Sur de la Florida

Miami: electores apuestan al liderazgo de Regalado

roberto koltun/el nuevo herald

En medio de la polémica sobre el futuro de las finanzas municipales y la necesidad de hacer más con menos, Miami salió tímidamente el martes a las urnas para elegir como alcalde al cubanoamericano Tomás Regalado, un veterano comisionado y figura popular del periodismo hispano.

"Creo que para un Pedro Pan hacer una marca que sea permanente en la capital de los exiliados cubanos es uno de los logros más importantes que se puede obtener'', dijo Regalado visiblemente emocionado, poco después de conocer los resultados.

Regalado, que llegó de Cuba a los 14 años, en 1962, celebró su victoria junto con sus correligionarios en la iglesia Nuestra Señora del Líbano, en Coral Way y la avenida 19 del suroeste.

Pese al marcado ausentismo de votantes, Regalado obtuvo el 71.67 por ciento del sufragio total. Su rival en la boleta, el ex policía estatal y presidente de la Comisión, Joe Sánchez, de 44 años, alcanzó 28.33 por ciento de los votos válidamente emitidos.

Sánchez aceptó la derrota y manifestó su agradecimiento a todos los que apoyaron su candidatura en nombre del progreso.

"Respeto la decisión de los votantes y estoy orgulloso de la campaña que hicimos. Ahora la gente no lo entiende, pero después se darán cuenta. Regalado va a seguir criticando a Manny Díaz por los próximos cuatro años'', apuntó Sánchez. "Me siento bien porque he dado otra opción de progreso a esta ciudad. Ahora me dedicaré a mi familia y a aumentar mi capital''.

Miami enfrenta una de las mayores crisis financieras de su historia municipal. La coyuntura coloca a Regalado en la obligación de inyectar cambios urgentes en la dirección del ayuntamiento y la necesidad de sentarse en la mesa de negociaciones con los poderosos sindicatos para evitar el desbalance presupuestario, que podría ascender el próximo año a $118 millones.

El miércoles, Regalado, de 62 años, adelantó lo que serían sus primeros pasos cuando tome posesión el 11 de noviembre.

"Abordaremos el tema de las pensiones, trabajaremos en un código de ética e iniciaremos un proceso de transparencia para mostrarle al pueblo dónde y cómo se gasta el dinero''.

La renegociación de los términos de las pensiones es uno de los grandes retos del alcalde electo, pues suman aproximadamente $166 millones para el 2009 y el 2010.

"Tengo mucha fe en Regalado'', dijo Oliveyda Laguna, de 39 años, quien votó en el precinto electoral instalado del ayuntamiento de Miami y se mostró feliz con la idea de tener a su favorito en el sillón municipal.

"Veo en él la experiencia de haber trabajado muchos años por el pueblo. Lamentablemente el calor ha sido más fuerte que la asistencia de hoy, pero no importa; espero que Regalado nos ayude a mejorar'', precisó.

Regalado, de hablar pausado y mirada atenta, se convirtió en una voz crítica en el seno de la Comisión, objetando varios proyectos del saliente alcalde Manny Díaz. Entre dichos proyectos se cuentan el plan de construcción del estadio para los Marlins de $642 millones en La Pequeña Habana y la reforma al viejo código de zonificación de la ciudad, Miami 21.

"El nos ha defendido en la Comisión. Y en la alcaldía va a seguir haciéndolo'', expresó Angela Ramírez, una contadora de 31 años que votó al mediodía en la Iglesia Luterana de Miami, ubicada en la intersección de Brickell y la avenida 17, en el downtown.

"El señor Regalado habla por los pobres'', añadió Ramírez, mientras una veintena de personas agitaban pancartas a mitad de calle con el nombre de sus favoritos.

Para los correligionarios de Sánchez, la derrota en las urnas no fue vista como tal, sino como un paso más en el proceso de maduración de un político con futuro.

"Si pierde Joe ha perdido Miami porque es una ciudad estancada, en la quiebra, que necesita sangre joven para levantarla. Pero de todas formas le ha dado mucha experiencia. Joe ha aprendido'', dijo Marina Ojeda, de 53 años, quien junto a otro grupo de vecinos del suroeste de la ciudad se reunieron en la tienda de campaña de Sánchez, en 1271 Coral Way.

Generalmente las elecciones municipales no son partidistas y muchas veces son definidas por factores de interés común, como el temor de los vecinos al crecimiento desmesurado, el desempleo o el aumento en los impuestos a la propiedad.

Esta jornada no ha sido la excepción.

La victoria de Regalado, además de histórica, capitaliza para algunos observadores el descontento popular debido a la agudización de la crisis de la vivienda, la mala situación de las finanzas municipales y el descenso en la calidad de vida de los residentes.

Darío Moreno, director del Centro Metropolitano de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), atribuyó el triunfo de Regalado a la importancia del voto hispano a escala local y a la incapacidad de Sánchez para convencer en las últimas dos semanas al electorado joven, anglo y afroamericano.

"La apatía electoral tiene que ver con la ausencia de ese sector. Ha sido el voto hispano el que la ha dado mayoría a Regalado'', indicó Moreno.

Otro asunto pendiente que tendrá que abordar el futuro alcalde son los jugosos salarios de más de $100,000 que devenga la mitad de los empleados municipales y otros altos ejecutivos vinculados a la administración.

Regalado ocupó el cargo de comisionado por primera vez en 1996, en medio de un hoyo deficitario en las arcas municipales de $68 millones. El descalabro de los libros contables originó la intervención del estado floridano y la destitución de funcionarios.

El municipio de Miami emplea alrededor de 3,695 empleados. Pero Regalado, que defiende la idea de un gobierno de puertas abiertas al vecindario y una meticulosa libreta de gastos, ha dicho que buscará la eficiencia en cada rincón de la ciudad.

"Nos hemos encontrado con manifestaciones de cariño a través de la ciudad de Miami. Y con ese cariño vamos a tratar de recuperar la ciudad y la confianza de los residentes'', comentó Regalado.

Cinco décadas después de haber llegado a Estados Unidos, Regalado queda al frente de una de las ciudades emblemáticas de la costa este de la nación, con una reconocida proyección internacional en diversos rubros, entre ellos el turismo y el comercio.

"El poder llegar a una posición tan importante después de haber venido desposeído y desorientando sin hablar inglés, significa que cualquiera puede tener acceso al sueño americano'', dijo Regalado.

En otros resultados Frank Carollo ganó la contienda en el Distrito 3 con 52,213 por ciento de los 8,190 votos escrutados. Mientras, en el Distrito 4 habrá una segunda vuelta para definir al ganador entre Francis Suárez, que obtuvo el 44.91 por ciento, y Manolo Reyes, con el 40.35 por ciento.

En el Distrito 5, la titular Michelle Spence-Jones consiguió una cómoda victoria con el 82.71 por ciento de los votos.

En Miami Beach, la alcaldesa Matti Herrera Bower ganó con 76.83 por ciento de la votación. En el Distrito I de esta ciudad Jerry Libbin registró 83.37 por ciento. Los grupos II y III irán a segunda vuelta el 17 de noviembre.

El reportero de El Nuevo Herald Daniel Shoer y la colaboradora Annette López-Muñoz contribuyeron a esta información.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios