Sur de la Florida

La FPL busca un nuevo aumento de tarifa

Residentes en Broward y en Miami se opusieron ayer al incremento. Desde los retirados hasta los pequeños empresarios, todos tenían un claro mensaje para la Florida Power & Light: no suban las cuentas eléctricas.

La empresa, que sirve a 873,000 personas en Broward y a 1,000,000 en Miami-Dade, está buscando permiso de la Comisión de Servicios Públicos de la Florida (PSC) para subir las tasas básicas en $1,000 millones a partir del 1ro de enero.

La empresa dice que el aumento añadiría $12.40 -un aumento del 31 por ciento- a la cuenta eléctrica mensual de un cliente que use 1,000 kilowattios-hora al mes. La tasa básica actual es de $39.31; el propuesto aumento la elevaría $51.71. El jueves, la PSC sostuvo audiencias en la Biblioteca Central de Broward en Fort Lauderdale y en el Museo de Ciencias de Miami en Coconut Grove para darle una posibilidad de opinar a los clientes y grupos de consumidores. Unas 150 personas se presentaron en cada lugar para protestar contra el aumento.

"¿Quién entre nosotros ha visto un aumento de 30 por ciento en sus ingresos?" preguntó Glorida Reinhardt, una retirada y miembro de la AARP, que se opone al aumento. ‘‘¿Por qué tendría que venir la FPL a plantear un aumento en medio de la peor recesión que hayamos visto y cuando tantas personas han perdido sus empleos?"

La FPL ha dicho necesitar el aumento para fortalecer su infraestructura, dada la susceptibilidad de la Florida a los ciclones.

Eso tiene sentido para Delfín Pernas de West Miami-Dade, que asistió a la audiencia del jueves en Coconut Grove. "Creo que necesitamos el aumento porque vienen más ciclones'', dijo. "Tenemos que fortalecer la infraestructura''.

En 2005, la compañía solicitó un aumento en las tasas pero estuvo de acuerdo en congelarlas cuando llegó a un acuerdo con la PSC, el Procurador General Charlie Crist y la Oficina de Aesoría Pública, una agencia estatal que representa a los consumidores. Como parte de aquel acuerdo, a la FPL se le prohibió subir sus tasas hasta el 2010.

Fuuncionarios de la FPL dijeron que el aumento se vería compensado por una anticipada disminución en los costos de combustible de $16.42 mensuales a partir del 1ro de enero.

Según ese estimado, se espera que las cuentas mensuales de electricidad bajen de $107.04 a $104.63, una rebaja de $2.41.

Los costos del combustible se pasan directamente a los clientes y fluctúan mucho.

"Con la aprobación de la proposición, podemos seguir haciendo invrsiones, lo que le ahorrará a los clientes $1,000 millones anuales a partir del 2014'', dijo Marlene Santos, vicepresidenta de servicio al cliente de FPL.

Pero el argumento no fue nada popular en las audiencias.

Las ciudades de Sunrise y Hallandale Beach presentaron resoluciones oponiéndose al aumento. "La FPL tiene la responsabilidad de amarrarse el cinturón'', dijo Joy Cooper, alcalde de Hallandale Beach.

"Tenemos que pedirle a la FPL que haga más con menos, no lo mismo con más''. La FPL también busca el aumento para subir su tasa de rendimiento a los accionistas a 12.5 por ciento.

Mayco Villafana, portavoz de FPL, dijo que el mayor rendimiento mejoraría la hoja de balance de la emrpesa y ayudaría a reducir sus costos de intereses.

"Cuando la FPL ahorra en financiamiento, los clientes ahorran en sus cuentas'', dijo.

La PSC, que regula las empresas estatales de servicios públicos, decidirá a mediados de noviembre si conceder el aumento.

La empresa también ha pedido permiso a la PSC para aumentar su tasa básica en $247 millones para el 2011.

Si la PSC aprueba el segundo aumento, las cuentas mensuales de electricidad - basadas en 1,000 kilowattios horas - saltarían de $107.04 actualmente a $116.47 en 2011.

  Comentarios