Sur de la Florida

Altos costos médicos golpean a firmas

Afectados por la recesión y los crecientes gastos de la atención médica, los empleadores del sur de la Florida están respondiendo de muchas formas diferentes, desde ofreciendo mayores beneficios gratuitamente hasta pidiéndole a los trabajadores pagar hasta el 35 por ciento más por el seguro.

Mientras muchos empleados están escogiendo sus opciones de seguro para el año próximo, los planes de las compañías "tienen todo tipo de opciones'' dijo Bruce Shanefield, un experto de Aon Consulting radicado en Miami.

En un extremo está Baptist Health South Florida, el mayor empleador no gubernamental de la región, que está ofreciendo un nuevo servicio de conserjes y esencialmente manteniendo sus planes para sus 13,000 empleados.

El pago de la póliza de los empleados sólo va a subir ligeramente, $3 quincenales para los individuos, $10 para familias en el plan más popular, dijo Maggie Marshall, especialista en beneficios del Baptist.

Para el plan de organización de mantenimiento de AvMed, por ejemplo, los empleados del Baptist pagarán $47.51 quincenales por un plan individual y $144.52 por uno familiar.

Contraste eso con los maestros de Broward. El año que viene, como siempre, los empleados escolares seguirán cubiertos en un HMO sin costo para ellos, pero si optan por pagar cobertura familiar, pudieran ver aumentos de 35 por ciento o más, dijo la directora de beneficios Dildra Martin-Ogburn.

Los maestros de Broward - como sus contrapartidas en Miami-Dade, así como los trabajadores de los dos gobiernos del condado-- pagan toda la cuenta de la cobertura de los familiares que dependen de ellos, mientras no pagan nada por su propio plan de HMO.

El año pasado, dijo Martin-Ogburn, los gastos por las reclamaciones a los seguros de los familiares subieron para muchos. Este año, el sistema escolar está simplemente pasando esos costos.

Los maestros están asombrados.

"Esto es increíble y erróneo'', dijo Susan Squire, una maestra de la primaria de Sunset Lakes en Miramar. Para cubrir a su esposo y dos hijos, ya está pagando más de $500 quincenales, más de 20 por ciento de su salario luego de los impuestos.

Pero que esos pagos vayan a subir otro 30 por ciento es "absolutamente ridículo''. ‘‘Es terrible cuando he trabajado ahí desde hace 20 años''.

Para la mayoría de los empleados del sur de la Florida, el aumento será menor, pero la firma asesora de Hewitt Associates aconseja a los trabajadores prestarle extra atención a qué hacer en 2010.

Un estudio de Hewitt encontró que los costos del seguro médico de los empleados, incluyendo lo que aportan éstos de su bolsillo, subieron 10 por ciento en el 2009. "Con el trabajador promedio viendo un aumento salarial de sólo 1.8 por ciento en el 2009, el más bajo en 33 años, es más importante que nunca para los empleados usar su dinero de la forma más prudente posbile''.

Local y nacionalmente, la tendencia a largo plazo es de un fuerte aumento de los precios. En los pasados 10 años, los estudios anuales de la Kaiser Family Foundation han encontrado que las pólizas familiares pagadas por los empleadores han aumento 131 por ciento nacionalmente. Un estudio hecho por Families USA este año encontró que los costos de la atención a la salud de los empleados de la Florida subieron 3.7 veces más rápido que los salarios.

Una encuesta de las grandes ciudades, hecha por la firma asesora Milliman, encontró que el seguro médico pagado por los empleadores de Miami era el más alto de la nación, $20,282 para un plan familiar. Esto incluye los costos del empleador y del empleado.

A eso hay que sumarle la observación de Shanefield de que los salarios tienden a ser más bajos en el sur de la Florida, y eso ayuda a explicar por qué el porcentaje de no asegurados de la región es insólitamente alto: 28.1 por ciento en Miami-Dade y 21.8 po ciento en Broward, en comparación con 15 por ciento nacionalmente.

Mattthew Snook, un asesor de beneficios de Mercer radicado en Tampa, dijo: "Mi observación para el 2010 es que las compañías parecen estar en uno de los extremos del espectro''. O están pasando los enormes aumentos del costo a los empleados o les están dando un respiro.

Para esa segunda categoría, dijo Snook, las compañías están pensando haber hecho tantas cosas negativas a los empleados --rebajas salariales, licencias sin sueldo y por el estilo-- que no han querido apretar en los costos a la atención médica.

Un ejemplo: el sistema escolar de Miami-Dade, en contraste con Broward, ha trabajado duro para que la mayoría de sus empleados no vea cambios en los costos de los familiares que dependen de ellos el año que viene. El gerente de beneficios Scott Clark dijo que el sistema de Dade ha ahorrado dinero al hacerse auto-asegurado, rediseñando el paquete de beneficios y apartando $46 millons para subsidiar el costo de las personas que dependen de los trabajadores.

Mientras tanto, muchos empleados reportan haber visto este año un aumento en sus costos de atención médica de entre 3 y 9 por ciento.

Snook dijo que parte de ese aumento ha sido provocado por el incremento en la utilización de los servicios médicos, que empezó el pasado otoño cuando llegó la recesión. "La gente tenía miedo de quedar cesante y decidió someterse a tratamientos y exámenes cuando toda vía tenían seguro'', dijo Snook. "También hay enfermedades vinculadas a la tensión, problemas de salud mental''.

Algunas empresas, como el Baptist, están frenando los aumentos para 2010 al ser especialmente duros en sus negociaciones con la compañías de seguros. ‘Hemos sigo muy agresivos'', dijo Marshall, del Baptist. Con 13,000 empleados y $87 millones gastados en su atención por el grupo del hospital, los aseguradores fueron comprensivos. Esa es una de las razones por la que a los empleados sólo se les va a pedir que paguen una pequeña fracción el año que viene.

  Comentarios