Sur de la Florida

Miami es un gran reto para el alcalde Regalado

El nuevo alcalde de Miami, Tomás Regalado, saluda al oficial de la policía de Miami Freddie Cruz, en las afueras del restaurante Versailles, el martes 3 de noviembre.
El nuevo alcalde de Miami, Tomás Regalado, saluda al oficial de la policía de Miami Freddie Cruz, en las afueras del restaurante Versailles, el martes 3 de noviembre. roberto koltun/el nuevo herald

Para cumplir su promesa de sacar a Miami de una de sus más profundas crisis, Tomás Regalado tendrá que reinventar la estructura financiera de la Ciudad y reinventar sus alianzas en la Comisión. En cierto modo, a juzgar por la opinión de los expertos, también tendrá que reinventarse a sí mismo.

Regalado, un cubanoamericano de 62 años y el comisionado de mayor antigüedad en el ayuntamiento, venció el martes con más del 71 por ciento de los votos a su contrincante Joe Sánchez. Pero su holgada victoria podría ser el inicio de un camino repleto de obstáculos.

"Primero tenemos que ver hasta qué punto hay simpatías en la comisión'', dijo Carlos McDonald, un analista político del sur de la Florida.

Dos de los tres escaños de la comisión del municipio --el Distrito 3 y el Distrito 5-- se decidieron en primera vuelta. En el Distrito 3 ganó Frank Carollo, hermano del ex alcalde Joe Carollo, mientras que en el Distrito 5, la titular Michelle Spence-Jones logró la reelección.

Sin embargo, en el Distrito 4, la cuna política de Regalado, el asunto se decidirá en una elección de desempate el próximo 17 de noviembre debido a que ninguno de los dos candidatos con mayores votos acumulados, Francis Suárez y Manolo Reyes, alcanzó más del 50 por ciento del favor de los electores.

La coyuntura abre las compuertas a la búsqueda de alianzas con Regalado, en un momento en que a cualquiera de los dos candidatos no le vendría mal tener al alcalde de su parte.

"Somos similares'', comentó Suárez, un abogado de 32 años e hijo de Xavier Suárez, un ex alcalde de Miami. "Regalado ha sido una fuerza de oposición contra los excesos, igual que yo. Pensamos de la misma forma y los temas que he formulado han salido en base a consultas con los votantes, tal como Regalado ha hecho a través de los años. Somos afines''.

Mientras, Reyes aseguró que podía trabajar en el mismo equipo con el flamante alcalde porque las agendas políticas de ambos coinciden en un objetivo común: la mejora de la calidad de vida de los residentes.

"Estoy en la misma línea'', indicó Reyes.

McDonald dijo que había que esperar a ver qué decisión tomaría Regalado, ya que a fin de cuentas en política nada está dicho. Y menos en Miami.

"Hay que esperar qué hace Regalado, porque si no quiere tomar partido, entonces está diciendo que está dispuesto a trabajar con quien gane'', indicó.

La composición de la comisión de Miami no deja mucho espacio para pensar en un alcalde fuerte. Pudiera esperarse que Angel González, comisionado del Distrito 1, se uniera a Regalado. También sería posible que Marc Sarnoff, comisionado del Distrito 2, estuviera dispuesto a apoyar al nuevo alcalde. Pero está por verse la reacción de Frank Carollo en el Distrito 3, y la de Spence-Jones en el Distrito 5.

"Podría decirse que será su primer reto político, porque entre Angel González y los otros dos comisionados nuevos, Regalado tendrá que encontrar un par de votos más. Obviamente necesita poder para gobernar, con la burocracia puedes lograr un porcentaje, pero el resto tiene que venir del apoyo del grupo legislativo'', dijo el especialista en sondeos de opinión Sergio Bendixen.

Bendixen calificó la victoria de Regalado como un triunfo del exilio histórico, pese a la discusión actual que existe sobre el cambio generacional de los cubanoamericanos y la presencia masiva de nuevas comunidades de inmigrantes en el sur de la Florida.

"Miami ha vivido ciclos. Y ahora viene la reacción de un período, de una etapa distinta en que la prioridad son los vecindarios. Los votantes sabían muy bien lo que estaban haciendo'', agregó.

Otros observadores y expertos como Frank Resillez aseguraron que Regalado tiene suficiente experiencia en el terreno municipal para garantizar equilibrio y gobernabilidad a fondo, independientemente del hecho de que no quiera saber nada de grandes proyectos o planes millonarios al estilo del saliente alcalde Manny Díaz.

"Va a ser un poco difícil para Regalado gobernar con este tipo de personas que van a entrar en la Comisión de la Ciudad de Miami, pero él está acostumbrado'', indicó Resillez. "Como miembro de la comisión tuvo que vivir como el patito feo. Fue el voto discordante, el opositor y minoritario. Gobernar cuesta arriba no le significa trabajo, lo ha hecho toda su vida''.

Resillez añadió que Regalado tiene un historial de ir contra la corriente y sobrevivir de esa forma.

"Así que en realidad no lo veo como un reto que no pueda sobrepasar''.

Finalmente, el analista Fernand Amandi dijo que el éxito que pueda alcanzar Regalado en encontrar alianzas y armonizar ideas en la comisión terminará siendo el termómetro perfecto para medir su poder de convicción y acercamiento a los comisionados.

"Será una prueba de las habilidades políticas y del liderazgo de Regalado, porque estamos hablando de un cargo completamente distinto al que ha estado acostumbrado en los últimos 13 años, que es haber sido algo así como el opositor permanente'', opinó Amandi. "De cierta manera tendrá que ser una reinvención de Tomás Regalado''.

  Comentarios