Sur de la Florida

Estudian imponer nuevo recargo a las propiedades por servicio de bomberos

Los bomberos Jonathan Morales y Luis Espinal  limpian uno de sus carros en la estación 7 de Miami.
Los bomberos Jonathan Morales y Luis Espinal limpian uno de sus carros en la estación 7 de Miami. The Miami Herald

El gobierno del Condado Miami-Dade decidirá pronto si cobra a los propietarios impuestos más altos para compensar el déficit presupuestario. Pero los comisionados también estudian una medida igualmente impopular: agregar a los nuevos impuestos un recargo por servicio de bomberos.

El asunto sale a relucir en momentos en que los contribuyentes ya están apretados y se preparan para un alza potencial de impuestos con el fin de compensar un déficit de entre $350 millones y $400 millones en el presupuesto del condado.

La semana pasada los comisionados condales aprobaron de manera preliminar la propuesta del cargo por servicios de bomberos. La votación de 8 a 3, que mantuvo viva la medida, allana el camino para el debate y una votación el próximo mes.

Algunos comisionados ya han prometido que se opondrán a un aumento de impuestos.

Los Bomberos de Miami-Dade, cuya operación se financia con una parte del impuesto a la vivienda, considera el cargo adicional para cubrir su propio déficit presupuestario y que tendría un beneficio adicional: no estaría sujeto a las fluctuaciones del valor de la propiedad.

La propuesta, cuidadosamente redactada, bordea un caso que llegó a la Corte Suprema estatal y que prohíbe a los gobiernos cobrar por servicios de rescate.

La medida la estudian los comisionados, autoridades condales y otras autoridades locales. Algunos afirman que los bomberos deben poner en orden sus finanzas, o que debe aumentarse el impuesto en vigor por los servicios de bomberos y rescate antes de gravar el recargo. Otros cuestionan el apuro por aprobar la propuesta.

"El informe final ni siquiera está terminado'', dijo el comisionado Bruno Barreiro, refiriéndose a un estudio de $800,000 ordenado en febrero por las autoridades del condado para revisar el asunto.‘‘No tenemos suficiente información en estos momentos para votar''.

Además, no está claro si los bomberos de Miami-Dade necesitan más dinero. "No hemos terminado la propuesta de presupuesto operativo para los bomberos'', dijo Jennifer Glazer-Moon, directora de la oficina de Manejo Estratégico de Presupuesto. "Así que no puedo decir con seguridad que hay un déficit''.

En estos momentos, el impuesto a la propiedad para servicios del condado se fija en $2.18 por cada $1,000 del valor de la propiedad. Según la ley, esa tasa se puede aumentar a $3.

"Todavía no hemos llegado a la tasa máxima vigente'', dijo Jason Walker, administrador de El Portal. "¿Por qué estamos haciendo esto prematuramente?"

El recargo propuesto afectaría a zonas de todo el condado, con la excepción de los municipios de Miami, Miami Beach, Key Biscayne, Hialeah y Coral Gables, porque cada uno tiene sus propios bomberos.

En el distrito tributario condal para servicios de bomberos hay unas 600,000 viviendas. La cifra del recargo no se ha fijado todavía, aunque podría ser más de $30 al año.

Un recargo similar --implementado en Miami en 1998-- se convirtió en fuente de controversia después que la Corte Suprema de la Florida anuló parte del mismo, lo que llevó a otros litigios y finalmente se devolvió dinero a los contribuyentes.

En estos momentos los recargos por servicios de bomberos se usan en muchos lugares de la Florida, entre ellos 16 condados y más de dos docenas de municipios de Broward, según un memorando enviado la semana pasada por el administrador de Miami-Dade, George Burgess.

"Es una buena herramienta'', dijo Stan Hills, presidente del Sindicato de Bomberos de Dade. ‘‘El público quiere servicios básicos, quiere seguridad pública. Yo estoy a favor de que los comisionados tengan todas las herramientas necesarias para eso. Creo que deberíamos mantenernos abiertos a todas las opciones''.

Carlos Alvarez, alcalde de Miami-Dade, no ha decidido si apoyará el recargo, aunque exhortó a los comisionados a aprobar la medida a principios de la semana pasada, cuando se sometió a la primera lectura.

"No se ha decidido si se apoyará el recargo'', dijo Victoria Mallette, vocera de Alvarez. "Su inclusión en la agenda simplemente abre el tema a discusión. Es una opción que no se utilizará necesariamente. . . Hasta que se dé a conocer la propuesta de presupuesto no sabremos si se recomendará un recargo por servicios de bomberos''.

Se espera que Alvarez presente una propuesta de presupuesto a finales de este mes. La votación final sobre la propuesta del recargo está fijada para el 21 de julio.

Pero algunos piensan que deben retirarla de inmediato de las discusiones.

"Creo que los bomberos pueden mejorar en mucho su eficiencia'', dijo el comisionado Carlos Giménez, ex jefe de Bomberos de Miami, quien conjuntamente con los comisionados Barreiro y Rebeca Sosa votó contra el recargo en la reunión del martes pasado.

Votaron a favor el presidente de la Comisión, Dennis Moss y los comisionados José "Pepe'' Díaz, Barbara Jordan, Sally Heyman, Audrey Edmonson, Dorrin Rolle, Joe Martínez y Katy Sorenson.

Los comisionados Javier Souto y Natacha Seijas no estuvieron presentes en la votación.

Giménez afirma que se puede reducir la burocracia en el Departamento de Bomberos y que se debe estudiar la posibilidad de descontinuar programas como los servicios de rescate en motocicleta, que permite a los bomberos avanzar por autopistas congestionadas.

"Es una buena opción cuando uno nada en dinero'', dijo Giménez. "Pero los bomberos pueden avanzar por el hombrillo de la autopista, de modo que el beneficio adicional es escaso''.

Las alegaciones de mal manejo financiero en los bomberos de Miami-Dade no son nada nuevo.

Un informe del inspector general en octubre pasado identificó pago excesivo de horas extra y presentó en detalle el caso de un bombero que trabajó turnos seguidos de 54 a 96 horas en nueve ocasiones, acumulando ingresos superiores al del jefe del departamento.

Una investigación de The Miami Herald publicada en el 2006 identificó 23 ocasiones en que los bomberos reportaron haber trabajado en dos lugares al mismo tiempo. Otros bomberos reportaron hasta 99 horas seguidas "de guardia'' en las que tienen que estar listos a responder a una emergencia en cualquier momento.

Los Bomberos de Miami-Dade no devolvieron llamadas para comentar sobre el asunto. Pero el jefe del departamento, Herminio Lorenzo, dijo anteriormente que se habían tomado medidas para evitar esos abusos.

  Comentarios