Sur de la Florida

La Comisión llega a acuerdo tentativo sobre presupuesto

Cuando los comisionados de Miami-Dade finalmente se pusieron de acuerdo sobre un presupuesto de $7,400 millones mientras amanecía el viernes, generaron un plan que reduce más los beneficios de los empleados a la vez que vuelve a asignar fondos para servicios sociales.

Pero la propuesta --lograda a las 5:01 a.m. el viernes después de varias reuniones privadas entre el administrador de Miami-Dade, George Burgess, y varios comisionados-- todavía no es definitiva.

Aunque el plan de presupuesto reduce el número de cesantías en el Condado de 1,700 a 945, todavía no se sabe cuáles empleados serán despedidos.

Para que el presupuesto funcione, los comisionados tienen que establecer límites cuando los contratos de los empleados condales se sometan a votación este otoño. Y eso no es nada seguro porque se sabe que los sindicatos de bomberos y policías negocian con fuerza.

Y aunque los comisionados volvieron a asignar fondos a numerosas entidades de servicios sociales, la asignación real de fondos todavía no se ha decidido. Eso también pudiera provocar una fuerte campaña de cabildeo en un condado dividido en 13 distritos políticos.

Los comisionados votaron tras siete horas y media de comentarios del público, en que más de 200 personas en representación de programas sociales, grupos de arte y sindicatos financiados con dinero del Condado pidieron que no les afectaran sus presupuestos.

Debido a la reducción del valor de las propiedades, y una votación hace dos semanas en que se aprobó no aumentar el impuesto, el Condado tiene menos ingresos que el año pasado. Así que algo tiene que ceder.

Los perdedores son empleados condales, que enfrentan una reducción de sueldo de $106 millones según el plan original del alcalde, y que ahora pueden perder otros $68 millones en beneficios.

Los ganadores son los ancianos que reciben alimentos subsidiados, las bibliotecas y entidades de servicios comunitarios. En prácticamente todos los casos el Condado les restauró los fondos.

Muchos de los empleos y servicios sociales se salvaron con ahorros en otras parte del presupuesto, como $24 millones de la reserva de seguro médico del Condado y $9 millones mediante la demora de proyectos de capital, como mantenimiento de las cárceles del Condado y renovaciones del Centro de Capacitación de la Policía de Miami-Dade.

El presupuesto de la oficina del alcalde se redujo en 10 por ciento, al igual que los despacho del asesor jurídico condal y la Comisión.

"Vamos a estudiar con todo detalle el presupuesto y cómo funcionamos'', dijo anteriormente el viernes el alcalde Carlos Alvarez. "No creo que el próximo año sea mejor''.

Los miembros de la comunidad artística y el Departamento de Asuntos Culturales de Miami-Dade fueron los más aliviados de no recibir toda la fuerza de las reducciones en el plan de gastos del alcalde, que había propuesto reducir las donaciones a las artes de $14.8 millones en el 2008 a $4.4 millones el próximo año, y eliminar el personal del Departamento de 35 a 25 empleados.

Unos 400 grupos de artes habrían perdido la financiación del Condado según el plan. Pero los comisionados votaron a favor de restaurar aproximadamente 70 por ciento, o $8.6 millones, para las artes y salvar nueve empleos en el Departamento de Asuntos Culturales.

Pero eso no significa necesariamente que recibirán automáticamente el 70 por ciento de los fondos solicitados, dijo Michael Spring, director de Asuntos Culturales, quien agregó que todas la solicitudes de donaciones para las artes se evaluarían sobre la nueva fórmula de ingresos aprobada por los comisionados. "Todavía no hemos tenido tiempo de hacer los cálculos'', dijo Spring.

  Comentarios