Sur de la Florida

Lista la Terminal Norte del Aeropuerto Internacional de Miami

Programada originalmente para inaugurarse en el 2006 a un costo de menos de $975 millones, el proyecto de la Terminal Norte, que ya va por $2,900 millones, no se completará totalmente hasta marzo del 2011.
Programada originalmente para inaugurarse en el 2006 a un costo de menos de $975 millones, el proyecto de la Terminal Norte, que ya va por $2,900 millones, no se completará totalmente hasta marzo del 2011.

Catorce años después de ser concebida y $2,000 millones por encima de lo presupuestado, la casi mítica Terminal Norte del Aeropuerto Internacional de Miami finalmente abrirá sus puertas al público la próxima semana.

La estructura, en lo fundamental un corredor de más de una milla de largo, coloca los mostradores de American Airlines más cerca de la entrada, lo que reduce enormemente la distancia que los viajeros tienen que caminar desde donde llegan hasta el mostrador y desde el mostrador a las puertas de salida.

"Hemos soñado mucho con este día'', afirmó Juan Carlos Arteaga, director de proyectos del Condado Miami-Dade, cuando dirigía a numerosos periodistas corredor arriba y abajo el viernes por la mañana.

Para muchos, el sueño ha sido más bien una pesadilla.

Programada originalmente para inaugurarse en el 2006 a un costo de menos de $975 millones, el proyecto, que ya va por $2,900 millones, no se completará totalmente hasta marzo del 2011.

Todavía quedan por instalar, entre otras cosas, un tren automatizado, de $135 millones, que correrá sobre el techo de la nueva terminal. El tren estaba listo en el 2005, pero Miami-Dade tenía que pagar al fabricante japonés $54,000 al mes para ‘‘ejercitar'' los vagones, con el fin de evitar que la goma de las ruedas y los sistemas eléctricos se deterioraran con las demoras.

Este cargo se convirtió en la burla de todas las reuniones en el gobierno condal, donde sus defensores y críticos se unieron para maravillarse con un proyecto que comenzó a parecer un hueco negro financiero.

"Este es el programa más difícil en que he trabajado'', afirmó Carl Zimmerman, gerente de programa de Jobe Inc., con sede en California y uno de los contratistas encargados de completar la construcción, después que otro equipo de administración dirigido por American Airlines se disolvió en medio de una ola de demandas por las demoras y los gastos adicionales.

Zimmerman amplió que tuvo que enfrentarse a un amasijo de cables y tuberías de agua subterráneos, peligrosos y mal documentados, mientras trataba de no dañar nada importante. "Tuvimos que construir un aeropuerto dentro del aeropuerto y no interrumpir las operaciones'', explicó. "Era como tratar de devolver a su estado natural una fuente de fideos hervidos'', agregó.

Sensible a la dolorosa historia del proyecto, Arteaga trató el viernes de mostrar un tono más optimista, alabando la inauguración de la próxima semana como una oportunidad de comenzar a crear "nuevos recuerdos'' en la Terminal Norte.

"La Opera de Sidney [en Australia] estuvo 1,300 por ciento sobre su presupuesto original'', señaló. "Todas las grandes edificaciones cuestan más de lo proyectado''.

Pero no espere que la Terminal Norte desplace pronto a las postales de South Beach. Parece exactamente lo que es: una larga fila de mostradores de aerolíneas. El mayor beneficio es que están muy cerca de una fila igualmente larga de puertas de salida, que comenzaron a operar en mayo del 2008.

Los pasajeros de American Airlines por el momento tienen que soportar una larga y pesada caminata de los mostradores hasta las salidas.

El primer punto de control de seguridad de la nueva terminal comenzará a operar el jueves, indicó Greg Chin, portavoz del Aeropuerto Internacional de Miami.

"Esto representa una gran mejora en las operaciones y solucionará las quejas de tener que caminar más de una milla'', comentó Arteaga con una sonrisa de satisfacción.

  Comentarios