Sur de la Florida

Fiebre del ‘happy hour' se extiende

STPEHANIE HURLEY sonríe mientras su amiga Katy Carter bebe un Mango Martini en <i>Coco Asian 
Bistro</i>, en Fort Lauderdale. Abajo, Lisa Silvers (der) comparte con sus amigos durante el 
<i>happy hour</i> en <i>Jaguar Ceviche Spoon Bar</i>, de Coconut Grove.
STPEHANIE HURLEY sonríe mientras su amiga Katy Carter bebe un Mango Martini en <i>Coco Asian Bistro</i>, en Fort Lauderdale. Abajo, Lisa Silvers (der) comparte con sus amigos durante el <i>happy hour</i> en <i>Jaguar Ceviche Spoon Bar</i>, de Coconut Grove. The Miami Herald

Antes, Lisa Silvers salía y se gastaba $50 en una botella de vino sin pensarlo dos veces. Se gastaba cientos de dólares más en una cena de negocios en Prime 112 o en Capital Grille.

Esos días ya pasaron.

Ahora, el ‘happy hour' es realmente un momento feliz para Silvers, ex corredora de bienes inmobiliarios que el año pasado aceptó una oferta de salida de CB Richard Ellis. Lisa se reunió un jueves reciente con su amiga Rebecca Thomas para un Recession Decompression Happy Hour (Hora Feliz de Relajación de la Recesión) en el Jaguar Ceviche Spoon Bar de Coconut Grove. Por $20, cada una recibió tres tragos, más suficientes aperitivos y brochetas de ceviche para una comida ligera.

El especial del ‘happy hour' se ha puesto de moda una vez más, mientras los restaurantes del sur de la Florida buscan maneras de atraer a los clientes.

"Yo salía a comer casi todos los días, o encargaba comida para llevar'', dijo Silvers, de 39 años, residente de Coconut Grove y directora de Lucero Capital. "Ahora que estoy comenzando mi propia compañía y no tengo ingresos, estoy comiendo en casa y cocinando''.

Al comienzo de los meses de verano, tradicionalmente lentos, los restaurantes de lujo y de menos lujo están mejorando sus ofertas para evitar pérdidas adicionales. Es por eso que los especiales de ‘happy hour' están apareciendo en restaurantes de renombre, como Meat Market en South Beach, Chef Allen's en Aventura y Johnny V en Fort Lauderdale.

Es también una manera de hacer parecer más lleno un restaurante vacío.

"Todos tenemos que hacer algo. . . para llenar las sillas'', dijo Johnny Vinczenz, dueño de dos restaurantes de Las Olas, Johnny V y Smith & Jones. "Durante el cálido verano del sur de la Florida, el anochecer es definitivamente un momento lento. Esto crea un ambiente y una atmósfera''.

En el ‘happy hour' de ahora, no espere ver mesas con nachos y alitas de pollo, sino manjares estilo gourmet a precios de ganga, entre $1 y $5, y a veces hasta gratis. Hay albóndigas de carne Kobe o de cangrejo en Grill on the Alley en Aventura; ostras y camarones en Meat Market de Lincoln Road; y sushi gratis en Coco Asian Bistro en Fort Lauderdale.

"Los restaurantes están tratando de conseguir ganancias a todos los niveles posibles'', dijo Dean Haskell, asesor de la industria del restaurante y ex analista de Wall Street. "Todos están buscando maneras de inventar gangas para los clientes. Cualquier ganancia es mejor que ninguna''.

El chef Allen Susser está tratando de conseguir ese equilibrio por medio de ofrecer un ‘happy hour' gratis el último miércoles de cada mes con cata de vinos y tapas. El ‘happy hour' de Susser ofrece también a diario cocteles a mitad de precio y un menú de tentempiés a bajo precio.

La combinación está dando resultados para Susser, quien ha estado tratando de reinventar la imagen de su restaurante, y no limitarlo a un lugar para ir en ocasiones especiales.

"Esto atrae a más gente joven, y trae a gente nueva que no ha estado antes en el restaurante'', dijo Susser. "Tal vez se quedarán a cenar esa noche o regresarán en otra ocasión''.

Así, el ‘happy hour' se ha convertido en un recurso esencial de mercadeo.

"Esta es una manera de ofrecer una ganga al consumidor'', dijo Howie Kleinberg, dueño de Bulldog BBQ.

  Comentarios