Sur de la Florida

Encontradas tres personas muertas a tiros en Sunrise

Tres personas, entre ellas una jovencita de 13 años, fueron encontradas muertas a balazos en las primeras horas del domingo luego que las autoridades respondieron a una llamada por una pelea doméstica.

La policía dijo que debieron romper la puerta cerrada de uno de los dormitorios de una casa ubicada en el 8120 NW 21 Street poco antes de las 2 a.m. Una vez dentro de la habitación descubrieron los tres cadáveres.

Además de la adolescente, los muertos eran un hombre de 35 años, y una mujer de 32 años, expresó el teniente Brian Gerity, portavoz de la policía de Sunrise.

En la casa, amigos de la familia identificaron a los muertos como Quincy Kelly, su esposa Lisa, y Soroya, la hija de la pareja .

"Nadie sabe exactamente qué pasó", dijo Sam Mitchell, amigo de las victimas.

Mitchell fue uno de las muchas personas que llegaron a la vivienda a mitad de la mañana después que las muertes fueron anunciadas por el reverendo Earl Henry durante los servicios religiosos de la Iglesia Episcopal Atonement en Lauderdale Lakes. La familia Kelly asistía a esta iglesia.

El portavoz dijo que la policía que respondió a la llamada por la confrontación doméstica fue directamente a una puerta cerrada del dormitorio de la casa unifamiliar. Por su parte, Mitchell dijo que la madre de Kelly, Fay Kelly, y su tía también vivían en la casa.

Mitchell señaló que Fay Kelly y la tía, cuyo nombre no se dijo, estaban demasiado impactadas por las muertes como para hablar con la prensa.

Veronica Chester, que vive enfrente a los Kelly, dijo: "Uno no espera que suceda una cosa así en nuestro barrio".

Mitchell describió a Kelly como "una persona feliz, siempre lleno de humor." Agregó que había hablado con Kelly el jueves pasado. "No había ningún indicio que ocurriera algo como esto", observó.

Kelly y su esposa habían nacido en Jamaica, dijo Mitchell, como muchos de los miembros de la iglesia a la que iban.

Mitchell dijo que Kelly trabajaba con computadoras, y le encantaban los autos. Frente a la casa, había al menos dos vehículos con un letrero de SE VENDE. Un mensaje en la máquina contestadora de la casa, y un número de teléfono en los autos a la venta identificaban al vendedor como Sunrise Auto Brokers.

La policía de Sunrise dijo que la investigación sobre las muertes continúa.

  Comentarios