Sur de la Florida

Reabre en Florida programa prepagado de universidades

IMAGEN DEL Recinto Biscayne Bay de FIU. Las autoridades universitarias de la Florida planean aumentar la matrícula 15 por ciento, pero los alumnos también tendrán más ayuda financiera.
IMAGEN DEL Recinto Biscayne Bay de FIU. Las autoridades universitarias de la Florida planean aumentar la matrícula 15 por ciento, pero los alumnos también tendrán más ayuda financiera. The Miami Herald

Invierta hoy y ahorre cientos de dólares de matrícula mañana. Esa es la esperanza de muchos padres interesados en inscribir a sus hijos en el programa de matrícula prepagado del estado, que comienza el lunes.

Desde el lunes hasta el 31 de enero, a los padres que se matriculan en el Programa Prepagado de la Florida se les fija el precio de las matrículas del 2009-10 en las universidades estatales y comunitarias de la Florida, sin importar cuánto tiempo falta para que sus hijos ingresen a la universidad. Los que se inscriban el primero de febrero o después tendrán que pagar el costo de la matrícula correspondiente al curso 2010-11.

El precio de la matrícula por lo general aumenta 6 por ciento cada año. Este año, las universidades públicas de Nueva York recibieron permiso para aumentar el costo de la inscripción hasta 15 por ciento para compensar las reducciones en los fondos federales y estatales.

La Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Universidad de la Florida (FU) ya tomaron medidas similares.

"El costo de la educación superior sube más rápido que la inflación'', dijo Susan James, portavoz de la Junta de Educación Universitaria Prepagada de la Florida.

"Este es el momento natural de fijar el costo de la matrícula sin tener que preocuparse por aumentos en el futuro''.

Desde 1988 el programa ha vendido más de 1.4 millones planes de matrículas prepagadas en la Florida, que los padres, guardianes o familiares pueden pagar de una vez o a plazos mensuales. Aproximadamente uno de cada 10 niños nacidos está cubiertos por el plan, que los padres pueden comprar tan pronto nazcan sus hijos o cuando lleguen al tercer año de secundaria (grado 11).

Si el joven opta por estudiar en una escuela privada o fuera del estado, el dinero se devuelve o se puede transferir a la escuela escogida. También un estudiante que se gane una beca puede utilizar dinero del plan para otros gastos, como libros o alquiler de dormitorios.

"El plan prepagado está garantizado por el estado. Cuando se compra siempre está ahí para el alumno'', dijo James. "Una beca, como la Bright Futures, no invalida el plan. Sirve de complemento''.

A medida que los costos siguen aumentando en todo el estado, la matrícula promedio en la Florida todavía es casi la mitad de lo que otros alumnos pagan en el resto del país. La matrícula en las escuelas públicas de la Florida fluctúa entre $3,700 y $3,900 al año, pero el promedio nacional es $6,585, según la Junta de Universidades.

Para acomodar las diferentes necesidades financieras y educativas, el plan prepagado ofrece cuatro variantes:

* Pagar la matrícula de dos años en una universidad comunitaria.

* Pagar cuatro años en una universidad.

* Pagar una combinación de dos años en una universidad comunitaria y dos años en una universidad pública.

* Abrir una cuenta separada, libre de impuestos, para guardar dinero para gastos futuros de enseñanza superior, como libros y vivienda.

Esta última opción existe porque, incluso si los padres pueden fijar el precio de las matrículas con el plan prepagado, la matrícula es solamente parte del costo total de una carrera. Hay otros gastos que no pueden fijarse desde ahora, como dormitorios, laboratorios, libros de texto y comidas. "La matrícula es solamente el 16 por ciento del costo total de una carrera'', dice James. "Nunca es demasiado temprano para planear el futuro''.

  Comentarios