Sur de la Florida

Sentenciados tres jóvenes por violación en West Palm Beach

Los tres jóvenes hallados culpables en el brutal ataque de una mujer de Dunbar Village y su hijo fueron sentenciados el martes a cadena perpetua.

La jueza de Circuito del Condado Palm Beach Krista Marx impuso la sentencia luego de una larga tarde de testimonios por parte de familiares y expertos sobre la niñez de los acusados, llena de abusos y negligencia.

Nikki Rogers, hermana de uno de ellos, Tommy Poindexter, le contó al jurado cómo le pegaban a los dos cuando eran niños. ``Nos pegaban sin tener ningún motivo'', dijo.

Un psicólogo subió al estrado de los testigos para hablar sobre el efecto del abuso infantil.

``Lo que hacen las personas que fueron abusadas cuando eran pequeños es convertir esos sentimientos en rabia, ira y violencia'', explicó el especialista.

Además de Poindexter, de 20 años, los otros hallados culpables son Nathan Walker Jr., de 19 años, y Jakaris Taylor, de 18 años.

El asalto a una madre y su hijo de entonces 12 años en su casa de West Palm Beach llamó la atención nacional de los medios de prensa.

La madre, entonces de 35 años, identificada públicamente sólo como Marie, acababa de regresar de trabajar entregando guías de teléfonos todo el día cuando un grupo de jóvenes le tocaron la puerta, diciéndole que se les había pinchado un neumático del automóvil, un pretexto para penetrar a la fuerza en la casa, armados y enmascarados, y exigirle a la mujer que les diera dinero. Poco a poco, la situación comenzó a empeorar, y la madre fue violada y sodomizada, y luego forzada a tener relaciones sexuales con su propio hijo.

En agosto, un jurado halló culpable a Walker de 11 delitos mayores, entre ellos allanamiento de morada, secuestro, cinco cargos de agresión sexual con uso de la fuerza, y obligar a la madre y al hijo a tener actos sexuales. Fue absuelto de otros tres cargos. Un jurado separado halló culpable a Poindexter de ocho cargos, entre ellos secuestro, allanamiento de morada, y agresión sexual, pero lo absolvió de otros cinco.

En septiembre, un jurado encontró culpable a Taylor de los 13 cargos que enfrentaba.

Un cuarto acusado, Avion Lawson, de 16 años, se declaró culpable de 14 cargos, y testificó en contra de los demás. Lawson será sentenciado en diciembre. Lawson identificó a otros dos agresores que no han sido acusados.

Las pruebas de ADN vinculan a Poindexter, Walker y Lawson a los delitos de que eran acusados.

  Comentarios