Sur de la Florida

Desempleo afecta más a hispanos y negros

En una oficina de Workforce One de Hollywood, Nestor Gaibor, busca empleo.
En una oficina de Workforce One de Hollywood, Nestor Gaibor, busca empleo. JOE RIMKUS JR. / MIAMI HERALD STAFF

La tasa de desempleo de la Florida se mantuvo en 10.7 por ciento en agosto, por tercer mes consecutivo, una señal de que el débil mercado laboral del estado se está estabilizando.

"No está aumentando'', dijo Tony Villamil, economista y decano de la Facultad de Administración de la Universidad St. Thomas en Miami Gardens, al conocer la cifra, dada a conocer el viernes por el Departamento del Trabajo de la Florida.

Otros expertos dijeron que la tasa de desempleo pudiera aumentar en medio punto durante los próximos meses antes de llegar a su cota máxima de alrededor del 11 por ciento a medida que el estado sale de la recesión.

Aunque muchos otros indicadores económicos, como el mercado bursátil, han tenido resultados positivos, el desempleo por lo general marcha por detrás porque las empresas evitan contratar empleados hasta que estén seguras de que la situación ha mejorado.

La tasa de desempleo de Miami-Dade bajó cuatro décimas partes de punto porcentual, a 10.8 por ciento. La de Broward bajó dos décimas de punto porcentual, a 9.5 por ciento, al igual que la de Monroe, aunque las cifras todavía no se han ajustado para tomar en cuenta variaciones de temporada.

Pero la tasa no significa lo mismo para todos.

El índice general de desempleo tiene una gran diferencia entre los grupos raciales y étnicos de la Florida. Por ejemplo, durante el segundo trimestre de este año, la tasa fue de 9 por ciento para los floridanos blancos no hispanos, pero casi de 15 por ciento para los negros y 11.6 por ciento para los hispanos, según un estudio dado a conocer este mes por investigadores de la Universidad Internacional de la Florida.

Estas cifras, del Instituto de Política Social y Económica de FIU, son similares los patrones históricos nacionales. De hecho, las disparidades son menores en la Florida que en otros lugares, como el Distrito de Columbia y Nuevo México.

Pero el hecho que los trabajadores en otras partes puedan estar aún peor es poco consuelo si usted está en un grupo con un índice de desempleo del 12 o 15 por ciento.

"Hay discriminación'', dijo Gladys Muñoz, que el jueves buscaba empleo como contadora en la oficina de Hollywood de Workforce One, la agencia de contratación de Broward que funciona con fondos estatales.

Muñoz se graduó de Contabilidad en la Universidad Central de Venezuela, tiene un título del Broward College y 15 años de experiencia en su campo --como auditora bancaria en Caracas-- y está buscando empleo desde que la despidieron de una pequeña compañía local en diciembre.

"Tenemos discriminación porque una es mujer'', dijo Muñoz, madre soltera que vive en Weston. "Porque una tiene acento y porque es inmigrante''.

A pocos pasos de Muñoz en Workforce One, Stella Ann Smith buscaba empleo en su campo, administración de construcción, algo poco probable dado el pésimo estado de ese sector en la Florida. Smith, que es negra, dijo que con frecuencia se siente frustrada porque muchas empresas exigen empleados que hablen español.

Y sospecha que los empleadores prefieren contratar empleados que se parezcan a ellos mismos.

"Por qué tengo que hablar español en mi propio país'', preguntó.

Los expertos dicen que hay muchas razones que explican la diferencia en la tasa de desempleo. Por ejemplo, como promedio, los negros e hispanos tienen menos instrucción escolar que los blancos no hispanos. En la Florida, aproximadamente el 83 por ciento de blancos no hispanos de 25 años o más son graduados de secundaria, según cifras de la Oficina del Censo, en comparación con 67 por ciento entre los negros y 63 por ciento entre los hispanos.

Además, los negros e hispanos se concentran en sectores que han sido duramente afectados por la recesión. Por ejemplo, los hispanos son el 22 por ciento de la fuerza laboral de la Florida pero el 35 por ciento de los trabajadores de la construcción.

William Darity, profesor de Economía y Estudios Afroamericanos de la Universidad Duke, ofreció otra razón posible de las disparidades en una entrevista con la Associated Press anteriormente este año.

"Los negros y los hispanos han llegado relativamente tarde al mundo profesional . . . de manera que son necesariamente los más vulnerables'', dijo Darity. "No tenemos cimientos profundos en el mundo profesional. No tenemos el mismo nivel de contactos, la misma antigüedad''.

Pero factores como el nivel de instrucción y experiencia no explican completamente la brecha en el mundo laboral, dijo Algernon Austin, investigador del Instituto de Política Económica. "También incluye algún nivel de discriminación en el mercado laboral, particularmente para los afroamericanos''.

Por ejemplo en un estudio de la Universidad de Chicago en el 2004 los investigadores concluyeron que el currículo de solicitantes de empleo con nombres como Lakisha Washington o Jamal Jones tuvieron menos entrevistas que currículos idénticos con nombres como Emily Walsh o Greg Baker.

Cualquiera que sea la causa de la diferencia, no todos consideran que las cifras son relevantes para su situación personal.

"No puedo decir que porque soy negra no puedo encontrar empleo'', dijo Eddric Webster, otro cliente en la oficina de empleo de Hollywood.

"Mire aquí'', dijo Webster, señalando el lugar lleno de solicitantes de empleo de todas las razas. "Es todo el mundo''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios