Sur de la Florida

Altos funcionarios acusados de uso indebido de recursos

Alex Sink
Alex Sink AP

Altos funcionarios de la Florida utilizaron indebidamente recursos estatales para hacer viajes entre la capital del estado y sus viviendas en otras partes del estado, que costaron a los contribuyentes por lo menos $51,000 y podrían haber infringido normas del IRS, según una auditoría de marzo que no se había dado a conocer, informaron el lunes las autoridades.

José Blas Lorenzo, Jr., abogado de Tallahassee, presentó el lunes una denuncia en que acusa a la directora de Finanzas de la Florida, Alex Sink de "uso abusivo y no autorizado de aviones estatales'', después de reportajes publicados por The Herald/Times y otras organizaciones noticiosas.

Sink, junto al secretario estatal de Justicia, Bill McCollum, y el vicegobernador Jeff Kottkamp, gastó $51,000 de los contribuyentes entre el primero de julio del 2008 y el 15 de febrero del 2009, en viajes de ida y vuelta a sus residencias o haciendo "desvíos innecesarios durante viajes de negocios'', según la auditoría del 3 de marzo del Departamento de Servicios Administrativos (DMS).

Sink fue la que más gastó --$27,200--, mientras que McCollum gastó $12,600 y el vicegobernador Jeff Kottkamp $9,900, según la auditoría. Kottkamp ha reembolsado al estado $10,000 por sus viajes después de que los medios noticiosos dieron a conocer la información.

Las conclusiones en están documentos obtenidos el lunes por The Herald/Times que apoyan la auditoría interna del departamento sobre el programa de aviones estatales iniciada en febrero.

Además de Kottkamp, Sink y McCollum, los auditores afirman que el gobernador Charlie Crist y el comisionado de Agricultura Charles Bronson usaron los aviones para viajes de ida y vuelta de la capital a sus residencias.

"El uso de los aviones estatales para transportar al gobernador, al secretario de Justicia, a la directora de Finanzas y al comisionado de Agricultura entre la sede del gobierno y una residencia situada fuera de Tallahassee parece ser uso indebido de recursos estatales'', escribió el 4 de marzo la auditora Sandra Lipner.

En un borrador de la auditoría final, los investigadores señalaron --si interpretaron correctamente las leyes estatales-- que "se debe exigir'' a los funcionarios estatales que usaban indebidamente los aviones "que paguen todos los costos''.

"Si los funcionarios continuaron usando los aviones para viajar a sus residencias, indicaron los investigadores, el Servicio de Rentas Internas (IRS) podría considerar los vuelos una compensación adicional y los viajeros podrían estar sujetos a impuestos federales a los ingresos por el costo de los vuelos''.

El borrador del informe recomendó que el departamento solicite la opinión de un procurador general.

Pero las conclusiones y recomendaciones de los auditores no se incluyeron en el informe final del DMS.

Después de una reunión con la secretaria del DMS, Linda South, el inspector general Steve Rumph concluyó que el estado carecía de recursos humanos y financieros para verificar si el gobernador y los miembros del gabinete decían la verdad cuando afirmaban que los viajes a sus ciudades de residencia fueron por asuntos oficiales, dijo Cathy Schroeder, directora de comunicaciones del DMS.

"No teníamos los recursos humanos para investigar eso más a fondo'', dijo.

El propósito de la investigación del inspector general era determinar si el estado estaba cobrando correctamente a sus funcionarios por los viajes, lo que condujo a la investigación de si ‘‘los viajeros usaban también los aviones estatales para viajar desde y hacia sus residencias'', dijo Schroeder.

Afirmó que un estudio a fondo del asunto exigía "investigaciones y entrevistas en las localidades'', y que el departamento carecía del personal para ello.

Sin eso, dijo Schroeder, "no teníamos la información necesaria para probar que estuviera ocurriendo'', de modo que las conclusiones y recomendaciones no se incluyeron en el informe final.

The Herald/Times reportó la semana pasada que Sink ha desviado el avión estatal a Tampa, donde reside, al menos 44 veces cuando no tenía ninguna función oficial que cumplir, y que McCollum ha desviado el avión al aeropuerto de Sanford 53 veces, que está cerca de su casa de Longwood, para que lo dejara en su casa entre viajes de negocios.

Las leyes estatales exigen que el gobernador, el vicegobernador, el director de Finanzas, el secretario de Justicia y el comisionado de Agricultura "residan en la sede del gobierno y que tengan su oficina en la capital'' y prohíbe usar recursos estatales para viajar a sus oficinas en la capital.

Lorenzo dijo que presentó la denuncia porque se sentía particularmente ofendido por el uso del avión por parte de Sink para llevar a su hijo en sus viajes. El es un funcionario del Departamento de Educación de la Florida y fue designado por Crist a la Comisión de Nominación Judicial del segundo circuito. La denuncia no menciona viajes similares por parte McCollum, y que, junto con los de Sink, se investigaron en la auditoría del DMS.

Beth Reinhard, redactora de The Miami Herald, contribuyó a esta información.

  Comentarios