Sur de la Florida

Ocho años de cárcel a estafador del Medicare

Alcides García
Alcides García

Un fugitivo cuyo fuerte acento cubano llevó a su arresto en España bajo cargos de estafa al Medicare en Estados Unidos fue sentenciado el lunes a ocho años de prisión en un tribunal federal de Miami.

Alcides García, de 44 años y de Pembroke Pines, le pidió "clemencia'' al juez después que su abogado impugnó la cantidad de la estafa: -- $10.7 en reclamaciones falsas, según los fiscales. La empresa de insumos médicos de García en Hialeah cobró $2.2 millones por suministros que nunca entregó a los pacientes.

La jueza federal de distrito Marica Cooke ordenó a García que devolviera todo el dinero. Pero si su caso resulta similar a cientos de otros por fraude al Medicare, el programa federal de servicios médicos para personas mayores probablemente no pueda recuperar mucho.

García, que se declaró culpable de un cargo de estafa al Medicare, era uno de los dueños de A&Y Medical Supply entre el 2002 y el 2004, cuando facturó millones al Medicare por colchones de aire especiales, bombas de alimentación y otros equipos.

"El acusado se las arregló para ver que era más fácil esconderse detrás de otras personas'', dijo el fiscal federal adjunto Daniel Bernstein, quien agregó que García usaba una firma local de facturación, All-Med, dirigida por una pareja de Miami Lakes hallada culpable el año pasado de cargos no relacionados de estafa al Medicare.

García huyó del sur de la Florida hace un año antes del juicio. Liberado con una fianza de $200,000, viajó a México, entonces a las Islas Canarias, España, con un pasaporte mexicano falso. Inicialmente el FBI pensó que había escapado a su natal Cuba.

Pero García se equivocó cuando fue a una empresa de envíos en Canarias el febrero para que le enviaran desde Miami sus pertenencias.

La propietaria de la empresa sospechó cuando García le dijo que era mexicano, pero ella detectó su fuerte acento cubano, que le era familiar porque en Canarias se habla con un acento parecido al de los cubanos.

La empresaria buscó el nombre de García en Googl y leyó una noticia en El Nuevo Herald, publicada en enero, que describía a García como fugitivo cubano bajo cargos de estafa al Medicare en el sur de la Florida. La información, que tenía una foto de García, confirmó su identidad.

La propietaria llamó a FBI en Miami, que notificó a sus contrapartes en España.

García se alojó posteriormente en un hotel de la capital de Canarias usando su nombre real y el pasaporte mexicano falso. La Policía Nacional de España lo arrestó en marzo sobre la base de una orden de arresto del FBI.

  Comentarios