Sur de la Florida

Hoteles para viajeros de negocios atraen a vacacionistas

Esta pequeña disfruta de la piscina del InterContinental Hotel de Miami.
Esta pequeña disfruta de la piscina del InterContinental Hotel de Miami. The Miami Herald

Jugos de fruta. Pelotas de playa. Salvavidas inflables en forma de pez. Junto la piscina, la crisis del sector de viajes empresariales parece divertida.

Enfrentado a una baja pronunciada en los viajeros de negocios que en otra época llenaban sus habitaciones, InterContinental Hotel West en Doral se ha visto obligado a atraer a vacacionistas con renovado vigor. Eso ha significado dar vida a una amplia piscina que antes estaba vacía, excepto para el ocasional ejecutivo que daba unas cuantas brazadas en la mañana.

"Hace un año y medio era completamente diferente'', afirmó Alex García, director de Mercadotecnia del hotel, mientras cuatro niños jugaban con una pelota inflable en la parte baja de la alberca.

Pero esta tendencia no alegra mucho al InterContinental West: los vacacionistas gastan menos que los ejecutivos con cuentas de gastos. Y tampoco se puede contar con ellos para llenar las habitaciones durante los días de semana.

Pero el ruido junto a la piscina refleja una tendencia más amplia que ocurre en todo el país en el sector hotelero, en la que los vacacionistas se benefician de la merma en gastos de viajes en el sector empresarial en tiempos de vacas flacas. En momentos que los hoteles para viajeros de negocios pierden clientes, los vacacionistas ocupan su lugar.

"Tenemos más que nunca personas que se hospedan aquí por primera vez'', indicó Ricardo Acevedo, gerente general del Four Seasons Miami, ubicado en el 1435 Brickell Ave.

Este verano, por primera vez, el hotel de 221 habitaciones ofreció alquiler a través de las agencias Expedia, Orbitz y otros sitios de internet populares entre los vacacionistas que buscan rebajas. Estas empresas se quedan con aproximadamente el 20 por ciento de lo que paga el cliente por la habitación. La cadena Four Seasons desalentó a sus hoteles a usar estas empresas de reservaciones hasta este año, explicó Acevedo.

Pero la nueva estrategia ha transformado la gama de huéspedes en el Four Seasons Miami. Los vacacionistas representan más del 30 por ciento de la actividad del hotel, en comparación con aproximadamente el 20 por ciento hace dos años.

La reducción de los presupuestos de viajes empresariales han contribuido a la pésima situación del sector hotelero este año, en que el precio de las habitaciones ha bajado 17 por ciento a nivel mundial, según una encuesta de hotels.com. Un estudio de Oxford Economics USA financiado en parte por la Asociación de Agencias de Viaje de Estados Unidos concluyó que la mitad de las empresas estadounidenses han reducido sus gastos de viajes este año.

El declive se produce en momentos que las compañías tratan de ahorrar debido a la baja de las ganancias y cancelan conferencias en instalaciones turísticas por temor a que parezca que están derrochando.

No cabe duda de que la declinación económica general ha asestado el mayor golpe a los hoteles del sur de la Florida, donde los viajeros de negocios son aproximadamente el 15 por ciento del mercado. Los ingresos por habitación, una medida del índice de ocupación y precio de las habitaciones, han bajado entre 18 y 22 por ciento en comparación con el año pasado.

Mientras tanto, una ola de apertura de hoteles, como el Fontainebleau de Miami Beach, de 1,504 habitaciones en noviembre del 2008, ha abrumado a la Florida con lo que Smith Travel Research consideró el mayor aumento de habitaciones durante una baja histórica en la demanda.

"Aquí la competencia es enorme'', indicó Fred Euler, gerente general del Hyatt Regency Bonaventure Conference Center & Spa, 250 Racquet Club Rd., en Weston.

"¿Sabe usted cuántos hoteles se han inaugurado en los últimos años, particularmente en la zona de Fort Lauderdale? Eso ha hecho bajar los precios de las habitaciones''.

Los precios han bajado entre 10 y 20 por ciento en el Doral Golf Resort & Spa, 4400 N. 87 Ave., gracias fundamentalmente a la declinación en las actividades de conferencias.

Eso significa más habitaciones para vacacionistas, que el hotel trata de atraer con ofertas de $200 la noche que incluyen desayuno gratis y todo el golf que quieran jugar dos personas. La oferta dura hasta el 31 de octubre.

"Nuestras cifras están al mismo nivel del verano pasado'', declaró Christopher Bielski, director de ventas. "Nuestros precios son competitivos''.

Bielski indicó que le dedica más esfuerzo a conseguir reservaciones para conferencias. La competencia ha dificultado la situación para los hoteles más pequeños de la zona, como el InterContinental West, 2505 NW 87 Ave.

García, el director de Mercadotecnia, aseguró que las reservaciones de ejecutivos han bajado hasta 30 por ciento este año, lo que ha llevado a una merma de 24 por ciento en los ingresos por habitación, fundamentalmente gracias a los descuentos en el InterContinental.

Aunque la actividad empresarial era casi 80 por ciento de sus ingresos, ahora es la mitad. Cisco, la empresa de tecnología informática con una oficina en Doral, tuvo 2,100 estancias, pero este año sólo han sido unas 300.

Incluso así, las reservaciones de vacacionistas han aumentado 20 por ciento en comparación con el 2008 en momentos que los turistas aprovechan tarifas de $89 la noche y ofertas especiales en el InterContinental, como el paquete Aprenda a Bailar Salsa, lanzado hace nueve meses.

Pero no es fácil llenar la habitaciones debido a los grandes descuentos que se ofrecen en toda la costa, como precios de $62 la noche este fin de semana en South Beach. Pero García destacó la proximidad del hotel a los centros comerciales, así como una ubicación más tranquila que la de un hotel en la playa.

Mientras disfrutaba junto a la piscina, la turista Gabrielle Thuel, de Costa Rica, comentó que le encantaba tener las tiendas cerca. "En Costa Rica hay muchas playas'', subrayó. Mientras hablaba, sus dos hijos y dos primos se entretenían en la parte menos profunda de la piscina.

El InterContinental nunca había ofrecido juguetes de piscina antes, pero los tenía guardados para las recepciones empresariales con tema playero. A principios de año, García los colocó en la piscina por primera vez. "Antes era una piscina para nadar'', indicó. "Ahora estamos pensando en poner una malla para jugar voleibol en el agua''.

  Comentarios