Sur de la Florida

Un cafecito de El Nuevo Herald para el lector

El director de El Nuevo Herald, Manny Garcia.
El director de El Nuevo Herald, Manny Garcia.

Trabajo en una de las redacciones más únicas, dinámicas y divertidas de Estados Unidos. Periodistas de nueve países producen este periódico para ustedes y presentan las noticias de última hora en elnuevoherald.com, todos los días, a todas horas.

Para que usted reciba El Nuevo Herald todos los días en su puerta o lo compre en su detallista favorito, tomamos cantidades industriales de café cubano. Incluso tenemos coffe editors: como Maru, Manuel, Oscar, Eileen. Ellos tienen otros deberes, desde redactores de mesa hasta asistentes administrativos, así que si el periódico le llegó tarde, es que a lo mejor nos quedamos sin café.

Este es mi séptimo mes como Director Ejecutivo de El Nuevo Herald, después de pasar la mayor parte de mi carrera en The Miami Herald.

Trabajo junto a 60 de los periodistas más talentosos que haya en cualquier parte. Nuestro pequeño grupo tiene representantes de todo el continente, desde el sur de la Florida hasta Colombia, Venezuela, Perú y Cuba.

Nuestra fuerza laboral tiene una capacidad incomparable para moverse en mundos diferentes, un activo invaluable en la región. Muchas veces, El Nuevo Herald tiene noticias de América Latina que no se conocen en la prensa local porque existen controles internos, ya sea oficiales o de los propios medios. Nuestros reporteros y fotógrafos cambian fácilmente del español al inglés y con frecuencia colaboran en los reportajes de The Miami Herald.

En la Redacción de El Nuevo Herald hay escritores, filólogos, poetas, un arquitecto, un geógrafo, así como expertos en cultura y artes, Twitter y Facebook.

La editora de la página en internet, Teresa Frontado, dirige nuestros esfuerzos en ese sector. Teresa traduce con frecuencia artículos del inglés para subirlos al sitio, o alerta a The Miami Herald sobre noticias de última hora, como la mañana en que Maurice Ferré anunció en La Kalle 98.3 FM que se postularía al Senado federal.

Nuestros reporteros son flexibles y dinámicos. Nuestros fotógrafos son tenaces y conocen la calle mejor que nadie.

Nuestros editores piensan en grande y asumen riesgos.

Por ejemplo, el reportero investigativo Gerardo Reyes recibió recientemente información de que las autoridades mexicanas habían descubierto una operación de tráfico humano en Cancún, en la que habían sido secuestrados varios inmigrantes cubanos, a algunos de los cuales los contrabandistas torturaron para que les pagaran.

Los traficantes les cortaron a los cubanos pedazos de orejas y enviaron las fotografías electrónicamente, junto con exigencias de rescate a sus familiares en Estados Unidos.

"Ningún medio había entrevistado a los cubanos'', dijo Reyes. "Y no había garantía de que pudiéramos hablar con ellos''.

El jefe de Información, Andrés Reynaldo, despachó a Reyes al día siguiente a Ciudad de México, adonde habían trasladado a los cubanos en espera de su deportación. Reyes llamó a una fuente que con frecuencia asiste a los inmigrantes cubanos que llegan a México, quien le dio un número telefónico del centro.

"El teléfono estuvo ocupado una hora y media'', dijo Reyes.

"Finalmente, un guardia contestó y llamó a gritos a uno de los balseros para que se pusiera al teléfono. Después de media hora, pude hablar con ellos''.

La insistencia de Reyes rindió frutos y pudo entrar al centro, donde entrevistó a tres de las víctimas y consiguió los números de teléfonos de sus familiares aquí.

Dos días después de las entrevistas, Reyes escribió un reportaje para la primera plana del diario. Y entonces el FBI comenzó a investigar.

"Esto es normal para nosotros, ningún tema nos intimida ni tenemos fronteras para cubrirlo, sea local o internacional," dijo Reyes, quien con frecuencia viaja por toda la región a impartir clases de periodismo investigativo.

Por su parte, Wilfredo Cancio Isla, nuestro veterano reportero especializado en Cuba, dijo: "Nunca es fácil. Cuba no nos otorga visas para reportar desde allí. Uno llama por teléfono y con frecuencia nos interrrumpen o impiden la comunicación. Nadie dice nada oficialmente cuando mencionamos a El Nuevo Herald. Pero incluso así sacamos los reportajes''.

El Nuevo es ahora tan popular en la isla que muchos están dispuestos a cambiar cuatro libras de aceite de cocinar por un ejemplar de la sección de Deportes. El titular en cubanet.org: El Nuevo Herald por 4 libras de grasa.

Nuestro periódico es como los CUC, la moneda convertible de la isla. Según Frank Correa, reportero de Cubanet, el Nuevo Herald vale la mitad de una chuleta de cerdo. Y esto es absolutamente cierto.

Con frecuencia, Cancio comparte información y notas sobre el tema de Cuba con Frances Robles, quien cubre los asuntos cubanos en The Miami Herald. Esa es la fuerza que beneficia a los lectores de ambos periódicos. Operamos independientemente uno del otro, pero nos beneficiamos de compartir información que, a su vez, beneficia a los dos grupos de lectores.

The Miami Herald publicó una serie sobre los aumentos de sueldo otorgados por Carlos Alvarez, alcalde de Miami-Dade. El Nuevo la tradujo y la publicó en primera plana. Y como El Nuevo Herald suele fijar el tono de la cobertura local de las estaciones de radio y televisión en español, el asunto cobró impulso y acaparó la conversación en todas partes.

Creemos en llevar a ustedes la verdad todas las mañanas. Y lo hacemos con un excelente diseño y una primera plana llena de notas interesantes. Esto es algo muy importante porque la mayoría de nosotros viene de países donde un titular equivocado puede significar la cárcel.

"Hay que pensar en el lector y en lo que realmente les interesa'', dijo Osmín Martínez, el Editor Jefe. "Y sobre todo, no tener miedo nunca''.

Mientras tanto, nos concentramos en las noticias locales mediante la ampliación de la cobertura en zonas como Hialeah y Doral, reportando sobre las elecciones municipales de Miami y Hialeah. La columna política de Bernadette Pardo (todos los sábados) es muy leída, y Manny García-Tuñón, nuestro columnista de pequeños negocios (todos los lunes), se ha convertido en un orador solicitado en eventos.

Nuestra página de internet recibe millones de visitas por mes --en su mayoría de América Latina y Cuba-- y la cantidad de visitantes locales únicos sigue aumentando.

Y siempre encontramos una excusa para otro cafecito.

El representante federal Mario Diaz Balart nos visitó recientemente para discutir temas de transporte.

"Tráigale un cafecito al representante''.

También nos visitó Juan Carlos Bermúdez, alcalde de Doral.

"Alcalde, aquí viene el cafecito''.

Este semana también nos visitó el Dr. Mark Rosenberg, presidente de la Universidad Internacional de la Florida.

"Doctor, un cafecito para usted''.

Tenemos por delante un futuro fantástico y queremos que usted sea parte de él. Si tiene alguna pregunta o duda, llámeme al (305) 376-3445 o envíeme un mensaje electrónico a magarcia@elnuevoherald.com.

  Comentarios