Sur de la Florida

Lo deportaron tres veces, pero regresó con $400,000 en metanfetaminas

Archivo.
Archivo.

Un mexicano deportado tres veces y su cómplice en el tráfico de metanfetaminas enfrentan cada uno entre 10 años de cárcel y cadena perpetua en una prisión federal después de haber transportado $400,000 en metanfetamina cristalina para su venta a un agente encubierto.

En realidad, Saul Bustos Bustos, de 38 años, e Irepan Salgado, de 24, llegaron a Miami desde Atlanta con siete kilogramos (más de 15 libras) de metanfetaminas, con un valor de $560,000 en la calle, según el precio generalizado de $80 por gramo de CrystalMethAddiction.org. Pero solo cinco kilos (11 libras) estaban listos para venderlos al agente encubierto.

En enero, Bustos y Salgado se declararon culpables de conspiración con la intención de distribuir 500 gramos o más de una sustancia que contiene una cantidad detectable de metanfetamina. A Bustos se le está considerando una sentencia de prisión más larga porque tiene otro cargo: reingreso ilegal después de ser sacado del país, pero ha demostrado que se resiste a la deportación. Los documentos del juzgado dicen que admite haber regresado a los Estados Unidos después de haber sido deportado el 13 de abril, el 6 de julio y el 19 de julio del año pasado.

Documentos de la corte indican que uno de ellos condujo su “metamóvil” a un restaurante IHOP en Hialeah la tarde del 28 de noviembre. La responsabilidad por el arresto recae en el hermano de Irepan Salgado, Luciano Salgado, un vendedor de metanfetaminas en Georgia y Nueva York. Luciano Salgado recibió una llamada del agente encubierto y negoció un precio mayorista de $14,500 por kilogramo. Luciano le pasó el cliente a Irepan, para que pudieran organizar una reunión.

Lo hicieron en el IHOP. Luego, el agente encubierto fue con Bustos y Salgado a un almacén con video de vigilancia.

Una vez que Bustos y Salgado descargaron la metanfetamina en una caja que tenía el agente encubierto, se ejecutó el operativo policial.

David J. Neal: 305-376-3559, @DavidJNeal

  Comentarios