Sur de la Florida

Sospechoso de asesinato en secundaria de Coral Gables comparece en corte

El juez administrativo de la División Juvenil Orlando Prescott negó fianza o casa por prisión para Andy Rodríguez.
El juez administrativo de la División Juvenil Orlando Prescott negó fianza o casa por prisión para Andy Rodríguez.

Mientras el adolescente de 17 años acusado de haber matado a cuchilladas a un compañero de la secundaria Coral Gables High comparecía por primera vez en la corte hoy miércoles por la mañana, los estudiantes de la escuela trataban de sobrellevar el dolor de la tragedia que ocurrió en la escuela.

En la escuela localizada en el 450 Bird Road, los estudiantes acudieron a las clases vestidos de negro, y colocaron flores en el patio donde Juan Carlos Rivera, de 17 años, murió apuñalado.

En los anuncios matutinos, se ofrecieron condolencias por Rivera, y se mostró una fotografía del muchacho con un mensaje que decía "Descanse en paz Juan Carlos Rivera".

Daniel Blackmon, maestro de Historia y ex alumno de la misma secundaria donde tuvo lugar el crimen, le dijo a sus estudiantes: ‘‘Ayer fue el peor día en la historia de esta escuela".

En la página de Facebook R.I.P. Juan Carlos Rivera, los estudiantes que lo conocieron, al igual que otros que no lo conocieron, ofrecieron sus condolencia.

Entretanto, el presunto asesino, Andy Rodriguez, compareció ante el juez de Circuito Orlando Prescott.

Prescott ordenó que Rodríguez debía seguir detenido hasta la próxima fecha de aparición en la corte, el 6 de octubre.

Rodríguez fue acusado el martes por la noche de homicidio en segundo grado en el asesinato de Rivera.

El miércoles, en la corte, los fiscales anunciaron que podrían llevar el caso a un jurado de instrución, lo que significa un posible encausamiento de asesinato en primer grado en un tribunal de adultos.

Tanto la policía como testigos le dijeron a The Miami Herald que Rodríguez sacó una navaja y atacó a Juan Carlos Rivera acuchillándolo tres veces, una en el pecho, una en el cuello, y otra cerca del estómago en terrenos de la escuela.

La abuela de Rodríguez, que no se identificó, le dijo al juez Prescott que su nieto, que nació en La Habana, jamás ha tenido problemas con la ley.

"Ha sido un muchacho trabajador desde que llegó de Cuba", dijo la mujer. "Trabajó en el mercado de pulgas".

Rodríguez no tiene antecedentes penales, le dijo al juez el defensor de oficio que se le asignó para defenderlo.

La familia de Rodríguez no quiso hablar con la prensa en la corte.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios