Connie Rose (izq), sobreviviente del tráfico sexual, habla este lunes con otra sobreviviente, Linsey Ruth, en el Capitolio estatal en Tallahassee, donde se habló de un proyecto de ley que permite a las víctimas demandar a sus proxenetas y a los negocios que hacen la vista gorda ante ese flagelo.
Connie Rose (izq), sobreviviente del tráfico sexual, habla este lunes con otra sobreviviente, Linsey Ruth, en el Capitolio estatal en Tallahassee, donde se habló de un proyecto de ley que permite a las víctimas demandar a sus proxenetas y a los negocios que hacen la vista gorda ante ese flagelo. Lawrence Mower lmower@tampabay.com
Connie Rose (izq), sobreviviente del tráfico sexual, habla este lunes con otra sobreviviente, Linsey Ruth, en el Capitolio estatal en Tallahassee, donde se habló de un proyecto de ley que permite a las víctimas demandar a sus proxenetas y a los negocios que hacen la vista gorda ante ese flagelo. Lawrence Mower lmower@tampabay.com