Sur de la Florida

Adolescente quemado por venganza pasará meses en hospital de Miami

Dr. Nicholas Namias, director del centro de quemados del Ryder Trauma Center de Miami, forma parte del equipo de médicos que estarán a cargo de Michael Brewer.
Dr. Nicholas Namias, director del centro de quemados del Ryder Trauma Center de Miami, forma parte del equipo de médicos que estarán a cargo de Michael Brewer. AP

Michael Brewer, el joven de 15 años que fue quemado por un grupo de rivales el lunes, permanecerá hospitalizado en el Ryder Trauma Center de Miami por meses, según indicaron los miembros del equipo médico a cargo de su caso, quienes también subrayaron que el adolescente sufrió serios daños en la cara y en las manos.

El Dr. Nicholas Namias, de la unidad de Quemaduras y Trauma del hospital Ryder, explicó hoy en una rueda de prensa que Michael Brewer tiene 65 por ciento de su cuerpo quemado y que fue probablemente su impulso de saltar a una piscina lo que le salvó la vida.

Los doctores mantiene la esperanza de que Michael pueda recuperarse de las lesiones, aunque namias subrayó que los próximos días serán críticos debido a la severidad de las quemaduras.

"El proceso de resucitación va tan bien como puede esperarse, pero no se puede decir que todo va a estar bien", dijo Namias. "Lo que le ha pasado [a Michael Brewer] es una cosa muy, muy terrible que cambiará su vida para siempre". agregó.

Namias, que trabaja en la unidad de Quemados del Ryder desde 1998, indicó que nunca había tratado quemaduras tan graves en una persona tan joven.

Explicó además que Michael permanece vendado y seguirá en la unidad de cuidados intensivos por los próximos meses.

Cinco jovencitos de secundaria más o menos de la misma edad de Michael Brewer han sido acusados formalmente de planear y ejecutar el ataque. Todos vivían a poca distancia unos de otros y según la Policía de Policía de Broward (BSO), asistían a la misma escuela, la intermedia Deerfield Beach.

Matthew Bent, de 15 años; Denver Colorado Jarvis, de 15 años; su hermano menor Jeremy Jarvis, de 13 años; Steven Shelton, de 15 años, y Jesus Mendez, también de 15 años, fueron acusados ante la corte del condado de Broward por asalto agravado. Mendez, quien fue el que prendió fuego a Michael Brewer, enfrenta además cargos por intento de asesinato en segundo grado.

El motivo: venganza por dinero que les debían por un juego de video y el intento frustrado de robarse la bicicleta del padre de Michael.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios