Sur de la Florida

FIU recibe una donación de 20 millones de dólares

Herbert Wertheim y su esposa Nicole son los benefactores de esta donación histórica a la Universidad Internacional de la Florida.
Herbert Wertheim y su esposa Nicole son los benefactores de esta donación histórica a la Universidad Internacional de la Florida. The Miami Herald

La nueva Escuela de Medicina de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) está a punto de recibir un regalo de $20 millones -el mayor en la historia de esa universidad-, junto con un recordatorio de que no hay nada que cure mejor las heridas que el paso del tiempo.

Hace unos tres años, Herbert Wertheim, uno de los grandes impulsores de la Escuela de Medicina, ofreció por primera vez esa donación que dejó boquiabiertos a todos. Pero cuando Wertheim solicitó pagar la cantidad a plazos en lugar de hacerlo de una vez, como había prometido, Modesto "Match'' Maidique, presidente de la Universidad se resistió a aceptarla.

Como resultado de ello se produjo una tensa conversación telefónica que dejó molesto a Wertheim y los $20 millones no se entregaron.

Ahora Wertheim y Maidique reiniciaron su amistad de varias décadas y el obsequio de $20 millones se hará realidad. Lo único que falta es la aprobación de la Junta de Fideicomisarios de la FIU, la cual se espera será dada hoy.

"He sido muy afortunado en mi vida'', declaró el optometrista y empresario Wertheim, quien logró superar dos obstáculos de su niñez: la dislexia y la pobreza.

Wertheim calificó de "historia'' el incidente entre él y Maidique.

"Si uno mira hacia atrás contrae tortícolis'', indicó Wertheim.

Maidique, por su parte, sentenció: "El tiempo se las arregla para cambiar las cosas''.

La FIU espera los $20 millones para poder recibir una cantidad similar del estado, lo que elevaría los beneficios totales a $40 millones.

Maidique, quien abandonará la presidencia este verano, no prevé problema alguno para obtener los $20 millones en fondos adicionales. La mitad de los $40 millones se destinará a becas para estudiantes, mientras que el resto permitirá mejoras en el pago a profesores de alto nivel, así como una serie de conferencias y becas para investigaciones.

Las becas son cruciales para cumplir la meta de entrenar a más médicos de atención primaria, quienes permanecerán en el sur de la Florida. La inmensa deuda que los estudiantes de Medicina acumulan suelen presionar a los graduados a renunciar a la atención primaria y dedicarse a especialidades que pagan más.

A medida que la FIU intensificaba su cabildeo para la Escuela de Medicina, Wertheim comenzó a prometer su dinero como un modo de hacer que Tallahassee tomara la idea en serio.

Comenzó ofreciendo $10 millones, y la Legislatura tomó nota de ello. Pero, ¿qué ocurriría si la Junta de Gobernadores no lo apoyaba? Entonces Wertheim elevó la oferta a $20 millones.

En la primavera del 2006, cuando la Junta de Gobernadores concedió a la FIU su ansiada Escuela de Medicina, Wertheim hizo acto de presencia en Tallahassee para ser testigo del acontecimiento, y allí abrazó a todos los que pudo.

"Nunca se dudó del compromiso de la familia Wertheim con la Escuela de Medicina'', apuntó John Rock, el rector fundador de la escuela.

Por irónico que parezca, fue el entusiasmo de Wertheim lo que por poco impide la donación de los $20 millones. Había doblado la cantidad ofrecida sin consultar previamente con su contador.

Al ser informado de que la suma debía entregarse a plazos para que pudiera ser deducida de los impuestos, Wertheim le dijo a Maidique que había que modificar los términos del acuerdo. Según dijera Wertheim en una entrevista del 2006, la respuesta del presidente de la universidad "no fue la que debió haber sido''.

Según una carta que Wertheim envió a Maidique en aquel entonces, éste le dijo que estaba obteniendo "muy baratos'' los derechos para que la escuela llevara su nombre, y que la FIU "podía obtener ahora $100 millones por ellos''. En el 2004, la Universidad de Miami dio el nombre de Leonard Miller a la Escuela de Medicina después que su familia donó $100 millones.

Pero después de que se rompiera el acuerdo con la FIU, no apareció ningún donante dispuesto a entregar $100 millones. Y a nada condujo la insistencia de la universidad en que se diera una fecha para el pago inicial completo, que Maidique consideraba decisivo para obtener fondos del estado por la misma suma.

El nuevo compromiso de Wertheim ascendente a $20 millones se donará en cuatro plazos de $5 millones, el último de ellos en el 2012.

Una vez que se obtenga la aprobación de la Junta de Fideicomisarios, el edificio médico que lleva el nombre de Wertheim se unirá a un campus de la FIU que cuenta con numerosas pruebas del apoyo y la generosidad del optometrista en el pasado.

Allí están ubicados el Conservatorio Wertheim y la sala de conferencias dedicada al estudio de las plantas tropicales y de la fotosíntesis bajo condiciones controladas. No muy lejos se encuentra The Herbert and Nicole Wertheim Performing Arts Center, instalación que cuenta con un extraordinario órgano de tubos, que lleva el nombre de Sydell Ida, la madre de Wertheim ya fallecida.

Aunque la Medicina es su pasión, Wertheim no quiso considerar como su favorito este último nombramiento de honor. "Ocurre como con los hijos'', comentó, "todos se quieren igual''.

  Comentarios