Sur de la Florida

Un niño es la primera víctima mortal de la gripe A en la Florida

Pacientes y empleados del Joe DiMaggio Children's Hospital usan protectores mientras permanecen en el centro donde se le ha diagnosticado el virus H1-N1 a una estudiante.
Pacientes y empleados del Joe DiMaggio Children's Hospital usan protectores mientras permanecen en el centro donde se le ha diagnosticado el virus H1-N1 a una estudiante.

La rápida muerte de un niño de 9 años que mostró síntomas de la gripe porcina y murió un día después --la primera muerte en la Florida por esta enfermedad-- no significa que la gripe se esté haciendo más virulenta.

Y el veloz aumento de 111 casos confirmados en el Condado Miami-Dade el viernes pasado a 143 el martes tampoco significa decir que la enfermedad se propague con más rapidez.

"No podemos llegar a esas conclusiones'', dijo el Dr. Gordon Dickinson, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami.

El niño fue llevado a la sala de emergencia del Hospital Infantil Baptist con un paro cardiopulmonar el 9 de junio, fue ingresado en unidad de cuidados intensivos pediátricos y murió el mismo día, informó el hospital. El pequeño padecía de asma crónica, informaron autoridades de salud de Miami-Dade.

"Las personas que padecen de asma pueden tener un problema mayor si les sobreviene un ataque aunque no sea de una infección respiratoria muy virulenta'', dijo Dickinson, que también es director del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital de Veteranos de Miami. El 71 por ciento de las 45 muertes por gripe porcina en Estados Unidos han sido pacientes de asma, enfermedad obstructiva pulmonar crónica o deficiencias inmunológicas, según un informe del Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC).

Por su parte, el Dr. Fermín Leguen, jefe médico del Departamento de Salud, dijo que el rápido aumento en la cantidad de casos de gripe porcina podría deberse a que los laboratorios están emitiendo resultados de pruebas más rápido y no que una mayor propagación de la enfermedad.

"No creo que esté cobrando velocidad. Constantemente recibimos informes del laboratorio''.

Cuando el niño murió el 9 de junio, no se atribuyó a la gripe porcina hasta que los resultados estuvieron listos el fin de semana, dijo Leguen.

El niño estudiaba en una escuela primaria pública, dijo John Schuster, portavoz del sistema escolar de Miami-Dade.

Schuster dijo que confirmó con el Departamento de Salud que el niño no ofrecía peligro de contagio cuando dejó la escuela.

"Su último día en la escuela fue el 4 de junio'', dijo Leguen. "Empezó a tener síntomas el 8 de junio''.

No fue posible identificar al menor fallecido.

El Departamento de Salud de Broward informó el martes que no había ningún caso nuevo desde la semana pasada. Hasta ahora hay confirmados 82 casos de gripe. La cifra de casos de la Florida alcanza 417, la misma cifra que el viernes pasado, sin contar el nuevo caso de Miami-Dade. Autoridades estatales de salud dijeron que están tratando de actualizar sus cifras.

"Nuestros corazones están con la familia y los amigos del niño muerto'', dijo Lillian Rivera, administradora del Departamento de Salud.

La secretaria de Salubridad de la Florida, Dra. Ana Viamonte Ros, también expresó sus condolencias.

"Aunque la mayoría de los casos de la gripe porcina H1N1 son benignos, hay excepciones como este trágico caso'', dijo Viamonte Ros. "A nivel nacional, el CDC ha reportado 45 muertes relacionadas con la gripe porcina [y 17,855 casos confirmados], y a medida que la gripe avance desafortunadamente ese número aumentará''.

Funcionarios del CDC señalaron que la gripe normal afecta a unas 200,000 personas y causa la muerte a 35,000 en Estados Unidos todos los años. El CDC dijo que la cepa de la fiebre porcina se ha mantenido relativamente benigna.

Un informe de internet que el CDC publicó el martes indica que el 57 por ciento de los casos de gripe porcina reportados en el país son personas de entre 5 y 24 años, y que pocos niños o adultos menores de 60 años parecen tener resistencia a la enfermedad. Alrededor de una tercera parte de adultos mayores de 60 años podrían tener anticuerpos ya que han estado expuestos a cepas de gripe similares en epidemias anteriores.

Las autoridades de salud siguen de cerca el progreso de la gripe en Sudamérica, donde ahora es invierno, en busca de señales de cualquier posible regreso del mal a Estados Unidos con más fuerza.

"He hablado con médicos en Buenos Aires y hasta el momento no han detectado prueba de ello'', dijo Dickinson.

El Departamento de Salud dijo que podría haber un caso adicional en el Centro de Detención de Krome, donde cinco detenidos padecen la enfermedad. Otros 20 detenidos tienen síntomas de la gripe pero no se les puede examinar porque han tomado medicinas antivirales, que invalidan las pruebas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó el jueves pasado el nivel de pandemia al máximo de seis. Sin embargo, la OMS indicó que eso sólo significa que la gripe porcina se ha propagado por todo el mundo, no que tenga una mayor virulencia.

La OMS ha reportado 35,928 casos y 163 muertes por la fiebre porcina en todo el mundo. La entidad informó que la gripe normal deja un saldo anual de medio millón de fallecidos en el mundo.

Dickinson explicó: "La lección es que se trata de una cepa de gripe que no parece ser mucho más virulenta que la gripe normal que nos ataca todos los inviernos. Pero puede ser una infección muy seria y la gente puede morir''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios