Sur de la Florida

Dueños de casas podrían perder seguro por culpa de paredes chinas con problemas

Los dueños de casas cuyas viviendas se sospecha que tienen paredes drywall hechas en China ya tienen suficientes problemas: sus aires acondicionados dejan de funcionar, un fuerte olor a huevo podrido se siente en toda la casa, padecen una serie de trastornos de salud, entre los que se encuentran dificultad para respirar, narices que sangran, y dolores de cabeza.

Ahora, para colmo de males, algunos de ellos podrían perder su cobertura de seguro a la propiedad.

Muchos dueños han presentado reclamaciones ante sus compañías aseguradoras para reparar los daños ocasionados por las paredes drywall, pero ello se les ha convertido en un callejón sin salida: la mayoría de las aseguradoras les niegan las reclamaciones ya que las pólizas no cubren contaminación así como tampoco materiales de construcción defectuosos.

Una vez que la aseguradora sabe que la casa tiene un daño provocado por la drywall, ese mismo motivo podría ser la causa para no renovar la póliza a menos que se realicen las reparaciones necesarias.

Se sospecha que miles de casas en el sur de la Florida, y decenas de miles en todo el país tienen la pared defectuosa importada de China. Grandes cantidades de drywall se importaron a la Florida con el fin de poder satisfacer la demanda del auge inmobiliario, y la reconstrucción tras el paso de devastadores huracanes en el 2004 y el 2005.

Hasta ahora, no existe ninguna prueba científica definitiva de que las paredes importadas sean la causa de los problemas, pero los dueños de casas con el material han expresado quejas similares de mal funcionamuento de los metales de sus aires acondicionados, un olor a producto químico o a huevo podrido, así como dificultades para respirar, entre muchas otras.

  Comentarios