Sur de la Florida

Impactante video muestra por qué conducir adormilado cuadruplica el riesgo de sufrir un accidente

¡Advertencia, el sueño puede ser perjudicial para su salud!

Un estudio que revela que los accidentes causados por la somnolencia son ocho veces más alto de lo que las autoridades federales estiman.
Up Next
Un estudio que revela que los accidentes causados por la somnolencia son ocho veces más alto de lo que las autoridades federales estiman.

El sueño puede ser perjudicial para su salud, particularmente si se encuentra detrás del volante. La Asociación Estadounidense de Automovilistas (AAA) presentó un estudio que revela que los accidentes causados por la somnolencia tienen una incidencia ocho veces mayor que las estimaciones oficiales.

La investigación más exhaustiva sobre conducir con somnolencia jamás realizada en Estados Unidos, que incluyó cámaras dentro de los autos, descubrió que cerca del 10 por ciento de los accidentes automovilísticos tienen relación con el cansancio del conductor.

La dificultad en detectar la somnolencia después de un choque hace que conducir en esas condiciones sea uno de los problemas de seguridad del tráfico menos reportados, pero la nueva investigación proporciona un análisis sin precedentes mediante videos de un Drive Cam de más de 700 accidentes, confirmando que el peligro de conducir soñoliento se dispara por encima de las estimaciones oficiales.

“Conducir en estado soñoliento es un problema de seguridad vial más grande de lo que muestran las estimaciones federales. Los conductores que no duermen lo suficiente están poniendo en riesgo a todos en la carretera. Al llevar a cabo un análisis en profundidad utilizando video, ahora podemos evaluar mejor si un conductor estaba fatigado en los momentos previos a un accidente”, dijo David Yang, director ejecutivo de la Fundación AAA para la Seguridad del Tráfico.

En el estudio, los investigadores examinaron las caras de los conductores en los tres minutos previos a un accidente, mediante el video. Utilizando una medida científica que vincula el porcentaje de tiempo en que los ojos de una persona están cerrados a su nivel de somnolencia, los investigadores determinaron que el 9.5 por ciento de todos los choques y el 10.8 por ciento de los accidentes que resultaron en daños significativos a la propiedad involucraron la somnolencia.

Las estimaciones federales indican que la somnolencia es un factor en solo 1 por ciento o 2 por ciento de los accidentes.

Para el estudio financiado con fondos federales se reclutaron a 3,593 conductores de seis áreas de Estados Unidos que fueron monitoreados continuamente utilizando video en el vehículo y otros equipos de recolección de datos mientras conducían sus autos por un período de varios meses.

Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) dicen que el 35 por ciento de los conductores estadounidenses duermen menos del mínimo recomendado de siete horas diarias.

En una reciente encuesta relacionada con la Fundación AAA, casi todos los conductores (96 por ciento) dicen que consideran el conducir con somnolencia una amenaza grave para su seguridad y un comportamiento completamente inaceptable.

Sin embargo, el 29 por ciento admitió haber conducido cuando estaba tan cansado que le costó mantener los ojos abiertos en algún momento del mes anterior.

“A medida que muchos de nosotros luchamos por equilibrar nuestros apretados horarios, perderse algunas horas de sueño cada día a menudo puede parecer inofensivo”, dijo Amy Stracke, directora general de Consultoría de Seguridad de Tránsito de AAA Group. “Pero perder dos o tres horas de sueño puede más que cuadruplicar el riesgo de un choque”.

Conocer las señales de advertencia de somnolencia puede ayudar a los conductores a evitar quedarse dormidos detrás del volante. Los síntomas más comunes incluyen tener problemas para mantener los ojos abiertos, estar a la deriva en su carril y no recordar las últimas millas recorridas.

Los conductores, sin embargo, no deben confiar en sus cuerpos para que les proporcionen las señales de advertencia de somnolencia y en su lugar deben priorizar dormir por lo menos siete horas antes de salir a la carretera.

“El único antídoto para la somnolencia es el sueño. Las tácticas a corto plazo como beber café, cantar (…) no funcionarán. La necesidad de dormir eventualmente anulará los intentos de su cerebro para mantenerse despierto”, advirtió Matt Nasworthy, consultor de Seguridad de Tránsito de AAA.

La AAA recomienda a los conductores manejar cuando están normalmente despiertos; evitar las comidas pesadas y los medicamentos que causan somnolencia u otras deficiencias.

Para viajes más largos, los conductores deben programar un descanso cada dos horas o cada 100 millas y viajar con un pasajero alerta y tomar turnos para conducir. También se recomienda no subestimar el poder de una siesta rápida, de por lo menos 20 minutos y no más de 30 minutos, lo que puede ayudarlo a mantenerse alerta en el camino.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog.

  Comentarios