Sur de la Florida

Casi 400 maestros de Broward pierden su trabajo

Al menos 396 maestros de Broward --la mayoría novatos y trabajando en escuelas primarias-- perdieron su trabajo durante el fin de semana, una cifra que representa casi el doble de los despidos que el distrito escolar predijo el mes pasado.

Los recortes significan que Broward ahora está a la cabeza de todo el estado en cuanto a despidos de maestros en lo que va de año, afirmó Mark Pudlow, portavoz del sindicato de maestros Asociación por la Educación de la Florida. Otros distritos han debatido sobre si recortar empleos o no, pero no más de 100 ó 150, agregó.

En Miami-Dade, el superintendente Alberto Carvalho ha dicho que ningún maestro perderá su puesto.

El superintendente de Broward Jim Notter había estimado que entre 150 y 200 de los 16,500 maestros del distrito serían cesanteados como consecuencia de la disminución de la matrícula y del presupuesto del distrito.

Pero ese número aumentó luego de que menos maestros de lo esperado se retiraran o se fueran del distrito, dejando menos puestos vacantes que llenar, dijo Notter.

Los despidos no son oficiales hasta que la Junta Escolar los apruebe el 23 de junio.

Es una asombrosa inversión de la realidad de hace pocos años, cuando muchos estudiantes llegaron al sur de la Florida creando una escasez de maestros. Ahora el distrito está perdiendo estudiantes --más de 3,000 el año pasado, y se espera que la disminución continúe durante varios años.

Y los fondos son escasos.

Broward usó $102 millones en reservas para cubrir el déficit durante los últimos dos años, dejando un hondo hueco a llenar este año. Notter y la Junta Escolar han culpado asimismo a los legisladores estatales, quienes usaron el dinero del estímulo federal para reforzar el presupuesto estatal en lugar de enviarlo a los distritos escolares.

Pat Santeramo, presidente del Sindicato de Maestros de Broward (BTU), dijo que el distrito debería haber prestado más atención a las propuestas del BTU de recortar alrededor de $100 millones del presupuesto. ‘‘Ellos no han hecho todo lo posible para evitar despidos'', indicó. "Es realmente vergonzoso en lo que respecta al distrito''.

Notter ha respondido afirmando que el distrito ya ha hecho todos los cortes posibles, incluyendo el cierre de una oficina de área y la reducción de su personal administrativo.

Los directores de escuela de Broward redujeron el presupuesto de sus escuelas en un 4 por ciento, ahorrando $65 millones al distrito, y cesanteando alrededor de 500 maestros, quienes fueron colocados en una llamada lista excedente.

Algunos de esos maestros fueron desviados a otros empleos del distrito, a menudo para enseñar en otras escuelas u otra asignatura o grado para los cuales están certificados.

A la mayoría de los maestros en la lista no se les buscó otro puesto vacante, pero esos no fueron tampoco necesariamente los que perdieron sus trabajos.

En Broward, se despide a los maestros según reglas de antigüedad y certificación establecidas en el contrato con el BTU. Eso significa que un maestro o maestra de Inglés con seis años de experiencia que estuviera en la lista conservaría su trabajo en relación con un maestro o maestra de Inglés con dos años de experiencia --incluso si el maestro o maestra más joven no hubiera estado nunca en la lista excedente.

Esto creó alguna confusión durante el fin de semana para maestros a quienes se les dijo que sus puestos no estaban amenazados, y que luego descubrieron que los habían reemplazado con un maestro de más antigüedad.

El resultado: la mayoría de los maestros en su primer año de empleo, y algunos en su segundo o tercer año, fueron cesanteados.

El golpe más duro lo recibieron los maestros de primaria, quienes constituyeron 244 de los 396 despidos, según la BTU.

  Comentarios