Sur de la Florida

En ascenso muertes por sobredosis de medicinas

EL ANALGESICO oxicodone.
EL ANALGESICO oxicodone. Getty Images

Las muertes por sobredosis de medicamentos por receta siguen aumentando en la Florida, tendencia impulsada por un sector marginal de llamadas clínicas contra el dolor que sólo aceptan pago en efectivo, al tiempo que las muertes por sobredosis de drogas ilegales han bajado, según un informe de los médicos forenses de la Florida.

En el 2008 casi 1,000 personas murieron por sobredosis de oxicodona --un analgésico fuerte-- que significó un alza de 33 por ciento en comparación con el 2007, indicó el estudio. Hace cuatro años en el estado sólo hubo 340 fallecimientos achacados a la oxicodona, el más popular en el mercado negro de analgésicos impulsado por las clínicas.

Por el contrario, las muertes por de sobredosis de cocaína bajaron 23 por ciento, a 648, en el 2008.

En general, los medicamentos por receta representaron 75 por ciento de los fármacos identificados el año pasado en las víctimas de sobredosis, agregó el informe.

"La magnitud y la gravedad de las muertes por abuso de medicamentos por receta exige que se tomen medidas decididas y coordinadas'', expresó en una declaración Bill Janes, director de la Oficina Estatal de Control de Medicamentos.

La Florida dio un paso en esa dirección cuando la Legislatura aprobó una ley que creó un banco de datos estatal que supervisa la venta de medicinas por receta y aumenta la supervisión de las clínicas del dolor, que ahora funcionan con poco control de las autoridades.

El banco de datos se estableció para detectar a los adictos y los narcotraficantes que compran píldoras a varios médicos, con frecuencia fingiendo enfermedades o con historias clínicas falsas.

"En estos momentos es casi imposible controlar a las muchas personas que compran píldoras a los médicos'', dijo Joshua Perper, médico forense del Condado Broward. "Una sola persona puede comprar cientos o miles de pastillas''.

Esto también puede llevar a peligrosas combinaciones de medicamentos. Perper explicó que las sobredosis más comunes son mezcla de varios fármacos, y la oxicodona y los ansiolíticos como Xanax y Valium son las combinaciones habituales.

Aunque la ley entra en vigor hoy, se cree que el banco de datos no comenzará a operar hasta finales del año próximo.

Broward se ha convertido en la capital del tráfico de medicamentos por receta, según las autoridades, y tiene casi 100 de las "clínicas para el dolor'' que satisfacen la demanda de un mercado negro que se extiende a Kentucky, Ohio, Tennessee, Virginia Occidental y Massachusetts. La Florida encabeza el país en la venta de oxicodona, principalmente debido a estas clínicas, según información de la Dirección Antinarcóticos (DEA).

En el 2008, la oficina de Perper detectó oxicodona en 171 muertes por sobredosis en Broward, el doble que en el 2005.

La mayor cifra de sobredosis de oxicodona se reportó en los condados Pinellas y Pasco, donde el año pasado se identificó como causa de 308 muertes. El médico forense de ese distrito, Jon Thogmartin, atribuye el número inusualmente alto a las avanzadas técnicas de detección que empleó su laboratorio.

"Realmente, los medicamentos por receta han comenzado a sustituir las drogas ilegales'', dijo Thogmartin, quien agregó que muchas víctimas murieron debido a sobredosis de medicamentos recetados por médicos.

Para los activistas de la salud, esto significa que los médicos especializados en controlar el dolor necesitan una mayor capacitación y más supervisión de la Junta de Medicina de la Florida.

"Es inaceptable abrir una consulta y llamarse a sí mismo médico especializado en calmar el dolor y de inmediato comenzar a emitir recetas'', dijo Laura Brown, médica de Bradenton que pertenece a la Junta de la Sociedad de Especialistas en Dolor de Estados Unidos.

  Comentarios