Sur de la Florida

Comerciantes protestan por reparaciones en calles de Doral

Según el Departamento de Obras Públicas condal, la instalación de un sistema de desagüe 
contra potenciales inundaciones fue contratado a un costo de $150,000.
Según el Departamento de Obras Públicas condal, la instalación de un sistema de desagüe contra potenciales inundaciones fue contratado a un costo de $150,000.

La excesiva prolongación del cierre de la intersección entre la avenida 107 y la calle 41 del noroeste está provocando pérdidas que superan los centenares de miles de dólares, denunciaron el viernes comerciantes de la zona.

Un grupo de empresarios y propietarios de comercios ubicados en Shoppes at Doral denunciaron que las reparaciones que tienen lugar en la avenida 107, a cargo de una empresa contratada por el Condado de Miami-Dade, está generando pérdidas que superan el costo de la obra.

Según el Departamento de Obras Públicas condal, la instalación de un sistema de desagüe contra potenciales inundaciones fue contratado a un costo de $150,000. De acuerdo con los empresarios, las pérdidas de la decena de locales ubicados en el centro comercial, superan largamente esa cifra.

"Desde que se iniciaron las reparaciones, las ventas en mis restaurantes han bajado un cien por ciento, con pérdidas que superan los $100,000'', aseguró Leopoldo Partidas, propietario de los restaurantes Mariachi's y Brasero's, ambos ubicados en el ala norte del centro comercial.

Además de los mencionados, los negocios afectados hasta ahora por las reparaciones son la Panadería Don Pan, la farmacia CVS, Doral Jewerly, Oxxo Cleaners, Angelo's Liquors Store, Winn Dixie's y la peluquería Giorgo's Studio, entre otros. Propietarios y gerentes de estos comercios protestaron en la intersección.

Los empresarios afectados dijeron que no descartan acciones legales para compensar las cuantiosas pérdidas que han sufrido.

Consultado sobre el tema, el alcalde de Doral, Juan Carlos Bermúdez, dijo que desde hace dos meses ha estado enviando cartas al condado para exponer el problema, pero no ha obtenido respuestas.

"Todos los residentes y comerciantes de mi ciudad van a tener mi respaldo'', dijo Bermúdez, que envió ayer a Betina Rodríguez, coordinadora de desarrollo económico de la ciudad, a escuchar las quejas de los empresarios.

"Estamos muy apenados porque el proyecto se ha demorado y ya tenemos tres semanas de atraso'', dijo a El Nuevo Herald Delfín Molins, vocero del Departamento de Obras Públicas del condado, en respuesta a las protestas de los comerciantes.

Molins explicó que una serie de imprevistos en los trabajos causó la demora.

"Hemos hecho muchas de estas obras a tiempo y sin problemas; pero da la casualidad que tuvimos que excavar más las zanjas, y las lluvias nos obligaron a detener los trabajos''.

Molins prometió que la obra va a estar concluida la semana entrante, "a más tardar antes del domingo 25 de octubre''.

  Comentarios