Sur de la Florida

Arresto en el aeropuerto destapa red de narcotráfico entre Colombia y Miami

Imagen del parqueo del Walgrees donde fue arrestada Karen Blandón como parte del caso de tráfico de drogas.
Imagen del parqueo del Walgrees donde fue arrestada Karen Blandón como parte del caso de tráfico de drogas. Miami Herald

La detención de un colombiano en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), luego de que funcionarios de aduanas le descubrieron siete cápsulas rellenas con cocaína ocultas en la ingle, destapó eventualmente una red de narcotráfico con vínculos en Colombia y el sur de la Florida, según documentos disponibles en la Corte Federal de Miami.

El arresto el 30 de marzo de Daniel Restrepo, de 26 años, tras su arribo a Miami procedente de Medellín a bordo de un avión de Avianca, fue el detonante de la cadena de acontecimientos que eventualmente condujeron a la detención de una residente del sur de la Florida —Karen Blandón, de 28 años— que supuestamente era el contacto de un narcotraficante colombiano, de acuerdo con una denuncia penal presentada en la Corte Federal.

Es el caso más reciente que implica una red de tráfico de drogas en el sur de la Florida, donde ahora seis personas están en espera de juicio en la Corte Federal de Miami por cargos de narcotráfico, a raíz de una investigación de un año durante la cual agentes de la DEA desmantelaron una importante red de tráfico de cocaína en Hialeah. Los seis acusados, todos de diferentes ciudades de Miami-Dade y Broward, fueron detenidos a finales de marzo después de que agentes de la DEA los siguieron entre sus casas y almacenes en la zona de Hialeah donde guardaban la droga, de acuerdo con una denuncia penal presentada ante la Corte.

El caso, que involucra a Blandón y a Restrepo, comenzó el 30 de marzo cuando Restrepo llegó de Medellín.

Restrepo no tuvo problemas en control de pasaportes, pero atrajo la atención de los funcionarios de aduanas.

“Durante un examen de Restrepo, los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza descubrieron siete cápsulas llenas de una sustancia en polvo blanco ocultas en el área de la ingle de Restrepo”, según una denuncia penal presentada en la Corte Federal de Miami. “Un prueba del polvo blanco resultó positiva para la presencia de cocaína”.

Funcionarios de CBP estimaron el peso de la cocaína en unos 245 gramos, según la denuncia penal presentada por un agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

Después de ser arrestado, dice la denuncia penal, Restrepo aceptó cooperar con los investigadores.

El acusado reveló que se le prometió entre $5,000 y $6,000 por transportar la cocaína desde Medellín, Colombia, y que una vez aquí tenía que enviar un mensaje de texto a una persona en Colombia para obtener información sobre un contacto en Miami que recibiría la droga.

Los investigadores ordenaron a Restrepo enviar el mensaje de texto y el individuo en Colombia respondió con un número de teléfono y el nombre Kevin que llegaría en un Honda Accord negro, dice la denuncia penal.

Restrepo entonces se puso en contacto con Kevin y le propuso reunirse en el centro comercial Dolphin Mall para entregarle la droga, dice la denuncia.

Un grupo de agentes encubiertos de HSI escoltaron a Restrepo en un auto a la cita en el Dolphin Mall, mientras que otro grupo de agentes establecía un perímetro de vigilancia.

“Un Honda Accord negro llegó al Dolphin Mall y el conductor del Honda Accord negro subió al vehículo que transportaba a los agentes encubiertos [con Restrepo]”, dice la denuncia. “El individuo inspeccionó y recibió los narcóticos”.

La persona que llegó en el Honda Accord era Kevin Franco, de 24 años, según la denuncia.

“Después de recibir los narcóticos, Franco salió del vehículo y fue posteriormente detenido”, dice la denuncia.

Después de su arresto, Franco accedió a colaborar con los investigadores para encontrar a otros miembros de la banda, según la denuncia. También reveló a los investigadores que el colombiano que hizo el contacto utiliza el alias Palma.

Un agente entonces utilizó el teléfono de Franco para enviar un texto a Palma en Colombia y le preguntó qué hacer con las drogas.

Palma respondió con un mensaje diciendo que iba a llamar a Franco por el teléfono. Franco respondió a la llamada mientras los agentes de HSI escuchaban. Palma le dijo a Franco que al día siguiente una mujer llamada Karen recogería las drogas.

Cuando Karen Blandón se puso en contacto con Franco, le dijo que la encontrara en el estacionamiento de un Walgreens en la esquina de avenida 17 del noroeste y la calle 7 en Miami.

Un agente encubierto llegó al Walgreens y esperó a Blandón. Cuando llegó, Blandón preguntó por Franco. El agente le dijo que éste estaba dentro del Walgreens.

Blandón subió al auto donde estaba el agente encubierto. Éste entregó a Blandón una pequeña bolsa de plástico con los fármacos, según la denuncia. Blandón puso el objeto dentro de su bolso y salió del vehículo. Fue arrestada de inmediato, pero accedió a cooperar con los investigadores, según la denuncia.

Inicialmente, Blandón dijo que ella estaba allí simplemente para recoger a Franco, no las drogas. Pero más tarde reconoció que le habían dicho que recibiera los narcóticos.

Blandón, Franco y Restrepo han sido instruidos de cargos y ahora aguardan ser enjuiciados. El abogado de Franco dijo que no podía hacer comentarios, mientras que los abogados de Blandón y Restrepo no respondieron a llamadas de el Nuevo Herald.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios