Sur de la Florida

Sánchez y Regalado pulen sus agendas

Fotomontaje: Los comisionados y candidatos a la alcaldía de Miami, Joe Sánchez (izq.) y Tomás Regalado abordaron temas actuales y candentes durante un debate en el Museo de Ciencias.
Fotomontaje: Los comisionados y candidatos a la alcaldía de Miami, Joe Sánchez (izq.) y Tomás Regalado abordaron temas actuales y candentes durante un debate en el Museo de Ciencias. THE MIAMI HERALD

A menos de un mes de la elección por la alcaldía de Miami, los candidatos Tomás Regalado y Joe Sánchez coincidieron en que la ciudad no sólo necesita encontrar el equilibrio en sus finanzas sino que también está en la obligación de recuperar el respaldo popular.

"Yo entiendo que los votantes y residentes no tienen confianza en la administración gubernamental, y hay fatiga de gobierno'', afirmó Regalado. "La transparencia es lo único que puede devolver la confianza que ha perdido el pueblo''.

Los candidatos hablaron sobre sus respectivas agendas en un encuentro en The Miami Herald. En sus comentarios sobresalió el tema de las pensiones de los empleados públicos, que se ha convertido en un referente obligado de discusión.

"Las pensiones nos cuestan demasiado. Ochenta centavos de cada dólar que entra a la ciudad van a cubrir salarios y beneficios. Solamente veinte centavos se utilizan para administrar a la ciudad'', puntualizó Sánchez. "Mi promesa a los residentes de Miami es que vamos a parar ese sistema y crearemos lo que se llama un plan 401-K similar al que tienen en el sector privado''.

Sánchez, de 44 años, que ocupa el escaño del Distrito 3 de Miami desde 1998, añadió que, pese a no contar con el apoyo de los sindicatos, tiene la capacidad para hacer frente a una crisis que afecta la calidad de vida de los menos favorecidos.

"Tengo la chapa de honor y coraje para representar a los residentes de la ciudad de Miami y buscar una solución a esta crisis'', dijo. "Y lo tenemos que hacer hoy mismo''.

A su turno, Regalado, de 62 años, anunció que trabajará estrechamente con los vecinos de Miami y priorizará una gestión pública transparente.

"Hay que predicar con el ejemplo y por eso anuncié, cuando presenté mi candidatura en abril del 2008, que me reduciría el salario en un 30 por ciento'', comentó Regalado. "Los salarios son y se han ido fuera de control, tanto de los burócratas como de los miembros de los sindicatos''.

Agregó que llevará el asunto de las obligaciones de los beneficios de pensión a un foro público con el objeto de escuchar la voz y sugerencias de todos.

"Las uniones están de acuerdo con eso'', afirmó Regalado, quien cuenta con el apoyo de éstas.

Los gastos por compensación y otras obligaciones han aumentado 400 por ciento, lo cual ha forzado al alcalde saliente, Manny Díaz, a sacar dinero de un fondo de emergencia.

"Tengo el compromiso [con los votantes] y estoy ofreciendo llevar a cabo la discusión de las pensiones en la primera reunión'', sostuvo Regalado. "Vamos a resolver el tema de las pensiones al día siguiente de ser electos''.

Regalado, que deja su escaño del Distrito 4 para aspirar a la alcaldía, aseveró que respetará los acuerdos ya suscritos por el municipio de Miami. No obstante, precisó que actuará como un ‘‘guardián'' de los dineros y libros contables de la ciudad. "Un contrato es un contrato'', manifestó, y citó el proyectado estadio de los Marlins, de $642 millones.

Regalado votó contra el proyecto. En cambio, Sánchez lo apoyó y destacó nuevamente el martes sus ventajas, tales como la creación de unos 5,000 empleos y nuevos ingresos tributarios. "Traerá mucho dinero y grandes oportunidades'', dijo Sánchez. "Lo cierto es que tenemos que buscar maneras de encontrar fuentes de empleo para los residentes de Miami''.

Igualmente, Sánchez comentó que resultaba importante sentar las bases para un amplio desarrollo cultural y comercial en Miami. En ese sentido, se mostró a favor de los casinos.

Ambos candidatos coincidieron en la restauración del Marine Stadium, en Key Biscayne.

  Comentarios