Sur de la Florida

El túnel: Miami enfrenta reto constructivo

La máquina quese utilizará en la excavación del túnel, similar a esta, será contruida en Europa.
La máquina quese utilizará en la excavación del túnel, similar a esta, será contruida en Europa. Cortesía de FDOT

Aunque el camino finalmente quedó despejado el jueves para la construcción del polémico proyecto del túnel al Puerto de Miami, no esperen que las excavaciones comiencen pronto.

La máquina que va a horadar el túnel aún no ha sido construida. Esa parte del proyecto se iniciará cuando el consorcio internacional seleccionado para realizar el plan ordene su construcción a fabricantes en Francia y Alemania.

Los detalles de cómo se construiría el túnel a un costo de unos $1,000 millones bajo la Bahía de Biscayne entre la calzada elevada MacArthur Causeway y el puerto, fueron revelados durante la ceremonia del cierre financiero del proyecto en la oficina del Departamento de Transporte de la Florida en Miami-Dade. Fue ahí donde funcionarios locales y estatales celebraron el paso que precede a la construcción.

"Finalmente se va a hacer'', afirmó visiblemente entusiasmado el alcalde de Miami-Dade Carlos Alvarez en su discurso durante la ceremonia. "Es un día para celebrar. Podemos dar un suspiro de alivio. Es un buen día para Miami y Miami-Dade''.

Alvarez emergió como héroe del proyecto tras rescatarlo a pesar de que unos meses antes la secretaria del Departamento de Transporte de la Florida, Stephanie Kopelousos, había decidido dar por terminado el arreglo y abrir de nuevo la licitación. Alvarez encabezó una delegación de emergencia a Tallahassee en abril y convenció a Kopelousos de mantener la licitación actual.

Un tropiezo de último minuto en septiembre puso en peligro el túnel cuando la Ciudad de Miami no entregó a tiempo una carta de crédito por $50 millones. Pero la Ciudad finalmente entregó el documento la semana pasada, dando luz verde al proyecto.

El siguiente paso importante es la fabricación del gigantesco taladro, una máquina que bien podría haber salido de una película de ciencia ficción sobre un viaje al centro de la tierra.

Gus Pego, jefe de la oficina de Miami del Departamento de Transporte de la Florida, dijo que proyecta contactar a la Junta Escolar del Condado para que le ayude a organizar una competencia entre escolares a fin de bautizar la máquina.

Funcionarios asociados con el proyecto revelaron que el equipo costará $40 millones, tendrá 41 pies de diámetro y altura y un largo de 480 pies. Será construido durante un período de 10 a 12 meses, pero no arribará a Miami hasta el 2011 porque deberá ser fabricado, probado y luego desmontado y puesto a bordo de un carguero. Luego de llegar a Miami el taladro será ensamblado de nuevo para empezar la excavación.

El túnel iría por debajo de la bahía del lado sur del MacArthur Causeway desde la isla Watson a la isla Dodge, donde está el puerto. La excavación sería por debajo del canal de navegación conocido como Government Cut, que tiene una profundidad de 36 pies.

El túnel consistiría de dos tubos de 41 pies de diámetro cada uno y con espacio para una carretera de dos vías, respectivamente, que conectaría al MacArthur Causeway con el boulevard del Puerto. La excavadora penetraría a una profundidad de 100 pies a través de la piedra caliza debajo del canal de navegación del puerto en la zona donde atracan los buques crucero.

"El proyecto es técnicamente arduo'', según un documento del Departamento de Transporte de la Florida que se encuentra en el sitio internet del plan --http://www.portofmiamitunnel.com/-- y que fue preparado para posibles licitadores.

"Los licitadores deberán desarrollar planes que se adapten a las diferencias en condiciones del lugar, la geología y la vegetación que cubre el suelo'', indica el documento.

La plataforma circular giratoria que excava la piedra y el sedimento no sólo horadará el suelo por el frente sino que por detrás montará los paneles de concreto reforzado que formarán las paredes del túnel.

Según funcionarios del transporte, la firma a cargo del proyecto planea comenzar la excavación desde la isla Watson Island, y horadar cada tubo en seis meses.

Antes de que comience la excavación del túnel, personal del proyecto empezará en unos siete meses la ampliación del MacArthur Causeway para así poder acomodar el incremento de tráfico.

Si todo sale como está previsto, la construcción tardaría 55 meses y el túnel bien podría estar abierto al tráfico para el 2014.

Uno de los objetivos principales del proyecto es atraer camiones de carga, y así disminuir la congestión en el centro de Miami.

Actualmente, los camiones contribuyen a la congestión del downtown al cruzar las calles del centro rumbo al puerto, después de bajar de las rampas de las carreteras de alta velocidad.

El túnel se convertiría en una extensión al puerto de la carretera estatal 836, la interestatal 395 y del MacArthur Causeway.

Funcionarios estatales del transporte han dicho que el precio de construcción del túnel sería de unos $610 millones, aunque un comunicado entregado en la ceremonia del jueves mencionó la cifra de $607 millones. Costos adicionales vinculados al proyecto podrían elevar el gasto final a cerca de $1,000 millones.

Los costos de la construcción serán compartidos entre el Departamento de Transporte de la Florida, la Ciudad de Miami y el Condado de Miami-Dade.

La parte estatal se estima en unos $457 millones, la del Condado en unos $402 millones y la de la Ciudad en unos $50 millones.

El estado también invertirá otros $250 millones para cubrir los costos de la operación y mantenimiento del túnel, durante las tres décadas que duraría la concesión otorgada al consorcio encabezado por la multinacional francesa de construcción Bouygues Travaux Publics.

La firma francesa ha construido decenas de túneles incluyendo la porción francesa del túnel que cruza el Canal de la Mancha.

  Comentarios