Sur de la Florida

Madre a punto de morir por ‘liposucción'

Weston MedSpa, el lugar donde sucedieron los hechos.
Weston MedSpa, el lugar donde sucedieron los hechos. JOE RIMKUS JR. / MIAMI HERALD STAFF

La mujer de 37 años que entró en coma después de una "liposucción de rutina'' en una instalación médica de Weston carente de licencia no sufrió complicaciones sino hasta el final del procedimiento, dijo el abogado defensor que representa al doctor que realizó la cirugía.

El abogado Brian Bieber declaró que su cliente, el doctor Omar J. Brito, autorizado a ejercer, le realizó una liposucción a Rohie Kah, quien era cliente habitual del spa desde hace unos cinco años.

"La cirugía fue rutinaria'', dijo Bieber. "No se produjeron complicaciones durante su realización, sino al final''.

Bieber declinó describir las complicaciones, pero explicó que Brito realizó "operaciones de emergencia inmediatas y entonces llamó al 911'' después que el procedimiento salió mal.

Mientras tanto, la oficina de la Policía de Broward continuó este miércoles sus investigaciones sobre lo ocurrido a la mujer de Miramar, dijo Veda Coleman-Wright, vocera de la Policía.

Aunque los paramédicos llamaron a la Policía para que se presentaran en el MedSpa de Weston, Wright dijo que eso no significa automáticamente que se haya producido un hecho delictivo. "Lo que implica es que los socorristas consideraron que hacía falta continuar la investigación'', dijo.

Barbier manifestó que Brito "no hizo nada erróneo en este caso'' y que "está dispuesto a cooperar en todo con la agencia investigadora''.

Michael Freedland, un abogado de Weston que representa a la familia de Kah dijo que ésta había asistido al spa para que le hicieran un procedimiento lo menos invasivo posible y ahora sufre de muerte cerebral.

Freedland dijo sospechar que las complicaciones de Kah se produjeron debido al uso de la lidocaína, un anestésico, y que había solicitado un informe médico del spa, pero que aún no había recibido respuesta.

Añadió que Kah tenía moretones en la espalda como resultado de los ataques que sufrió, así como ‘‘numerosos daños en gran parte de su cuerpo''.

Joseph Orukotan, esposo de Kah, declinó hacer comentarios mientras decide si la mantiene conectada a la máquina que la sostiene viva, dijo Chuck Malkus, vocero de la familia. "La familia se encuentra ahora ante la alternativa de tomar una decisión que es inevitable y que lo más probable es que ello ocurra hoy miércoles'', señaló Malkus. Kah es madre de tres hijos de 4, 5 y 7 años.

No se pudo localizar a Brito para que hiciera sus comentarios, quien tampoco regresó a su casa ayer, donde los reporteros lo esperaban.

"Sólo he tenido conversaciones breves con él'', indicó Bieber, y añadió que Brito había examinado la salud de Kah antes del procedimiento, mediante análisis de sangre y otros chequeos.

A pesar de que el perfil en línea de Brito en el Departamento de Salud de la Florida no indica que tenga experiencia en cirugía cosmética por capacitación o residencia, Bieber señaló que el doctor había estado realizando liposucciones desde hacía unos cuatro años.

"Tiene mucha experiencia'', concluyó Bieber.

Brito, 64, se graduó de Medicina en la Universidad de los Andes de Venezuela, informó Bieber, y ha pasado la mayor parte de su carrera médica ayudando a pacientes que habían sufrido daños.

Brito goza de autorización para ejercer en el Palmetto General Hospital de Hialeah, el mismo hospital donde Kah trabajaba como enfermera, pero no se sabe si en algún momento se conocieron.

Vilma Medio, directora de desarrollo comercial del Palmetto General, dijo que Brito está autorizado para ejercer la medicina ocupacional, aunque desde el 2003 no ha tratado a nadie en el hospital.

Brito labora, por lo menos, en dos instalaciones de Broward que ofrecen tratamientos cosméticos: Weston MedSpa y MG Medical and Aesthetic de Pembroke Pines, quien anuncia la liposucción cosmética.

MG Medical es una clínica de cuidados médicos con licencia, y en los registros estatales Brito está inscrito como su director médico.

Pero Weston MedSpa no tiene licencia de la Administración de la Agencia de Atención a la Salud, que regula las instalaciones médicas.

Eulinda Smith, vocera del Departamento de Salud de la Florida, dijo que realizar liposucciones en una instalación carente de licencia contraviene la ley del estado.

"La liposucción debe realizarse en una instalación debidamente autorizada por un doctor con licencia'', señaló.

Desde el incidente, Brito ha permanecido en el condado Broward y ha visitado a Kah en el hospital más de una vez, según dijo su abogado.

"La preocupación principal del doctor Brito desde la cirugía siempre ha sido el paciente y los sentimientos de su familia'', concluyó Bieber.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios