Sur de la Florida

Renace esperanza de tener un tren bala

El Departamento de Transporte de la Florida formalmente se comprometió el viernes a construir el primer tramo de una ruta de trenes de alta velocidad entre Miami y Tampa, si el gobierno federal otorga al estado los $2,530 millones que requiere para el proyecto.

Funcionarios y expertos del transporte dijeron que la Florida se encuentra en buena posición, junto con California e Illinois, para obtener una porción de los $8,000millones en fondos de un programa federal de estímulo que la administración del presidente Barack Obama ofrece para desarrollar un sistema nacional de trenes de alta velocidad.

"Todo parece indicar que las rutas de la Florida, California y el Medio Oeste han emergido como claros líderes que podrían recibir la más seria consideración'', indicó Al Maloof, miembro de la Autoridad de Carreteras de Miami-Dade y vicepresidente del grupo local, estatal y federal de apoyo de la Cámara de Comercio del Gran Miami.

El grupo ha estado organizando coaliciones en todo el estado para elevar la influencia de la Florida en la competencia por los fondos federales para el proyecto del tren bala.

La presentación formal de la solicitud le da a la Florida una segunda oportunidad para construir una ruta de ferrocarril de alta velocidad, un proyecto que ha estado bajo consideración por más de tres décadas.

El primer proyecto serio fue desechado en 1999 por el entonces gobernador de la Florida Jeb Bush, quien rehusó gastar más dinero estatal en una iniciativa que hubiera costado unos $6,300 millones.

Sonny Holtzman, un consultor en materia de transporte, en Miami, afirmó que la Florida está en buena posición de asegurar los fondos porque el primer segmento entre Tampa y Orlando es uno de los más viables entre los varios proyectos presentados por otros estados.

Holtzman, que perteneció a un grupo privado que participó en la licitación del proyecto anterior, fue invitado a Orlando el viernes para asistir a una ceremonia donde se anunció oficialmente la presentación de la solicitud de fondos federales para el tren bala.

Asimismo, el periódico Orlando Sentinel informó que el centro de diversiones Walt Disney World había expresado apoyo al proyecto y ofrecido 50 acres para construir una estación para el tren bala.

El nuevo proyecto incluye muchos de los mismos elementos de ingeniería y diseño del plan previo. Pero, a diferencia de la empresa anterior, en la cual la ruta hubiera sido construida toda al mismo tiempo, el proyecto actual se construiría segmento por segmento.

Documentos que la Florida presentó hace unos meses a la Administración Federal de Ferrocarriles muestran que el primer segmento sería construido entre Tampa y Orlando.

Funcionarios estatales del transporte usarían unos $2,500 millones para construir el segmento y unos $30 millones para adelantar el diseño del segmento Orlando-Miami.

El Departamento de Transporte de la Florida presentó una solicitud separada por los $30 millones en agosto y estima el costo eventual del tramo Orlando-Miami en más de $8,000 millones.

Bruce Jay Colan, presidente de la Cámara de Comercio del Gran Miami, declaró que dirigentes de esa entidad habían enviado una carta al gobernador de la Florida, Charlie Crist, y a la secretaria del Departamento de Transporte de la Florida, Stephanie Kopelousos, exhortándoles a solicitar más dinero del gobierno federal en fecha futura para apresurar la realización del tramo Orlando-Miami.

"La Florida debe aprovechar la oportunidad de solicitar fondos adicionales'', señaló Colan, añadiendo que después de que se otorguen los primeros $8,000 millones, la administración y el Congreso bien podrían determinar la disponibilidad de fondos adicionales para rutas de tren bala al amparo de otros programas o leyes.

Colan afirmó que el ferrocarril de alta velocidad en la Florida tendrá éxito sólo si se construye el trecho Miami-Orlando.

"Por largo tiempo se ha reconocido que el segmento entre Orlando y Miami es la clave para que el sistema de trenes de alta velocidad en la Florida sea exitoso y viable'', amplió Colan.

Si hay más dinero disponible, el tramo a Miami se construiría en segmentos: el primero de Orlando a Fort Pierce, el segundo de Fort Pierce a West Palm Beach y el tercero de West Palm Beach a Miami.

Un mapa entregado por la agencia estatal del transporte a la Administración Federal de Ferrocarriles muestra dos posibles rutas para el tramo Orlando-Miami. Una seguiría la carretera Florida's Turnpike y la otra la Carretera Interestatal 95.

Las terminales estarían en las zonas aledañas a los aeropuertos internacionales de Miami y Orlando, con la terminal local en el llamado Centro Multimodal de Miami que se construye al este del aeropuerto.

Si la Florida obtiene los fondos federales, la construcción del tramo Tampa-Orlando comenzaría en el 2011, según documentos disponibles en el sitio de internet sobre el tren bala de la agencia estatal de transporte: http://www.floridahighspeedrail.org

La construcción del trecho Orlando-Miami podría comenzar en el 2013.

Se espera que la administración de Obama anuncie los ganadores para diciembre.

  Comentarios