Sur de la Florida

Mayor presión sobre comisión reguladora de servicios

Charlie Crist
Charlie Crist Getty Images

La solicitud de la Florida Power & Light para un alza de tarifas por valor de $1,300 millones provocó el lunes más chispas en una batalla en la que Katrina McMurrian, comisionada de Servicios Públicos, recibió un doble golpe político: un ciudadano le exigió que se abstuviera de votar por haber cenado con un ejecutivo de la empresa y el gobernador Charlie Crist sugirió que McMurrian y el presidente de la Comisión de Servicios Públicos (PSC) no serían confirmados en sus cargos si votan a favor del aumento.

Comisionada desde el 2006, McMurrian dijo que nunca ha sido objeto de tanta presión e insistió en que no hizo nada indebido al cenar con Paul I. Cutler, tesorero de la FPL, en Nueva York antes de una conferencia de la empresa el 10 de marzo.

McMurrian agregó que no quería comentar a fondo sobre la moción de separación presentada por el ciudadano Richard Unger, de Sarasota, porque ahora es parte de los procedimientos oficiales. Anteriormente describió de simple "conversación sin importancia'' la cena y sus discusiones con Cutler.

Pero Unger dijo el lunes que la cena --aunque no es indebida ni ilegal-- era razón suficiente para descalificarla de participar en el caso de la tarifa de la FPL, que comenzó casi cuatro meses antes que McMurrian se sentara a cenar con Cutler.

"La comisionada McMurrian debe separarse'', dijo Unger en una declaración por escrito que señaló que "debe ser completamente imparcial y evitar cualquier apariencia de algo indebido''.

El gobernador fue más lejos.

Primero, dijo que la asistencia de McMurrian al coctel y cena de recepción fue "probablementeindebida''.

Entonces, cuando le preguntaron si la PSC debía posponer las audiencias sobre la tarifa, Crist dijo: "No entiendo porqué debemos posponerlas. Veamos lo que quieren hacer los comisionados, entonces tendré una mejor idea sobre a quién nombrar o confirmar . . . Sería bueno rechazar el aumento de la tarifa''.

Cuando se le pidió que aclarara sus palabras, Crist dijo: "Estoy tratando de nombrar a personas que sean solidarias con la población y los retos económicos que enfrenta. Así que eso, naturalmente, es un factor''.

McMurrian y el presidente Matthew Carter, ambos nombrados por el ex gobernador Jeb Bush, están en proceso de confirmación en sus cargos de $130,000 al año. Crist puede escoger sus nombres o cuatro otros de una lista que le presentará un consejo de nominación. La PSC, compuesta por cinco miembros, regula a las empresas de servicios públicos y aprueba los aumentos de tarifas.

Los comentarios de Crist se produjeron a pesar de $37,400 en contribuciones de campaña para su postulación al Senado federal por parte de ejecutivos de la FPL, sus esposas y el comité de acción política de la empresa. La postura de Crist y la moción de Unger son los golpes más recientes contra la PSC, donde han despedido a varias personas, a otros los han presionado a renunciar y han sido objeto de investigaciones y preguntas sobre sus relaciones y conversaciones con empresas de servicios públicos, específicamente la FPL.

El representante de Unger ante la PSC, Steve Stewart, y el senador republicano Mike Fasano, de New Port Richey, han pedido a la comisión que posponga las audiencias sobre la tarifa hasta que las reformas se implementen.

En privado, opositores republicanos de Crist alegaron que está presionando mucho a la PSC. Las leyes de la Florida prohíben a los comisionados de la PSC discutir sobre aumentos de tarifas "que traten los méritos, amenazas u ofertas de compensación en cualquier procedimiento que no sea una audiencia [pública]''.

Pero McMurrian dijo que no le correspondía cuestionar a Crist. "El es el gobernador'', dijo.

Carter afirmó que no opina que el gobernador lo haya amenazado a él o McMurrian. Pero dijo que no podía decidir el caso antes del final de las audiencias.

"Nadie debe decirle a la Comisión cómo votar'', dijo Carter. "No me puedo dar el lujo de decidir antes de finalizar el caso. Eso sería ilegal y no voy a entrar en una guerra de palabras con el gobernador''.

Al preguntársele si las cenas con ejecutivos de la empresa fueron debidas durante los casos de aumentos de tarifas, Carter dijo: "No''. Pero declinó comentar sobre si McMurrian debe recusarse.

McMurrian afirmó por su parte que aunque "obviamente'' refuta las alegaciones en su contra, responderá por escrito a la moción de Unger. Si McMurrian no se excusa, Unger puede apelar a la Corte Suprema estatal, lo que demoraría las audiencias.

Anteriormente este mes, McMurrian declaró al Miami Herald/St. Petersburg Times que no discutió ningún asunto pendiente de la FPL con Cutler en el Bobby Van's Grill, donde ella pagó $91.40 por su cena.

"Tuve una conversación sin importancia con él pero no hablé de ningún caso pendiente'', afirmó la semana pasada. "Las reglas están ahí y las conocemos''.

La recepción se realizó el día antes de una conferencia de la FPL patrocinada por Standard & Poor's en la que participaron McMurrian, Cutler y otros ejecutivos, entre ellos William D. Johnson, jefe de Progress Energy, y David M. Ratcliffe, jefe de The Southern Co., propietaria de Gulf Power.

Ningún defensor del consumidor asistió a la cena o habló en la conferencia. La FPL recomendó que McMurrian hablara en la conferencia, según varios mensajes electrónicos.

Al pedírsele que comentara sobre la situación, Mayco Villafaña, portavoz de la FPL, dijo en una declaración por escrito que "sencillamente queremos que la comisión considere nuestra solicitud sobre la base de los hechos y los méritos de la información presentada. Afortunadamente, según nuestra propuesta, en enero del 2012 la factura promedio de electricidad para viviendas y pequeños negocios se reduciría como resultado de precios menores del combustible y una mayor eficiencia. Eso ahorrará dinero a los clientes''.

Pero Crist no concordó y dijo que los ciudadanos debían disfrutar de tarifas más bajas aún si el aumento se rechaza.

"La reducción baja la tarifa'', dijo Crist. "Y me parece que la gente se merece una oportunidad ahora más que nunca. Así que eso es lo que he alentado y lo que seguiréalentando''.

La redactora Mary Ellen Klas contribuyó a este reportaje.

  Comentarios