Sur de la Florida

Cubano condenado por error busca legalizarse en EEUU

Orlando Boquete se asea tras terminar su trabajo de jardinería en una casa en Cayo Marathon.
Orlando Boquete se asea tras terminar su trabajo de jardinería en una casa en Cayo Marathon. Ronna Gradus/Miami Herald

Orlando Boquete, refugiado del Mariel quien erróneamente fue encontrado culpable por asalto sexual y luego amenazado con ser deportado a Cuba, ahora intenta convertirse en residente permanente, lo cual le daría la oportunidad de solicitar ciudadanía.

Un abogado en Miami que representa a Boquete, quien reside en Cudjoe Key, presentó la solicitud a una agencia de inmigración del Departmento de Seguridad Nacional y ahora espera que su cliente reciba una tarjeta verde.

Si la solicitud fructifica, le daría la oportunidad a Boquete de vivir una vida más normal, liberado del purgatorio migratorio. Mientras permanezca en calidad de deportable, Boquete no puede viajar al exterior, obtener residencia o ciudadanía y podría verse a bordo de una vuelo de deportación a Cuba si se normalizan las relaciones con La Habana.

Aunque las deportaciones a Cuba se limitan actualmente a casos especiales, los esfuerzos del presidente Barack Obama para disminuir las tensiones con la isla han despertado en miles de cubanos considerados deportables un deseo de protegerse legalmente contra una posible expulsión del país.

"Yo estoy optimista, muy positivo, porque creo que inmigración va a tener compasión conmigo y darme la optunidad de ser residente y así poder organizar mi vida mejor'', dijo Boquete el miércoles a El Nuevo Herald.

Tal Winer, abogado de Boquete en la oficina de Miami del Centro de Apoyo al Inmigrante de la Florida, inició el proceso para la posible residencia el fin de semana pasado.

Winer envió por correo prioritario a la oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración dos solicitudes con las que Boquete espera regularizar su situación migratoria.

Las solicitudes incluyen un pedido de residencia permanente bajo auspicios de la Ley de Ajuste Cubano y un pedido de suspensión de las causas legales bajo las cuales Boquete podría resultar deportado. Estas incluyen las condenas por delitos que Boquete supuestamente cometió después de fugarse de la prisión donde cumplía injustamente la sentencia por el asalto sexual.

El paquete de solicitudes que envió Winer tambien incluía una carta a favor de Boquete de la ex secretaria del Departamento de Justicia, Janet Reno.

"Mientras que ninguna acción oficial puede regresarle esos años, permitirle ganarse la vida en su país adoptivo como residente permanente sin encarar una continua incertidumbre sobre el riesgo de ser deportado, es un paso importante'', escribió Reno.

Winer dijo que espera que le tome a la agencia de inmigración varios meses decidir el caso de Boquete.

El caso atrajo la atención en el 2006 cuando una prueba de ADN exoneró a Boquete de la condena de asalto sexual que se remontaba a 1983. Fue liberado con la ayuda de la organización Proyecto Inocencia, pero fue detenido nuevamente por las autoridades de Inmigración.

Finalmente, Boquete logró salir del centro de detención de la Avenida Krome luego de que sus abogados acordaron con funcionarios federales poner en suspenso el caso de deportación y aceptar la exigencia de que acudiera periódicamente a las autoridades de Inmigración para informar de su paradero.

  Comentarios