ante el tribunal para evitar los costosos puntos en la licencia.

Además del aumento en los usuarios del SunPass y un sistema más eficiente para procesar las multas, eso se ha traducido en un aumento del 100 por ciento en los casos en los tribunales de tráfico, que el año pasado constituyeron 30 por ciento de todas las multas.

Y la presión sobre los tribunales simplemente aumentará con la proyectada ampliación del SunPass.

"Llega un momento en los tribunales no pueden hacer frente a todos los casos'', dijo Steve Leifman, jefe de los tribunales de tráfico de Miami-Dade. "La gente no entiende que eso va a multiplicar otras cosas: hacen falta más estacionamientos, más personal, más seguridad''.

Pocos conductores alegan razones válidas para no pagar cuando pasan por los 13 puntos de peaje del sur de la Florida. Pero de todos modos, cientos de choferes acuden semanalmente a los tribunales a defenderse.

Melissa Stokes, cantautora de 32 años, tuvo que viajar de Fort Lauderdale a Miami por una infracción de peaje. Hubiera preferido pagarla y no tener que ir al tribunal, pero la notificación la enviaron a la casa de su madre en Jacksonville.

"Es simplemente $1'', dijo, después de una audiencia que le costó $130. "Es un problema grande. No soy una delincuente''.

Lisbeth Caulson, de 25 años, se olvidó de actualizar su número de tarjeta de crédito con el sistema SunPass. Recibió 15 citaciones, 11 de las cuales se las anularon en la audiencia. Pero con una negociación de cargos acabó pagando más de $500 por lo que inicialmente eran $4 en peajes.

"Es ridículo'', dice Caulson, enfermera de Miami. "Ya no uso las autopistas''.

Robert Perea, banquero miamense de 26 años, tenía 27 infracciones pero el tribunal se las programó para tres días separados. "Son tres días en una semana'', dice. "Creo que es ridículo''.

Los infractores se benefician de un período de gracia y una advertencia antes de pasar los casos a los tribunales.

Hasta julio del 2007 podían pagar una multa de $100 y un cargo de $30 y automáticamente se les suspendía la adjudicación, lo que significaba no ser multados por la infracción y librarse de los tres puntos en la licencia.

Pero durante el período legislativo del 2007, como parte de un proyecto de ley de transporte de 142 páginas, la Legislatura eliminó la cláusula que permitía al secretario del tribunal suspender la adjudicación. Para que no les carguen los tres puntos a la licencia, los infractores ahora tienen que presentarse ante un juez.

* En Miami-Dade, el número de infracciones de peaje a nombre del Turnpike de la Florida y la Dirección de Autopistas de Miami-Dade (que operan ocho sistemas de autopistas y cinco puntos de peaje MDX) aumentó de 139,801 en el 2007 a 292,610 en el 2008. Eso fue un aumento de 10 veces en comparación con el 2005, cuando ambas entidades sólo presentaron 29,788 casos ante los tribunales.

En Broward la tendencia fue distinta. Aunque en Miami-Dade se han agregado peajes en años recientes, la cantidad de multas en los tres peajes de Broward bajó de 56,593 en el 2007 a 45,529 en el 2008.

* La cantidad de casos de infracciones de peaje en los tribunales de tráfico de Miami-Dade era tal el año pasado que los administradores tuvieron que establecer 10 jornadas semanales en los tribunales sólo para este tipo de infracción. Cada jornada exige secretarios, seguridad y funcionarios de audiencias.

* Entre el 2007 y el 2008 el número de licencias suspendidas debido a infracciones de peaje aumentó de 10 a 851.

Ernnso Mimmy, empleado de mantenimiento del condado, se arriesgaba a perder la licencia porque tenía 10 multas de peaje sin pagar.

Declararse nolo contendere y pagar las multas le habría generado 30 puntos a la licencia --tres puntos por cada infracción-- lo que significaba la suspensión automática. Así que se presentó ante el tribunal, donde por lo general se ofrece desestimar la mayoría de las multas con tal que pague algunas.

Mimmy, con su dispositivo SunPass, rechazó la oferta y pidió un juicio. Argumentó que las citaciones eran erróneas, que su cuenta de SunPass tenía fondos suficientes, pero no pudo explicar una foto de su carro pasando por un un peaje en South Miami.

Culpable. Y faltaban nueve más.

"Ahora le pongo tres puntos porque hubo que hacerle un juicio'' le advirtió el funcionario Tom Cobitz. "¿Está seguro de que quiere seguir con las demás?"

"Odio tener que pagar tanto por [una infracción] de $1'', dijo Minny, y renuentemente accedió a pagar otras cuatro multas sin que se le pusieran más puntos, y que le desestimaran el resto de las infracciones.

Mimmy salió con una deuda de $748, tres puntos en su licencia y la preocupación de que ahora posiblemente le suban el seguro. "Este sistema anda mal. Todo es dinero'', dijo.

"El conductor normal no tiene posibilidades de ganar en los tribunales'', dijo el abogado miamense Albert Quirantes, cuya lista de casos ha aumentado tanto que modificó su anuncio para que se asemeje al logotipo del SunPass.

En SunPass tiene 1.3 millones de usuarios en el sur de la Florida, que abarca 10 peajes en Miami-Dade y tres en Broward. En Miami-Dade muchas plazas de peaje grandes quedarán completamente automatizadas en los próximos años. Los usuarios del SunPass están obligados por contrato a mantener sus cuentas al día y con fondos suficientes.

"A final de cuentas, si uno pasa por un peaje hay que pagar'', dice la portavoz Christa Deason. "Esto no es una tarjeta de crédito''.

  Comentarios