Sur de la Florida

Hallan 13 casos de gripe porcina en prisión de Miami

Un brote de gripe porcina en la prisión de mujeres de South Miami-Dade ha infectado a 13 reclusas y obligado a hospitalizar a una de ellas, informaron el viernes funcionarios de salud pública.

La Institución Correccional de Homestead suspendió las visitas y dejó de ingresar o egresar reclusas.

El brote se produce cuando funcionarios federales hablaban el viernes de planes para una posible campaña de vacunación en el otoño, que pudiera implicar 600 millones de dosis de vacunas, una cifra sin precedentes.

"La gripe no está desapareciendo'', comentó la doctora Anne Schuchat, directora del Centro Nacional para la Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC).

Amplió que la cifra oficial de 27,717 casos de gripe porcina en EEUU es "realmente sólo la punta del iceberg'', y que el verdadero número pudiera llegar al millón de casos.

En una conferencia de prensa el viernes, Schuchat exhortó a las comunidades locales a que empezaran a planificar la vacunación de sus residentes más vulnerables --menores de 25 años, mujeres embarazadas y los que tengan problemas de salud-- para el próximo otoño, si las autoridades federales deciden que es necesario.

Con todo, Schuchat declaró que, hasta ahora, la gripe porcina ha sido benigna.

Se han confirmado 13 casos de gripe porcina en la prisión entre el 19 de junio y el jueves, informó el doctor Fermín Leguen, epidemiólogo del Departamento de Salud de Miami-Dade. La mayoría de los casos han sido benignos, afirmó.

Se han suspendido las visitas sociales. Los casos confirmados de los cinco dormitorios se están albergando en una área separada de las demás reclusas, según Jo Ellyn Rackleff, vocera del Departamento de Prisiones de la Florida.

La instalación no está ingresando ni egresando reclusas, recalcó.

La institución fue construida en 1976 para reclusos de seguridad mínima o media y fue convertida en una instalación para mujeres en 1999. Las reclusas están sirviendo condenas por delitos graves como robo de mayor cuantía, fraude con tarjetas de crédito, asalto con agravantes, asesinato en segundo grado y venta de cocaína.

Según la página de internet del centro, su capacidad máxima es de 668. Su población actual es de 678.

Rackleff declaró que no se ha reportado ningún caso de gripe porcina en ninguna otra prisión de la Florida.

Hace dos semanas, un brote más débil condujo a tomar precauciones similares en el centro federal de detención de Krome, donde siguen suspendidas las visitas familiares así como la admisión y liberación de reclusos.

Otro caso se confirmó el viernes en la instalación de West Dade --un miembro del personal-- , lo que elevó el total de casos a seis. Otros 20 detenidos tienen síntomas de gripe, pero no se les ha podido examinar para determinar si se trata del mal, por que han recibido medicinas antivirales que invalidan esas pruebas.

Los casos de gripe porcina siguen aumentando en la Florida, con 942 enfermos y dos muertes, aunque Leguen informó que un conteo preciso ya no es relevante. Cuando el Departamento de Salud encontró 13 casos en una instalación y seis en otra, dejó de hacer otras pruebas para confirmar la gripe porcina, explicó. La razón es que saben que está en la población y que los que tienen síntomas y los que han estado en estrecho contacto con ellos están siendo tratados con medicinas antivirales.

En la conferencia de los CDC de Atlanta, Schuchat informó que casi 99 por ciento de todos los casos diagnosticados ahora eran gripe porcina, no la gripe normal de estación. Los índices más altos de gripe están entre los menores de 25 años. La edad mediana de los que han muerto es 37 años. Las consecuencias más serias son "para las personas con asma, diabetes, cardiopatías, enfermedades crónicas de los pulmones y mujeres embarazadas'', explicó.

Otra preocupación es la fiebre porcina en los campamentos de verano, declaró. ‘‘Estamos conscientes de 34 brotes del virus H1N1 [vinculados a esos lugares] en 16 estados'', subrayó.

Los campamentos están aislando a los campistas enfermos, demorando las sesiones, mandando a sus casas a los chicos enfermos y hasta cerrando, comentó.

Hasta ahora, sólo se ha reportado un caso de gripe porcina en un campamento de verano en el sur de la Florida: la semana pasada en el Christ Church United Methodist Camp, en Fort Lauderdale.

En lo que avanza el verano, los funcionarios de Salud siguen vigilando cuidadosamente la transmisión de la gripe porcina en el Hemisferio Sur, donde es invierno.

"Se ha reportado un número significativo en Australia, Argentina y Chile, y en algunos de estos lugares hemos oído que las instituciones están teniendo dificultades con la cantidad de ingresos'', dijo Schuchat.

En particular, están vigilando cualquier señal de que la gripe pudiera estar mutando en una cepa más virulenta que pudiera golpear a Estados Unidos en la próxima temporada invernal de gripe, declaró.

"Hasta el momento, no hemos visto ningún cambio importante en el virus'', afirmó. La gripe sigue siendo vulnerable al Tamiflu y otras drogas antivirales, dijo.

Subrayó que, en un año típico, en la temporada regular de gripe se contagian unas 200,000 personas en Estados Unidos y mueren unas 36,000 personas.

  Comentarios