Sur de la Florida

Regalado pareció festejar en el Versailles su triunfo electoral

Tomás Regalado conversa con una de sus seguidoras en el restaurante Versailles.
Tomás Regalado conversa con una de sus seguidoras en el restaurante Versailles. el nuevo herald

Los políticos miamenses tienen reglas que cumplir el día de las elecciones: fotografiarse mientras votan y visitar el Versailles, el restaurante cubano designado de los candidatos.

Aunque a los centros de votación todavía les faltaban siete horas para cerrar el martes cuando Tomás Regalado entró al Versailles, parecía que había comenzado la celebración de la victoria.

Una larga procesión de personas conocidas se acercaron a estrecharle la mano, abrazarlo, darle palmadas en la espalda o susurrarle algo al oído.

"Tomasito'', le decía uno detrás de otro.

Jorge A. Plasencia, presidente de República, una firma de relaciones públicas y fundador de Amigos for Kids, acudió a presentarle sus respetos. Lo mismo hizo su compañero de almuerzo, Alfredo Mesa, ex director ejecutivo de la Fundación Nacional Cubano Americana y ahora vicepresidente de Dutko Worldwide, una firma de cabildeo y asesoría.

William Alexander, presidente de la Cámara Hispana de Comercio Estados Unidos, también hizo escala en el Versailles. "En lo que te pueda ayudar''.

A varias mesas de distancia estaba su oponente, Joe Sánchez, presidente de la Comisión de Miami, junto con su gerente de campaña, José "Pepe'' Riesco, y varios partidarios. La mesa estaba junto al pasillo que lleva al enorme salón de la parte trasera, donde estaban Regalado y sus seguidores.

"Seguiremos trabajando duro'', dijo Sánchez, mientras terminaba un plato de camarones enchilados. "No nos daremos por vencidos''.

Nadie en la mesa pronunció palabra.

Mesa se detuvo y le deseó buena suerte a Sánchez: "Joe ha trabajado muy duro. Ha sido un buen amigo. Los dos son buenas personas''.

Regalado tenía una sensación de victoria fácil y una encuesta del Centro Metropolitano de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) lo había pronosticado. A Regalado incluso se le fue la lengua cuando un reportero de El Nuevo Herald le preguntó por sus planes futuros.

"El 11 de noviembre juro el cargo'', dijo.

Antes de discutir sus planes, Regalado esperó largo rato por su pedido: un sándwich Elena Ruz -- pavo con queso crema y mermelada de fresa -- dos croquetas y té frío.

"Lo que no me gusta del Versailles es que se demoran mucho en servir'', dijo Regalado.

Raquel Regalado, su hija, le dijo: "Papá, tienes que venir aquí. Es un rito de pasaje''.

Desde las mesas cercanas observaban al grupo de Regalado: sus hijos, Tommy y José; el senador floridano Rudy García y Pat Santangelo, teniente retirado de la Patrulla de Carreteras de la Florida (FHP).

Darío Moreno -- director del Centro Metropolitano del FIU -- almorzaba con Ray Flores, presidente de la junta directiva del Centro Metropolitano, y Hugh Cochran, presidente de Campaign Data. Los tres hombres se turnaron para saludar a Regalado.

Moreno, observador del panorama político miamense, pronosticó que Regalado se centrará más en los servicios básicos que en tratar de concretar una visión ambiciosa como la de Manny Díaz.

"La gente está cansada del estadio de pelota y del túnel'', dijo Moreno "Quieren buenos servicios, calles limpias. Espero que las cosas se calmen relativamente los próximos cuatro años''.

Moreno dijo que cree que la Comisión de Miami tendrá el poder real, especialmente el comisionado Marc Sarnoff. "No importa si lo quieren o lo odian, es el más listo''.

Regalado dijo que ningún proyecto grande avanzará sin un voto, revisará todos los gastos municipales en busca de despilfarro, creará más transparencia en las decisiones del gobierno municipal y establecerá una oficina que atienda los asuntos de los ciudadanos.

Un cambio que le gustaría ver es que John Timoney, jefe de la Policía de Miami, se retire, alegando que la moral en la Policía no es buena.

A Timoney, un jefe policial sin pelos en la lengua, se le acredita ampliamente haber controlado el historial de la policía miamense de disparar contra la ciudadanía.

La Policía de Miami estuvo 23 meses sin un tiroteo que involucrara a la entidad, entonces hubo un par de ellos, antes de otro año sin incidentes. Timoney se vio afectado por una controversia debido al uso gratuito de un vehículo de Lexus of Kendall.

Timoney no devolvió una llamada a su oficina.

Regalado manifestó que se reduciría su pensión en un 25 por ciento como una señal para que los sindicatos siguieran su ejemplo. Agregó que ha creado un comité de transición formado por Horacio Stuart Aguirre, el hijo del fundador del Diario las Américas; la empresaria María Camila Leiva, quien anteriormente integró una junta de supervisión financiera de Miami; Karen Aronowitz, presidenta del sindicato de maestros United Teachers of Dade (UTD), ySantangelo.

A la entrada del restaurante, dos trabajadoras de campaña de Regalado -- Villy Navarro y Celina Ordóñez -- entregaban tarjetas a los clientes.

"Vota por Tomasito'', les decía Ordóñez.

  Comentarios