Sur de la Florida

Rehabilitación de zonas comerciales da nueva vida a Hialeah

EL ALCALDE de Hialeah, Julio Robaina, durante la reinauguración del Dairy Queen. Junto al alcalde, la propietaria de la heladería, Penny Nelson. Atrás de ellos, la comisionada Rebeca Sosa, del condado Miami-Dade, sonríe durante el tradicional corte de cinta.
EL ALCALDE de Hialeah, Julio Robaina, durante la reinauguración del Dairy Queen. Junto al alcalde, la propietaria de la heladería, Penny Nelson. Atrás de ellos, la comisionada Rebeca Sosa, del condado Miami-Dade, sonríe durante el tradicional corte de cinta.

De ahora en adelante, los Nelson tienen sobradas razones para celebrar y los vecinos de Hialeah, mucho que degustar. Después de cuatro años de espera, el Dairy Queen, heladería que ha sido parte de la historia de la Ciudad que Progresa, vuelve a abrir sus puertas.

"Todo esto es como un sueño, un lindo sueño hecho realidad'', dijo Penny Nelson, la propietaria de la franquicia Dairy Queen en Hialeah.

El motivo: un programa municipal de rehabilitación comercial, que le ha devuelto la belleza de otros tiempos.

"La base de nuestra comunidad son los pequeños comercios y, en el caso de Hialeah, estos tienen mucha importancia'', dijo el alcalde Julio Robaina. "A veces la ciudades se concentran en las grandes empresas, pero sabemos que inversiones familiares como la de los Nelson juegan un rol primordial en la economía, porque incorporan a gente joven y generan nuevos empleos''.

La experiencia de negocios y revitalización de comercios en Hialeah a lo largo de arterias principales, como Hialeah Drive y Palm Avenue, han sido una constante desde hace 20 años.

Detrás de un amplio mostrador al estilo de la década de 1950, Penny, su esposo Steve, y la hija del matrimonio, India, afinaban todos los detalles para una inauguración que tuvo ingredientes estelares: desde el discurso de Robaina hasta el popular corte de cinta, pasando por la entrega de placas y diplomas de la ciudad y el condado Miami-Dade.

"Creo que hemos vuelto a nacer'', comentó Steve.

La heladería, ubicada en el 510 de Hialeah Drive, es uno de los negocios que, en virtud de un programa de asistencia municipal, se ha sometido a obras de remodelación y embellecimiento.

El programa es administrado por el ayuntamiento de Hialeah con la inyección de fondos federales. Las obras se realizaron a un costo de $140,000 e incluyeron la modernización del alumbrado, ampliación del estacionamiento, retoque de interiores y trabajos de plomería, entre otras mejoras.

La crisis económica y los recortes del presupuesto están frenando este tipo de iniciativas en un punto neurálgico del sur de la Florida, con gran cantidad de negocios de corte familiar y la aparición de corporaciones bien estructuradas, como Target, Kohl's y Lowe's.

Frederick H. Marinelli, director del Departamento de Concesiones y Servicios Humanos de Hialeah, dijo que la asistencia de recursos ha sido vital, pero a la vez lamentó que la crisis esté pasando factura en una ciudad con más de 10,000 habitantes por milla cuadrada.

"En los últimos cinco años hemos sufrido recortes que nos han obligado a tomar drásticas decisiones'', señaló Marinelli. "No obstante es un excelente programa''.

La comisionada Katharine Cue destacó el hecho de que el plan de revitalización comercial haya apuntado al mejoramiento de un local que es parte de la historia de Hialeah.

"Nuestra ciudad le debe mucho a este tipo de negocios de entorno familiar'', comentó Cue. "Nos sentimos orgullos de ayudar a la familia Nelson y ser parte de su éxito''.

  Comentarios